El Mundo de la Energía
Viernes 29 Mayo 2020 05:59:23 AM

“El grupo militar de Diosdado salió de PDVSA y Tareck y Asdrúbal llegaron para privatizarla”

Rafael Ramírez: “Tareck El Aissami ha demostrado que está puesto para derogar todo el legado económico que dejó el presidente Chávez”   

El ex ministro de Petróleo venezolano, Rafael Ramírez, aún cuando hace poco tiempo concedió una extensa entrevista a Petroguía, pidió nuevamente a este medio pronunciarse por dos temas que considera críticos y vinculados: la decisión del presidente Nicolás Maduro de designar a Tareck El Aissami y Asdrúbal Chávez en las posiciones de titular de Petróleo y presidente de PDVSA, respectivamente, en reemplazo del mayor general Manuel Quevedo; y expresar su rechazo al plan de reestructuración de la estatal elaborado por la Dirección Ejecutiva de Planificación de la empresa.
“Con la destitución o remoción de Quevedo, salió todo el grupo de militar muy cercano a Diosdado Cabello y en este “Juego de Tronos” que hay siempre en torno al gobierno de Maduro, quienes han tomado el control de la empresa directamente son Tareck El Aissami y Asdrúbal Chávez, quienes son los más cercanos a Maduro, aunque Asdrúbal es más afecto a los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez”, enfatiza Ramírez. “Por tanto, PDVSA se ha convertido en una zona de disputa entre los factores de poder y ahora está bajo el control de estos dos personajes que no les va a temblar el pulso para continuar desarrollando la idea que tiene Maduro de Petróleos de Venezuela como es la de entregarla y privatizarla y es lo que han estado haciendo con esta propuesta de la Comisión de Reestructuración", indica al inicio de su exposición.

-¿Se refiere al documento que elaboró la Dirección Ejecutiva de Planificación de PDVSA?

-Tengo información que esa propuesta viene de los grupos económicos que están apoyando a Maduro. Viola descaradamente la Ley Orgánica de Hidrocarburos y no puede haber sido preparada por alguien que venga de la industria. Ese documento lo enviaron desde PDVSA y por eso los trabajadores están muy preocupados e indignados con lo que allía está planteado.

-Asdrúbal Chávez estuvo en la directiva de PDVSA que usted encabezó, ¿en ese momento a quién respondía él, qué línea seguía o se lo impusieron? ¿Ha tenido algún acercamiento con usted después que dejó el gobierno?

-No he vuelto a hablar con él. Asdrúbal ha utilizado de manera muy hábil su apellido.

-¿Por ser familiar del ex presidente Chávez?

-Claro, aunque el mismo presidente Chávez no era muy cercano a él, pero Asdrúbal hace valer ese apellido y por eso estuvo 10 años en el manejo de combustibles en el país. Por eso es muy triste que cuando Maduro arremetió contra trabajadores de PDVSA, alegando el tema del combustible, no hizo nada con la persona que fue responsable directo del manejo de combustibles en el país. Asdrúbal ha sido un caso lamentable porque su paso como ministro de Petróleo fue devastador, fue él quien sacó a más de 200 trabajadores del ministerio y lo llenó de gente proveniente de la Alcaldía de Caracas porque él es muy dócil con los hermanos Jorge y Delcy Rodríguez. Todos los que conocemos a la industria y conocemos a Asdrúbal, sabemos que él no tiene capacidad para hacer frente a lo que está pasando con el colapso operacional de la empresa. Además, normalmente en una compañía de petróleo, casi nunca se pone al frente alguien que venga del sector de refinación y mucho menos de proyectos, tiene que ser un persona que pueda hacer un manejo efectivo del tema de producción, más en estas circunstancias. Por el lado de Tareck El Aissami, él ha demostrado que está puesto para derogar todo el legado económico que dejó el presidente Chávez. Es un gran privatizador del gobierno y por eso no le importa mucho ser un ministro que no podrá viajar a la OPEP por los problemas legales que tiene. Tareck lo que hará es privatizar a PDVSA. Más que una privatización, hará una entrega. Ese documento certifica elementos que no son nuevos, sino que se vienen manejando debido al estado de debilidad en el que se encuentra la empresa y creen que ha llegado el momento de rematar a ese moribundo como es PDVSA.

-¿A qué atribuye que hayan sacado a ese grupo de personas cercanas a Diosdado Cabello, comenzando por el ex ministro Quevedo?

