El Mundo de la Energía
Domingo 25 Octubre 2020 11:54:43 PM

“La cuarentena le conviene al Gobierno porque mantiene a la gente sin consumir gasolina”

Alvarado: "En los planes de PDVSA a futuro hablan de que ese dinero es preferible metérselo al upstream en vez del downstream"

Por Andrés Rojas Jiménez

La escasez de gasolina y bombonas de gas para cocinar en Venezuela en el contexto del aislamiento social ordenado para evitar la prevención del COVID-19 ha dejado al descubierto los problemas estructurales que afronta el sector de los hidrocarburos, lo que obliga al gobierno de Nicolás Maduro a plantearse transferir a privados estas actividades y eliminar o reducir progresivamente los subsidios a los combustibles.
A Petróleos de Venezuela (PDVSA) se le complica la producción nacional por el deterioro de la refinerías y la alternativa es la compra en el exterior por parte de particulares.
“Si un privado asume la importación, creo que otro sería el escenario hoy en día porque hoy el único importador autorizado es PDVSA”, señala Antero Alvarado, director de la firma Gas Energy Latinamerica. “Creo que al gobierno le conviene que la cuarentena se mantenga, porque, al final, mantiene a la gente sin consumir gasolina y el problema de la gasolina no se va a resolver en el corto plazo”, sostiene.

-¿Cuál es el problema que afronta en este momento Venezuela con los combustibles?

-Hay tres grandes temas, pero dos de mayor proporción con los combustibles. Uno es el del gas propano, que se utiliza para cocinar y prácticamente en 89% de los hogares venezolanos; y lo que es la gasolina obviamente. Dentro del combustible tenemos gasolina y diesel, pero el de mayor proporción es el de la gasolina, que ha dado los mayores problemas últimamente.

-¿El problema radica en la imposibilidad de producción y de hacer importaciones?

-Es un tema bien complejo porque las refinerías han venido perdiendo su capacidad desde hace un buen tiempo. Recordemos el accidente que hubo en Amuay, que dañó bastante la infraestructura de este complejo refinador. Después hay otro tema, la dieta de esas refinerías es de crudos livianos y esa producción ha ido disminuyendo sobre todo en el occidente del país. Vale recordar que las refinerías de Paraguaná están conectadas vía oleoductos con el lago de Maracaibo y esas refinerías fueron diseñadas para procesar crudos livianos o los que se producen en guasita en la zona de Apure. Debido a la declinación de la producción, estos crudos ya hoy no están. Se tiene más bien crudos medianos en menor proporción y muchísimo crudo pesado. Entonces, también por ese lado no hay crudo para las refinerías para procesar gasolina. Un último tema es de precios, PDVSA hace más enviando ese crudo hacia la faja del Orinoco como diluyente o vendiéndolo directamente como crudo que mandarlo a una refinería para procesar una gasolina que no tiene precio.

-En esta ilegalidad que tiene la escasez, hay gente que está pagando cifras en dólares incluso por encima de precios internacionales

-Es el extremo o paradoja de no pagar nada a tener que pagar más de 2 dólares por litro cuando en Estados Unidos con 2 dólares compras casi 4 litros.

-¿Ese mismo problema que se presenta en la gasolina se extiende a la bombona de gas?

-Es bastante similar. El propano en Venezuela se produce en la zona norte de Monagas. Esos líquidos de gas natural se extraen de la producción de crudo, es gas asociado, y son enviados hacia una planta de fraccionamiento en el complejo de Jose donde se obtiene el propano. Antes teníamos dos fuentes de suministro: la de Jose en oriente y en el lago de Maracaibo en el occidente, pero obviamente al caer la producción en esta región ya no se está sacando propano, no se están suministrando bombonas de Maracaibo y todo prácticamente coincide en Jose. No estamos importando el déficit, que está en casi 20.000 barriles diarios de propano, lo cual se ha traducido en 77 protestas al mes, 1.028 protestas durante 2019 según el Observatorio de Conflictividad Social. Esto es un tema complejo porque en el caso de la gasolina no todos los venezolanos tienen un automóvil para utilizar, pero en el caso del gas propano 89% cocina con bombona de gas, lo cual convierte a Venezuela en un país muy vulnerable por este tema, sobre todo porque el encargado de importar propano no lo está haciendo por falta de dinero. 

-¿Las sanciones agravan la situación de los combustibles en Venezuela?

