El Mundo de la Energía
Lunes 26 Octubre 2020 09:14:23 AM

Maduro revierte estatización de Chávez e impone privatización de facto en negocio de la gasolina

Las estaciones de servicio en  Venezuela abrieron el 1 de junio con un nuevo esquema de venta (Foto Román Camacho)  

El 1 de junio de 2020 podría incribirse en la historia petrolera de Venezuela como el día que se  inició el desmontaje progresivo del subsidio a la gasolina, siguiendo el modelo que llevó adelante Irán durante la presidencia de Mahmoud Ahmadinejad, pero a la venezolana: a menor tiempo y con dosis de improvisación, es decir, un día a la vez o “según vaya viniendo, vamos viendo”.
El presidente Nicolás Maduro informó dos modalidades: la primera contempla un precio controlado y subsidiado de 5.000 bolívares por litro, que representa un aumento de 88.333 veces o en términos porcentuales un incremento de 8.333 millones % con respecto a la tarifa que se tenía desde hace cuatro años; y la segunda, el mandatario anunció que 200 estaciones de servicio venderán el combustible a precios internacionales, en principio a 50 centavos de dólar (casi 100.000 bolívares a inicios de junio), de tal manera que esta tarifa equivale a multiplicar por 20 el nuevo precio regulado o elevar en 33.333 millones %  lo que oficialmente marcaba un dispensador hasta este 31 de mayo.
Es conveniente recordar que el precio de la gasolina de 95 octanos fue aumentado por Maduro en febrero de 2016 a 6 bolívares fuertes; y en septiembre de 2018 con la reconversión monetaria esa tarifa al quitarsele cinco ceros paso a ser 0,00006 bolívares soberanos, pero el presidente Maduro nunca consideró oportuno elevar el precio pese a la cantidad de veces que mencionó la conveniencia de que PDVSA y el Estado venezolano no siguieran perdiendo dinero, pero no fueron convincentes los argumentos que los tres ministros de Petróleo le presentaron  las veces que el precio de la gasolina era incluido como punto de cuenta en la agenda del Presidente. Un detalle adicional en materia numérica: las proporciones y porcentajes serían mayores si los cálculos se hacen con la tarifa de 91 octanos que estaba en 1 bolívar fuerte o 0,0001 bolívares soberanos.
Las actuales circunstancias financieras que afronta Petróleos de Venezuela (PDVSA) por la caída en la demanda y desplome en los precios del crudo, debido a efectos de la pandemia de coronavirus; y por las sanciones que impuso el gobierno de los Estados Unidos en el ámbito del comercio exterior de hidrocarburos impiden que la empresa pueda mantener un subsidio que llegó a representar en promedio 10.000 dólares anuales.
Pero resulta que Maduro no se limitó solo a anunciar un ajuste en el precio de la gasolina, sino que impuso de facto la privatización de la distribución y venta de gasolina en Venezuela, que fue una de las banderas nacionalistas que enarboló el presidente Hugo Chávez cuando su ministro de Petróleo, Rafael Ramírez y su viceministro de Hidrocarburos, Bernard Mommer, introdujeron en la Asamblea Nacional el proyecto de Ley de Reordenamiento del Mercado Interno de Combustibles que derogó toda la apertura que se dio en esta actividad a partir de 1997 durante el segundo gobierno de Rafael Caldera.
“Las crisis son oportunidades y yo le abrí la compuerta para la importación de gasolina por parte de privados. Sean Bienvenidos y espero que el gobierno de Estados Unidos no persiga los barcos de los empresarios que traen la gasolina como cualquier otro bien”, dijo Maduro durante un mensaje por radio, televisión y redes sociales. “Este 1 de junio vamos a abrir todas las gasolineras del país en un nuevo esquema de precios y de participación. Tenemos la gasolina suficiente para dar ese paso gracias a Irán y a mucha otra gente, así como a los trabajadores de PDVSA”, acotó.
El mandatario indicó que en Venezuela se hace “necesario tener una revalorización de este producto tan importante como es la gasolina” y que este primer suministro corresponde a una importación hecha por el Estado a través PDVSA, pero acotó que el plan está en tener una producción propia y que los empresarios lo importen o lo compren en el país.

Tres meses de transición

Maduro anunció que a partir de este 1 de junio también se inicia una fase inicial de tres meses que se completan el 31 de agosto con el fin de que al término de este período se pueda establecer un subsidio directo monetaria de la gasolina, que se pagaría a través del Carnet de la Patria y que emula lo que se comenzó a hacer en Irán en 2008.
En la fase preliminar se contempla la siguiente modalidad en la venta de gasolina:

  • La tarifa de 5.000 bolívares por litro es parta todos los usuarios particulares hasta un máximo de 120 litros por vehículo a mes y en el caso de motos de 60 litros mensuales; y por encima de ese monto se cobrará el precio internacional. Este combustible se venderá en 1.368 estaciones de servicio. “Hay gente que me decía que lo pusiera más alto pero yo decidí este precio porque hay que transitar un camino de manera gradual, paso a paso”, dijo jefe de Estado.
  • El transporte público de pasajeros y de carga tendrá un subsidio total de combustibles, tanto en gasolina como diésel, durante el lapso de estos tres meses y se establecerá una mesa de diálogo con los gremios, la cual estará coordinada por el ministro del Interior Nestor Reverol y con la participación del titular de Transporte, Hipolito Abreu. “Lo justo sería el subsidio al usuario de transporte público a través del Carnet de la Patria y hacia allá vamos pero ahora tenemos que normalizar la situación. No puedo esperar un mes de negociaciones con los transportistas si ya tenemos la gasolina y estamos produciendo. Mientras tanto vamos conversando con mis colegas choferes de autobuses, camioneticas y mototaxis”, comentó.  Con respecto a este punto, el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, acotó que en la actualidad se cuenta con la producción de todo el diésel que demanda el parque automotor de  Venezuela. No dio cifras, pero estadísticas de PDVSA señalan un volumen por el orden de 135.000 barriles diarios.
  • 200 gasolineras venderán libremente la gasolina -”este producto super premium” según Maduro- al precio internacional, que en este momento se fijó en 50 centavos de dólares. “La crisis crea oportunidades y esta modalidad está siendo gestionada por empresarios privados que están trayendo su gasolina.
Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 01 de junio de 2020
Share

 

 

 

Zoom