El Mundo de la Energía
Miércoles 5 Agosto 2020 09:36:50 PM

Asdrúbal Chávez y Calixto Ortega Sánchez en la mira del Departamento de Justica por irregularidades en Citgo

Los auditores del Departamento de Justicia tienen una oficina en la sede de Citgo en Houston (Foto Citgo)

El gobierno de los Estados Unidos llegó a plantearse la ocupación de Citgo, la filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Estados Unidos antes de  finales de enero de 2019 cuando se aprobaron las sanciones contra todo comercio entre esta empresa y su casa matriz;  y la razón partía por las investigaciones que venía realizando el Departamento de Justicia por presuntas irregularidades cometidas  por tres presidentes de la empresa entre 2014 y 2018 junto a otros venezolanos vinculados a la administración de Nicolás Maduro.
Las averiguaciones incluyen negocios turbios, la creación de empresas fantasmas y la contratación con sobreprecios y pagos de sobornos para propiciar la transferencia de fondos desde Citgo hacia organismos del gobierno de Nicolás Maduro como la propia PDVSA, el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes) y el Banco Central de Venezuela (BCV) así como las compras en conjunto con la empresa Bariven, la filial creada por la petrolera estatal para sus procuras de bienes y servicios en el exterior.
En específico aparecen los nombres de Asdrúbal Chávez y Calixto Ortega Sánchez, quienes actualmente son presidentes de PDVSA y del BCV, respectivamente. Chávez fue presidente de Citgo desde finales de 2017, asumió el  cargo a principios de 2018 pero a mediados de ese año Estados Unidos le revocó la visa y tuvo que trasladar el ejercicio de la compañía a las oficinas que tiene esta empresa en Nassau, la capital de las islas Bahamas, mientras que Ortega fue vicepresidente de finanzas de la empresa estadounidense.
También en las averiguaciones está el abogado Alejandro Escarrá, quien fue vicepresidente de asuntos legales de Citgo hasta que le revocaron la visa a mediados de 2019. Es sobrino del constituyente Hermán Escarrá e hijo del fallecido ex procurador Carlos Escarrá.
La investigación incluye a Nelson Martínez , quien la dirigió entre 2014 y principios de 2017 cuando nombrado por el presidente Nicolás Maduro como ministro de Petróleo, fue detenido a finales de ese año y falleció en prisión un año después;  y José Angel Pereira, quien fue presidente de Citgo durante casi todo 2017 y también se le detuvo en Caracas.
Tanto Martínez como Pereira fueron señalados por la Fiscalía venezolana por presuntas irregularidades, en el caso del primero se le señaló que falseó o “maquilló” cifras de producción petrolero mientras que al segundo se le acusó de ofrecer información confidencial sobre la estrategia de negociación entre PDVSA y ConocoPhilips.

La habitación donde sucedió

El ex asesor de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, John Bolton, señala en su libro “The Room Where it Happened” (“La habitación donde sucedió”) las acciones que llevó a cabo antes de que se adoptaran las sanciones
“Los ejecutivos estadounidenses me dijeron que los venezolanos leales a Maduro habían intentado sin éxito desviar los activos antes de irse, habían salido de los Estados Unidos en una de las aeronaves corporativas de Citgo con destino a Caracas”, señala Bolton.
Las autoridades de la Asamblea Nacional presidida por el diputado Juan Guaidó y representantes del gobierno de Donald Trump convinieron en la designación de una junta de administración ad hoc de PDVSA, PDV Holding y a su vez de Citgo, pero bajo la condición de admitir la presencia de funcionarios del Departamento de Justicia con pleno acceso a la data de la compañía.
A fines de febrero de 2019, se oficializó la designación de una nueva directiva, aprobada por la Asamblea Nacional y presidida por la venezolana Luisa Palacios, y luego en agosto del año pasado se nombró a Carlos Jordá como presidente ejecutivo.
La investigación no aborda los años correspondientes al gobierno de Hugo Chávez entre 1999 y 2012 cuando a Citgo se le dio la asignación de destinar parte de sus recursos en atender programas sociales para comunidades indígenas y afrodescendientes en los Estados Unidos bajo la instrucción del propio presidente venezolano y se mantuvo un esquema de subsidio que generó pérdidas y que se canalizó a través de una fundación Citizens Energy con sede en Boston y dirigida por Joseph Kennedy II.

Compromiso con la transparencia

Las directivas de PDV Holding y Citgo están restringidas de hacer cualquier declaración pública sobre las investigaciones que lleva adelante el Departamento de Justicia.
“La nueva administración de PDV Holding y su filial Citgo, dentro de su principio de gobernanza corporativa, han asumido como una máxima, el firme compromiso con la transparencia desde que sus juntas directivas fueron designadas.”, señala un comunicado emitido por las primeras de estas empresas. “Las nuevas administraciones de PDVH y de Citgo han recorrido un largo camino en poco tiempo y en medio de un contexto signado por la depresión económica y la pandemia del COVID-19; sin embargo, están comprometidas con siempre seguir los más altos estándares en términos de gobernanza corporativa, teniendo siempre como norte la ética profesional y en estricto cumplimiento de las leyes y regulaciones”, añade.
Entre las medidas y acciones adoptadas, se señalan:
• Se estableció por primera vez un sistema de rendición de cuentas trimestral de Citgo con el accionista, representado por la Junta Administradora ad hoc de PDVSA, para evaluar los resultados operacionales y financieros de la empresa.
• Se contrató a un asesor externo para llevar a cabo una revisión completa de la gobernanza corporativa de la empresa para fortalecer los sistemas de control interno y adecuarlos con los más altos estándares de la industria
• Se ordenó una investigación exhaustiva para revisar las prácticas pasadas de las administraciones anteriores.
• Como resultado de las investigaciones y de la revisión de los procesos internos, Citgo ha restructurado varias de las vicepresidencias, incluyendo la eliminación del departamento de procura con el accionista, ha fortalecido sus políticas de controles internos, revisado su código de conducta y ética y ha ejercido acciones legales contra terceros.
• Para fortalecer estos procesos de gobernanza corporativa a nivel interno, se abrieron dos procesos competitivos para nombrar al Vicepresidente del Área Legal y al Auditor General que resultaron en la selección de dos personas intachables y de amplia trayectoria profesional, incluyendo a la primera mujer en ocupar el cargo de auditora general de Citgo.
• Se nombró un nuevo Director de Ética y Cumplimiento Normativo de la compañía que le reporta directamente a la junta directiva y al presidente ejecutivo.
• Se desarrolló e implementó un programa de cumplimiento normativo que promueve una cultura comercial ética caracterizada por una gobernanza fuerte, de transparencia y profesionalismo.
• Se publicó un nuevo Código de Conducta y se mantiene una capacitación constante de todos los empleados para alcanzar las mejores prácticas en términos de comportamiento individual, controles internos y gobierno corporativo
• La compañía ha reinventado su sistema de denuncias con el fin de incentivar a los empleados a reportar de manera rápida, segura y eficiente, cualquier preocupación que permita a la nueva administración actuar a tiempo y evitar cualquier acción que vaya en detrimento del buen y transparente funcionamiento de la empresa.
 

 

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 06 de julio de 2020
Share

 

 

 

Zoom