-Cuando una empresa venezolana va a comprar cualquier cosa afuera está todo el tema del compliance y overcompliance, es decir, una empresa que quiere comprar un reporte de precios de Venezuela o cualquier cosa en el extranjero, si esa empresa sabe que quien va a utilizar esa información es una empresa de Venezuela inmediatamente niega la venta y así con cosas muy tontas que no necesariamente son sanciones sino overcompliance. Obviamente eso implica un riesgo. Después hay un tema de que los barcos no quieren venir a Venezuela ni a traer ni llevar nada, por eso uno lee noticias de que Aruba es un sitio donde se hace el ship to ship, que prácticamente vacían un barco en Aruba y en otro que sí viene a Venezuela, ese es el que se raya por decirlo de una manera en el mundo de las navieras. Entonces prefieren que haya un solo barco haciendo ese trayecto y obviamente esos son costos logísticos. Después Venezuela vende a descuento por sanciones y compra con sobreprecio.

-¿Hay alguna salida o solución en el corto plazo para solventar ambos problemas, tanto el del suministro de gasolina como el de la bombona de gas?

-El tema de la gasolina, creo que si un privado asume la importación creo que otro sería el escenario hoy en día porque hoy el único importador autorizado es PDVSA.

-¿Ese privado tendría que ganar con esa importación? ¿La gasolina la vendería a un precio internacional?

-Lo vendería más barato que los 2 dólares el litro que se ofrece ahorita. Es un buen momento para hacer eso.

-¿La única salida en este momento es que lo haga un privado y por la vía de la importación?

-Sí. Obviamente el problema a corto plazo se resuelve de esa manera, pero inclusive a veces uno saca los costos de cuánto se necesita para reparar esos complejos de refinación gigantescos y faraónicos como son las refinerías nuestras y en algunos casos ese dinero es preferible invertirlo en otra cosa. Inclusive, en los planes de PDVSA a futuro hablan de que ese dinero es preferible metérselo al upstream (aguas arriba) en vez del downstream (aguas abajo) en la cadena de negocios de los hidrocarburos. Al final capaz es más barato traer gasolina del Golfo y más con este escenario de precios.

-¿Quiere decir cerrar definitivamente las refinerías del país?

-Algunas. El tema es que hay algunas que requieren unas reparaciones mayores y quizás las refinerías solo podrán producir determinado producto pero no todos y allí hay que ver el tema de si nosotros nos quedamos sin crudo liviano. Nosotros tenemos dieta para esa refinería porque Venezuela se está convirtiendo en un productor de crudos pesados y extrapesados, pues ninguna refinería está hecha para agarrar crudo de la faja del Orinoco y convertirlo en gasolina. Entonces prácticamente hay una desconexión entre esas dos cosas y, al final, hay que hacer los análisis para ver qué conviene más, pero a veces uno tiene que darse cuenta que, al final, sale más barato traer la gasolina importada y tocará tomar esa decisión. Además, esas refinerías que tiene PDVSA hoy y mañana quién las va a operar. ¿Son rentables? En fin, hay varias preguntas que quizás hoy no sabemos.

-En el caso de la bombona de gas, ¿la solución parte de la importación de privados?

-El tema del propano se puede resolver de una manera más fácil. Obviamente es recuperando el gas que se quema en la zona norte de Monagas, allí se está quemando muchísimo volumen de gas y allí también se quema el propano que va en el gas asociado. Si ese gas se recupera, va aumentar la producción aunque los yacimientos nuestros en la zona de Monagas, del oriente, cada vez están produciendo un gas con menos riqueza, es decir, es un gas que contiene menos propano y capaz de aquí a 5 años el volumen de propano va a ser mínimo y Venezuela tendrá que convertirse en un importador neto de propano. Ahora, la buena noticia es que hay mucho gas metano, que es el gas pobre, y lo que tiene que hacer Venezuela es ir hacia un plan de masificación de gas y que todos los hogares en Venezuela tengan gas directo.

-¿Los venezolanos vamos a seguir en cuarentena, pero ahora por la escasez de gasolina?

-Tengo la impresión de que la cuarentena en Venezuela será muy diferente a la de otros países de la región. Creo que al gobierno le conviene que la cuarentena se mantenga porque al final mantienes a la gente sin consumir gasolina y el problema de la gasolina no se va a resolver en el corto plazo y la excusa es la cuarentena.  

La entrevista en video puede verla en el portal de HispanoPost https://www.hispanopost.com/llego-el-fin-del-subsidio-a-la-gasolina-y-la...
 

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 16 de abril de 2020
Share

 

 

 

Zoom