El Mundo de la Energía
Viernes 3 Julio 2020 11:21:11 PM

Maduro se debate entre desmontar subsidio a la gasolina según modelo de Irán o venderla mediante sorteos

Maduro: “Mucha gente me propone y estoy de acuerdo que la gasolina hay que cobrarla” (Foto PDVSA)

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, nuevamente vuelve asomar la posibilidad de aumentar el precio de la gasolina en Venezuela y reducir el subsidio de los combustibles que genera pérdidas anuales para Petróleos de Venezuela (PDVSA) por el orden de 9.000 millones de dólares. Lo ha hecho varias veces y una sola vez ha concretado la medida: en febrero de 2016 cuando las tarifas en bolívares de 91 y 95 octanos las aumentó en 1.328% y 6.085%, respectivamente, pero ahora plantea que el cobro se haga en dólares; y uno de lo que está ganado a que el precio cubra los costos es el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, aunque manteniendo un subsidio para transportistas y motorizados que se pagaría a través del Carnet de la Patria.
“La gasolina que hemos traído del exterior, de Irán y de otros países, la hemos pagado con dólares y  mucha gente me propone y estoy de acuerdo que la gasolina hay que cobrarla y estoy dirigiendo un equipo especial de consultas nacionales, de especialistas para ver el monto del cobro de la gasolina que vendrá dentro del plan de normalización y regularización”, dijo Maduro. “Pido todo el apoyo y la comprensión de Venezuela, sobre todo después de haber pasado la roncha de estos dos meses cuando el gobierno de Estados Unidos logró quitarnos los insumos y la gasolina que venía a Venezuela en barco”, acotó.
Los estudios que está tomando en cuenta el ministro El Aissami, de acuerdo a lo que informó una fuente, incluyen la revisión de los aciertos y errores del desmontaje progresivo del subsidio a la gasolina que se hizo hace más de 10 años en Irán durante el gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, medida que en su momento recibió reconocimiento y fue documentado por técnicos del Fondo Monetario Internacional.
“La forma como Irán mantuvo parte del subsidio para un sector vulnerable de la población se hizo a través de transferencias monetarias que semejan al que tenemos con el Carnet de la Patria, pero es un esquema que no se monta de un día para otro y requiere tiempo. Por ahora solo está en estudio y eso se ha venido haciendo desde que estaba el presidente Hugo Chávez junto a otras opciones”, dijo la fuente oficial.
El plan de desmontaje del subsidio en Irán no se ha cumplido como fue establecido, lo que ha llevado a críticas por parte de las evaluaciones que realiza el FMI. Incluso, ha habido momentos que por razones políticas parte de los avances hechos en reducir el subsidio se han revertido.
En las discusiones que están a consideración de la Comisión de Reestructuración, Rescate y Defensa de la Industria Petrolera Venezolana, que preside El Aissami, también está la de establecer una tarifa diferenciada: una que cubra el costo de  importación y otra dirigida a sectores prioritarios, pero esta opción intensifca el comercio ilegal y el contrabando. También se ha planteado retomar el proyecto del gas natural vehicular (GNV), que se inició a mediados de los años 90 durante el segundo gobierno de Rafael Caldera y se avanzó parcialmente al inicio de la administración de Hugo Chávez, pero después de abandonó por el congelamiento del precio de la gasolina por más de 15 años.
En PDVSA se recuerda que el presidente Maduro hace cuatro años, a diferencia de Chávez, sí aceptó elevar el precio de la gasolina de 95 octanos de 0,09 a 6 bolívares fuertes y la de 91 octanos de 0,071 a 1 bolívar. “Si se quiere cubrir los costos de importación y evitar el contrabando tendríamos que venderla al menos entre 60 y 70 centavos de dólar por litro”, dijo la fuente.

El bingo de “la bomba”

En medio de esta discusión que se está dando en el Ejecutivo nacional sobre el tema de la gasolina, en el Ministerio de Petróleo y en PDVSA se sorprendieron cuando vieron al gobernador del estado Portuguesa, Rafael Calles, anunciar a través de sus redes sociales que la venta de gasolina en esa región se continuaría rigiendo por el último número de la matrícula o placa del vehículo pero con el añadido de un bingo o sorteo.  Explicó que diariamente, en horas de la mañana, se realizará una transmisión de vivo a través de su cuenta en Instagram @rafaelcalles portuguesa.
“El pico y placa se mantiene en los municipios Guanare, Acarigua y Araure y el día miércoles por ejemplo le corresponde a colocar gasolina a las placas que terminen en 4,5 y 6; y lo que va a cambiar es el número de terminal del vehículo en función de la bomba (estación de servicio)”, puntualizó el mandatario regional. “En la mañana tipo un bingo, vamos a colocar tres bolitas con el número 4,5 y 6 y vamos a colocar en una pantalla las bombas y le vamos a dar vuelta. Si salió el número 6 la primera bomba de Guanare y de Acarigua-Araure, si luego sale el número 5 la segunda bomba es para ese número y eso quiere decir que a quienes tienen el número 4 les corresponde la tercera bomba”, agregó Calles.
PDVSA ha optado por limitarse solo a garantizar la distribución de gasolina a través de la Empresa Nacional de Transporte y que cada gobernación controlada por el oficialismo, es decir, cuyos mandatarios sean afectos al presidente Maduro y militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) establezcan la modalidad de expendio en coordinación con los efectivos militares de la cada Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi).

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 28 de mayo de 2020
Share

 

 

 

Zoom