-Su incapacidad fue terrible. Yo siempre dije que Quevedo no sabía nada de petróleo. Diosdado se molestó conmigo porque yo dije eso y lo que hizo fue insultarme. Quevedo es un guardia nacional. Lo que hizo fue arreciar el desmantelamiento de la empresa e impuso una persecución y generó un régimen de violencia contra los trabajadores. Maduro ha metido puros militares en las empresas del Estado para desmantelarlas y las manejan como si fueran un cuartel de la Guardia Nacional. El resultado es evidente cuando se ve que durante la gestión de Quevedo se perdió más de un 1 millón de barriles diarios. Quevedo salió por la puerta de atrás y será muy mal recordado en la industria petrolera venezolana porque acabó con la empresa.

-¿Parte de los problemas de la caída de producción y de  PDVSA no obedecen también a las acusaciones de la Fiscalía?

-Por supuesto. Cómo se pretende que la empresa produzca si se hizo una razia contra los cuadros directivos y los gerentes. Todas las áreas fueron descabezadas y además por razones fútiles. Yo argumenté y demostré que en occidente se llevaron preso a toda la gente de occidente porque los socios de Petrozamora, como Alejandro Betancourt y su gente, estaban molestos porque PDVSA no les favorecía en lo que ellos querían. Por eso el Fiscal acusó a los gerentes de occidente de entorpecer la producción y se los llevaron preso. Igual hicieron en la Faja del Orinoco, donde desmantelaron la producción. Allí se producían más de 1,3 millones de barriles por día y hoy con los números que tenemos, apenas son 350.000 barriles por día. Por tanto hay una consecuencia directa porque desmantelaron la empresa. Igual pasa con el sistema de refinación. Ahora están trayendo a técnicos iraníes para recuperar el Complejo de Refinación de Paraguaná cuando en Venezuela tenemos los mejores técnicos de refinación presos como es el caso de Jesús Luongo. Se les ha acusado de conspiración. Además, ¿sabes qué otra cosa tiene que ver mucho con la caída de la producción?

-¿Qué?

-La decisión absurda de Maduro, que levantando las banderas de la lucha contra la corrupción, mandó a suspender todos los contratos petroleros. Los contratos de PDVSA son más de 100.000, que incluyen, desde el hielo para una gabarra hasta repuestos, bombas, válvulas y tuberías de producción. Eso no se puede suspender porque es como una maquinaria a la que se le van quitando piezas y al final se para. El petróleo está allí, al igual que el conocimiento, pero la gestión administrativa del Gobierno ha sido terrible. Es la peor y creo que no hay antecedente de una situación como esta.

La reestructuración

-En la propuesta de reestructuración de PDVSA hay una dualidad con respecto a las empresas mixtas. Por un lado se señala que se mantenga la mayoría accionaria, sobre todo en aquellas que en este momento están sacando la producción como Petropiar, Petromonagas o Sinovensa, pero también hay otras que se recomienda la cesión completa a privados o la fusión con otras empresas mixtas

-El planteamiento es muy grave porque se está pactando la reserva que hace el Estado a las actividades primarias del sector petrolero, tal como señala el artículo 302 de la Constitución. Por un lado, están fusionando a PDVSA y a la Corporación Venezolana de Petróleo (CVP), luego establecen que la CVP actuará como administrador de los contratos de los nuevos modelos de negocios, que fueron creados por ellos con el nombre de Acuerdos de Servicios Conjunto (ASC), que es una figura ilegal. Son como los que dieron en el estado Monagas y en todo el oriente, que lejos de aumentar la producción lo que ocurrió fue todo lo contrario porque se perdieron más 100.000 barriles diarios. Eso no ha funcionado.

-¿La CVP  quedaría como un órgano regulador?

-Exacto. Quedaría como una agencia reguladora, que es lo que propone la oposición y algunos sectores que argumentan que no debe existir el Ministerio. De hecho, en esta propuesta se está desmantelando al Ministerio de Petróleo y a eso sumó la decisión de desmantelar el Vice ministerio de Petroquímica y Refinación y quedaría un solo Vice ministerio. El Ministerio ya no fiscaliza, no regula y no pone precios

-¿Los ASC son como los convenios operativos de la Apertura Petrolera?

-Sí, pero una mala figura porque los convenios operativos por lo menos contemplaban un proceso de licitación y tuvieron producción que alcanzó 500.000 barriles diarios, pero los ASC son para ser entregados a sus amigos, reconociéndoles unos costos altísimos.

-¿Esos contratos de servicio se comenzaron a entregar en la gestión de Quevedo?

