El Mundo de la Energía
Jueves 28 Mayo 2020 11:24:09 PM

Propuesta legal plantea que precio de la gasolina en Venezuela se rija por fuerzas del mercado

Castro Pimentel: “La gasolina en Venezuela no tiene precio porque se destrozó todo el sistema de comercialización” 

Uno de los obstáculos que tiene el gobierno de Nicolás Maduro para resolver el problema del suministro de gasolina a través de empresas privadas proviene del legado que le dejó Hugo Chávez cuando en 2008 ordenó la estatización del negocio “aguas abajo” o down stream en la cadena de los hidrocarburos, y por ello ahora se avanza sobre un proyecto de ley que nuevamente permita a particulares asumir el comercio al mayor de los combustibles y las estaciones de servicios con un precio variable de venta que cubra los costos y genere un margen de rentabilidad.
“Se orientarán los esfuerzos para que, gradualmente, los precios de venta de los hidrocarburos líquidos en el mercado interno, sean establecidos por las fuerzas del mercado a través de la libre competencia, eliminando la intervención del Estado en la fijación de los precios de venta al público, márgenes de comercialización y fletes por transporte”, indica la exposición de motivos del  proyecto de ley orgánica para promover la apertura del mercado interno de los hidrocarburos, elaborado por  ex gerentes de mercado interno de Petróleos de Venezuela (PDVSA). “El esquema de precios y márgenes controlados ha hecho poco atractivo, para el propio Estado, el negocio de expendio de combustibles automotores y la comercialización, lo que ha causado una significativa reducción del número de estaciones de servicios requeridas para el desenvolvimiento actual del país y el deterioro progresivo de las que aún están en operación, así como la desactualización tecnológica con la salida de las empresas privadas de la comercialización”, acota el documento.
La propuesta en cuestión fue elaborada por un equipo que coordina Ramón Castro Pimentel, ex vicepresidente de Deltaven, que fue la filial de PDVSA encargada de los negocios de expendios de combustibles y de las estaciones de servicios PDV cuando se declaró la apertura de este sector durante el segundo gobierno de Rafael Caldera en 1998.
“La gasolina en Venezuela no tiene precio, no solo por la hiperinflación y porque por muchos años se congeló la tarifa por años, sino también porque se destrozó todo el sistema de comercialización y por eso que ahora para cubrir los costos se tiene que partir del precio alterno de importación, es decir, cuánto le cuesta a un privado traer un barril de gasolina desde el exterior y colocarlo en puertos venezolanos”, señala Castro Pimentel. “Antes se decía que el precio de la gasolina debía tomar como referencia el precio alterno de exportación, es decir, cuánto se cobra por ese barril que se iba a dejar de exportar, pero hoy eso es imposible porque las refinerías de Venezuela están paralizadas”, acota.
La propuesta legal también consagra que la creación de un ente regulador y que las instalaciones de atención al mercado interno, propiedad del Estado, sean transferidas, en un lapso de seis meses, al sector privado mediante procesos licitación.
El texto del proyecto indica que el ente regulador tendrá la competencia para otorgar las licencias y permisos requeridos, así como la planificación, vigilancia y fiscalización, junto a la imposición de sanciones en caso de incumplimiento; mientras que la cesión a particulares parte de una
gradual adaptación al nuevo modelo de mercado.
“Las competencias del ente regulador y el plazo de transferencia a privados obviamente puede variar dependiendo de la discusión que se tenga sobre esta materia y la revisión de las distintas experiencias internacionales, pero lo que sí es fundamental es que este plan tenga un fundamento jurídico porque de lo contrario se presta para la arbitrariedad, la ilegalidad y la corrupción”, indica Castro Pimentel.
La participación privada en el negocio de las estaciones de servicio fue establecida en 1998 con la aprobación de la Ley Orgánica de Apertura del Mercado Interno de la gasolina y otros combustibles derivados, lo que permitió la entrada de competidores con PDVSA como Mobil, British Petroleum o Texaco, en el caso de firmas internacionales, o de Trebolgas que era un privado nacional. Sin embargo, ese esquema fue revertido en 2008 cuando se aprobó la Ley Orgánica de Reordenamiento del Mercado Interno de los Combustibles Líquidos.

Categoría: 
País: 
Términos Relacionados: 

PUBLICADO: 13 de abril de 2020
Share

 

 

 

Zoom