El Mundo de la Energía
Viernes 3 Julio 2020 11:00:19 PM

La escasez de gasolina en Venezuela convierte la cuarentena voluntaria en obligatoria

La mayor parte de las estaciones de gasolina en Caracas están cerradas

El presidente Nicolás Maduro ha reiterado que una vez culmine el período de “cuarentena social , colectiva, radical y voluntaria”, que se tomó en prevención del coronavirus COVID-19 se pasará a “una normalidad relativa y vigilada”,  pero luego de un mes de declarar el aislamiento el gobierno decidió extenderlo 30 días más con carácter de obligatorio porque la falta de gasolina lo impone e impide la movilización.
“Estamos en una situación en la que vamos para una cuarentena obligada debido al problema que hay con los combustibles. Se habla solo de la gasolina, pero también está el GLP (gas licuado de petróleo) y el diésel que se necesita para las plantas térmicas de generación eléctrica y el sector agrícola”, señala Nelson Hernández, experto en materia energética. “Antes de la pandemia, la demanda de gasolina se situaba en 80.000 barriles diarios y actualmente por la medida de aislamiento se encuentra en casi 40.000 barriles por día”, acota.
Advierte sobre la total paralización de las tres refinerías existentes en Venezuela, prácticamente no pueden llegar ni siquiera a 15% de capacidad de procesamiento de crudo, a lo que se agrega la caída en la producción y el uso del petróleo liviano en el mejoramiento de los pesados y extrapesados, que limitan la dieta que requieren las plantas de refinación.
La alternativa que tiene Petróleos de Venezuela (PDVSA) para atender la falta de combustibles en el corto plazo, es la importación, como lo que venía realizando antes de que el gobierno de Donald Trump impusiera las sanciones comerciales al sector de hidrocarburos en enero de 2019, que impidió toda transacción de la empresa estatal con Estados Unidos; y luego con la intermediación de dos filiales de la compañía rusa Rosneft, además de otras empresas.
La administración Trump en febrero de 2020 agregó nuevas sanciones que restringen aún más la actividad comercial de PDVSA, esta vez contra las empresas de Rosneft. A eso se suma las advertencias que desde los Departamentos de Estado y Tesoro se han hecho a otras compañías con el fin de que abstengan de vender crudo venezolano o suministrar combustibles a PDVSA, y los mensajes específicos de no vender gasolina a la empresa estatal venezolana.
“Desde finales de 2019, los funcionarios estadounidenses han pedido a la mayoría de los proveedores de combustible de Venezuela que eviten enviar gasolina a la nación afectada por la crisis. En la última ronda de llamadas a principios de marzo entre funcionarios estadounidenses y empresas petroleras, repitieron la prohibición, a pesar del empeoramiento de las condiciones humanitarias en el país, dijo una de las fuentes”, reseña un párrafo de una nota publicada por la agencia de noticias Reuters.  https://uk.reuters.com/article/us-usa-venezuela-gasoline-exclusive/exclu...

El vicepresidente para el área económica de Venezuela, Tareck El Aissami, en su condición de presidente de la Comisión para la Recuperación, Reestructuración y Defensa de la Industria Petrolera Venezolana, a principios de abril confirmó la implantación de un plan especial de venta de gasolina, lo que se convirtió en la primera declaración oficial de un racionamiento en el expendio de combustibles, dando prioridad a sectores calificados de prioritarios. El funcionario culpó del problema al gobierno de los Estados Unidos por la imposibilidad de producir la gasolina en Venezuela.
”La administración de Donald Trump está impidiendo el suministro de los aditivos químicos, insumos y repuestos necesarios para el proceso de producción del combustible que es distribuido a nivel nacional”, dijo el funcionario al leer el comunicado.
No obstante, hay consenso entre la mayoría de los expertos vinculados al área de refinación y distribución de combustibles que los problemas que afrontan en el país surgen por la falta de inversión y mantenimiento en las refinerías y esa situación no se ha corregido desde que ocurrió la explosión en la planta de Amuay en agosto de 2012 sino que más bien se ha agravado.
A lo anterior se agrega que el precio de la gasolina en Venezuela no cubre sus costos de producción con pérdidas para PDVSA por el subsidio a los combustibles no menores a 8.000 millones de dólares año año; y la estatización que ordenó el presidente Hugo Chávez en la venta al mayor y en la distribución de gasolina en 2009 dejó a la estatal petrolera sola en una actividad del down stream o aguas abajo en la cadena de negocios de los hidrocarburos.
“La crisis de la gasolina es peor que la del coronavirus y tiene su origen básicamente en la perdida de know how técnico, social y político del mercado interno de hidrocarburos en Venezuela por parte de los gobiernos de Chávez y Maduro”, afirma Ramón Castro Pimentel, ex vicepresidente de Deltaven, que fue la filial de PDVSA que estuvo a cargo del negocio de las estaciones de servicio. “En este momento no existe manera de poner a funcionar las refinarías, no solo por las sanciones, sino por los recursos financieros y tecnológicos que se requieren, que son costosos, y PDVSA no pueden cubrirlos en este momento”, añade.
Indica que la única salida para resolver en el corto plazo sería que se pudieran concretar importaciones de gasolina por parte de privados, que en un primer momento deberían alcanzar un volumen de 2,5 millones de barriles para atender la demanda inicial; y posteriormente mantener un ritmo de 500.000 barriles semanales que se requieren cubrir una demanda que antes de la declaratoria de cuarentena estaba entre 70.000 y 80.000 barriles por día.
“Una salida es ceder a privados el negocio de la distribución y la venta pero eso requiere un marco legal como el que se tuvo hasta 2009 que lo permitía, pero eso no se tiene en la actualidad porque fue derogado, y luego tiene que establecerse un precio de venta que cubra los costos y genere ganancias, que según nuestro cálculo está en 50 centavos de dólar por litro con los actuales niveles de precios del petróleo”, dijo Castro Pimentel.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 12 de abril de 2020
Share

 

 

 

Zoom