-Los dio Quevedo en base al decreto 3.368, que también fue ilegal. Pero más allá de eso, vamos por parte a lo que dice la propuesta de reestructuración. Primero, que PDVSA se retira de cualquier participación en el desarrollo social, eso le quita a PDVSA el carácter popular que había logrado y que algunos sectores han criticado pero que es una de las características de la empresa. Incluso, le cambian el color al logotipo porque se sustituye el rojo por el negro; segundo, dicen que PDVSA se desprende de una cantidad de filiales no petroleras y resulta que estas eran las filiales que garantizaban autonomía operativa en algunos sectores. Eso implica que se desprende de PDVSA Servicios, PDVSA Industrial, todo lo que tiene que ver con los taladros, las tuberías, las válvulas, la Empresa Nacional de Transporte, PDVSA Ingeniería y Construcción; tercero, se desprenden de todas las filiales de Sudamérica, es decir, todo lo que impulsó Chávez en la región lo eliminan. Pero lo más importante, se está entregando la producción a los privados, bien sea por la figura de empresas mixtas, donde se establece la entrega de  la mayoría de las unidades; empresas mixtas nuevas o los ASC, es decir, una privatización y PDVSA no tendrá producción propia.
Básicamente están entregando todas las unidades de producción a las figuras de empresas mixtas o de ASC. En el caso de las empresas mixtas, están diciendo que van a vender la participación de todas hasta 50,1%

-¿Eso lo permite la ley?

-Están planteando también modificar el artículo 22 de la Ley Orgánica de Hidrocarburos para eliminar la restricción de que PDVSA tenga al menos de 50,1% en las empresas mixtas, es decir, el segundo paso que se pretende es entregar la producción de petróleo a una mayoría privada o completamente a los privados. Otro aspecto que molesta es que crearon o se inventaron una terminología que no es petrolera como “aguas arriba”, “aguas intermedias” y “aguas abajo”.

-¿Se refiere a lo de “aguas intermedias”?

-Exacto. En lo que llaman “aguas intermedias” están poniendo todos los servicios como compresión de gas, inyección de agua, extracción de líquidos y están diciendo que se lo van a entregar a los privados, es decir, PDVSA pierde la capacidad de manejar su propia producción y resulta que todo eso forma parte de las actividades primarias, que coadyuvan a que se pueda producir petróleo y que no se entregue a otras entidades privadas. La propuesta también dice que entregarán todo lo que es “aguas abajo” como es refinación, transformación, comercialización y venta. Esto también va en contra de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, la cual establece en su artículo 9 que nada del “Down stream o aguas abajo” que sea existente pueda ser entregado a entidades privadas. Se puede permitir participación privada en refinerías nuevas, pero no se puede privatizar algo existente. Entonces, estos señores están entregando la producción, la infraestructura de procesamiento, tratamiento y almacenamiento y las refinerías a los privados, pero además  la comercialización. Se está diciendo ya PDVSA no va a comercializar sino más bien las empresas mixtas y los privados. Entonces, ¿para qué vamos a ir a la OPEP si no se va a poder regularizar la producción y la comercialización del petróleo? Volvemos a la época de la concesiones, es decir, esta gente está llevando al país a un retroceso en el régimen petrolero venezolano que nos devuelve a los años de las concesiones petroleras. Esta entrega que está haciendo Maduro es peor a lo que planteó la Apertura Petrolera o propone el Plan País de la oposición.

-¿Lo considera peor que la reforma a la Ley de Hidrocarburos que presentó la oposición en la Comisión de Energía o a la nueva ley que introdujo el diputado Luis Stefanelli de Voluntad Popular?

-Es peor. Esto que está presentando Maduro no es una reforma, es una entrega porque se va a los cimientos de lo que es el régimen petrolero venezolano que no es de ahora. No se trata de que sea el modelo de Chávez o no. Por supuesto, reivindico lo que hizo con Chávez porque soy su ministro de Petróleo, pero esto tiene que ver con el país porque se está derogando con algo que viene desde el decreto de Quito del Libertador Simón Bolívar de 1829, que ese petróleo nos pertenece a los venezolanos y si no se tiene una empresa nacional, si se entrega toda la capacidad que hay para producir petróleo se perdió la propiedad y el control sobre el recurso natural, es decir es una propuesta muy entreguista. El Plan País y la Apertura Petrolera quedan en pañales con esto que se está presentado desde PDVSA. Nosotros criticamos mucho la Apertura Petrolera porque se entregó un campo como Boscán y se dijo que era un negocio marginal. En esta propuesta vemos que se está entregando Morichal, cuya producción en 2013 fue de 500.000 barriles de petróleo. También se está entregando los campos de San Tomé y Dación, todas las áreas que forman parte del esfuerzo propio de PDVSA. Se desprende también de PDVSA Gas, porque se entrega todo Anaco a los privados y esta filial queda como un distribuidor de gas que deberá comprar el gas asociado a un precio internacional. Por eso insisto que no es una reforma, es una entrega. También plantean entregar los terminales de Jose, Guaraguao, Morichal, el patio de tanques, los oleoductos, Puerto Miranda, Las Salinas, Bachaquero, Ulé, Punta de Palma, Bajo Grande, todos los sistemas de transporte y almacenamiento, la planta de procesamiento Pigap I y II, Santa Bárbara, San Joaquín, planta de fraccionamiento de Jose. Esta gente se volvió loca. Nunca había visto un planteamiento tan antinacional como este.

-¿Ese plan es un reconocimiento del estado de deterioro que se encuentran esas instalaciones?

-Claro. Lo que pasa que ponen como una de las razones el grado de deterioro y obsolescencia pero si la culpa es de ellos. El problema no es que se tenga que privatizar a PDVSA sino que hay que cambiar al señor que está en el Palacio de Miraflores porque ese deterioro se ha quintuplicado en la gestión a partir del año 2015. Desviaron el dinero, lo desviaron Carlos Malpica Flores y Simón Zerpa. El mismo Eulogio Del Pino, un día antes de que lo metieran preso denunció que la habían quitado todo el dinero y no dejaron manejarlo. Ellos son responsables. Este plan hay que pararlo. Es increíble. Es entregar un patrimonio que es de los venezolanos, que nos ha costado 100 años, que nos ha costado sangre y sudor, para entregarlo a los privados. Se lo están entregando a sus asociados porque esto es un negocio para Alex Saab, Francisco D´Agostino y Alejandro Betancourt.

-¿Se refiere al Saab el de los CLAP?

-Sí porque él es el rey de los negocios de Maduro.

-Usted menciona a Alejandro Betancourt. No obstatne, él obtuvo contratos en el sector eléctrico con la empresa Derwick durante su gestión, tanto para Corpoelec como para PDVSA

-Con PDVSA todo el mundo tenía relación, todos los industriales y empresarios venezolanos han tenido relación con PDVSA  porque PDVSA era la única fuente de ingresos del país. Entonces el hecho de que alguien esté registrado en el registro de contratistas no quiere decir que tengan luz verde o el apoyo nuestro para que hagan con el país lo que están haciendo. Betancourt y su grupo de gente son los dueños de la producción petrolera de occidente, de Petrozamora y de todas esas empresas que el gobierno de Maduro ha entregado la producción.

-¿El socio de PDVSA en Petrozamora no era Gazprombank?

-Sí pero en el año 2015 hubo un cambio en la propiedad y ese es uno de los cambios que se han hecho en las empresas mixtas sin pasar por la Asamblea Nacional e igual como han hecho con la faja del Orinoco de espaldas al país.

-En PDVSA se insiste que el socio en Petrozamora es Gazprombank

-No. Ellos crearon una empresa rusa donde están asociados Gazprombank con los capitales de Alejandro Betancourt. Cambiaron la denominación del socio ruso y la composición. Todas estas cosas deben pasar por la Asamblea Nacional y deben ser del dominio público. Eso procedimiento está establecido de esa manera en la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Es lo mismo que hicieron los rusos de Rosneft.  Ahora nadie sabe cuál será la empresa que va a operar en lugar de Rosneft porque es una compañía desconocida. Rusia nos está tratando como si esto fuera una colonia. Ellos deciden sus cosas en Moscú y no les importan nuestras leyes. pero eso no es así porque precisamente el espíritu del legislador cuando puso eso en la Ley Orgánica de Hidrocarburos era proteger al país de que no se detuviera una industria de importancia estratégica.

-¿Cree que los rusos van a seguir produciendo en Venezuela?

- No. Tienen las reservas pero no van a producir porque se llevaron a la empresa operadora y es lo mismo que pasará con Chevron en Petropiar y Petroboscán. Esta gente lo que está haciendo es rematar esto. Los cambios que ellos están introduciendo es una cesión de las áreas petroleras porque dicen que los privados pueden hacerse de los activos de PDVSA como compensación de deuda. ¿Qué deudas? ¿Cómo es ese tema de la deuda? ¿Quién sacó esa contabilidad? Venezuela no va a recibir ingresos por la venta de activos, sino que se lo van a dar en contraprestación a supuestas deudas que habría que aclarar. Cuando yo dejé la empresa, dejé todos los estados financieros auditados y se sabía a quién se le debía. Hoy no se sabe nada. PDVSA no muestra estados auditados, no hay auditor externo que pueda dar una opinión positiva de los estados financieros de PDVSA, entonces es una cosa secreta de entrega de la empresa a cambio de esa deuda.

-En el documento se señala la creación de la filial PDVSA Rusia

-Es la única filial que se va a quedar en el exterior porque están cerrando toda Sudamérica. Ellos tendrán sus razones pero yo solo le digo a Nicolás Maduro que ese era parte del pensamiento de Chávez y Maduro lo sabe. Lo están cerrando todo y están dejando solo esa filial en Rusia, que básicamente será para manejar Nynas y otro negocio más. PDVSA reduce su presencia en el mundo. Lo más grave no solo es lo que están entregando ahorita sino la entrega del control sustancial, es decir, se dice que los privados se encargarán de la contratación, de la relación con los trabajadores, recursos humanos, ya no se tendrá un control de la producción y de la comercialización petrolera. No se sabrá a cuánto se vende el petróleo, a dónde se vende, cuánto se vende. Ya ahora no sabemos nada y es lo que pasa con la venta de crudo Merey. No hay precios anunciado porque desmantelaron el sistema y eso obliga a hacer cálculos. Se están llevando todo ese petróleo y nadie le rinde cuentas al país. Todo esto que es muy grave y está pasando en silencio. Ellos son violentos y malandros. No le rinden cuentas a nadie. No solo no van a la Asamblea Nacional sino que tampoco van a la Asamblea Nacional Constituyente. Nadie sabe lo que está pasando pero está avanzando.

-En la propuesta se plantean liquidar negocios de PDV Holding y Citgo, ¿eso es como asumir que se perdieron esos activos en Estados Unidos?

-Ellos están dando por perdidos algunos activos, sobre todo aquellos que aún están en litigio en el área de refinación y están cerrando muchas filiales. No se dice para nada qué pasará con los trabajadores. Pongamos que se hayan ido 30.000 trabajadores pero queda el resto. ¿Qué pasará con ellos? Otra cosa es que se está derogando el decreto presidencial 5.200, el de nacionalización de la faja del Orinoco, y por esa decisión hemos ido a juicios arbitrales con ExxonMobil y ConocoPhillips. Ahora esta gente dice que lo echa para atrás y que lo deja sin efecto. ¿Y los juicios y todo lo que ha pasado?¿Vamos a entregarle a los privados o las transnacionales porque ningún privado venezolano puede con un proyecto de la faja? ¿Vamos a entregar la mayor reserva de petróleo del planeta? ¿A cuenta de qué o con qué excusa? Del deterioro de la infraestructura es culpa de ellos, la caída de la producción es culpa de ellos. Igual están derogando la ley que reserva al Estado los bienes y servicios conexos en las actividades primarias de hidrocarburos, todo lo que son las actividades del lago de Maracaibo e inyección de gas y agua. Si hubiera invadido Estados Unidos, que es lo que siempre dice Maduro, nunca hubiera ocurrido una entrega igual. Es algo verdaderamente lamentable y que no se puede tolerar. Hago un llamado a todos los trabajadores y a todas las fuerzas políticas del país para que se pronuncien por esto y que digan si están a favor o no de entregar a PDVSA y que quede registrado para la historia porque es una transformación que nos va a costar muy caro.

La carga fiscal           

-Hay expertos que señalan que Venezuela tiene uno de los regímenes fiscales más elevados

-Fíjate que las personas que hacen este tipo de propuestas se quejan de que Venezuela tiene el puesto número 1 en obtener mayores beneficios en su actividad petrolera y eso en vez de parecer bueno lo colocan como un complejo y entonces dicen que no somos atractivos para los privados. Eso no es verdad. Nosotros cuando estábamos en PDVSA teníamos más de 33 empresas privadas trabajando con nosotros de todo tipo, desde la A hasta la Z. No es verdad que los privados no quieren invertir en Venezuela por el régimen petrolero. No quieren invertir por Maduro. ¿Quién se va a meter a trabajar con Maduro. Solo aventureros como Ruperti o Betancourt. ¿Quién va a querer trabajar en Venezuela si las empresas internacionales serias saben que no hay un régimen legal, no hay legitimidad en quien toma las decisiones y alegan el argumento del government take para reducir el pago de regalía e impuesto sobre la renta, eliminar la contribución especial sobre precios de hidrocarburos o producciones marginales y disminuir los impuestos municipales, lo cual me parece increíble.

-¿Qué respuesta tiene usted a quienes dicen que el régimen fiscal venezolano es de los más elevados del mundo y eso resta competitividad sobre todo en un escenario de bajos precios del petróleo como el de este momento?

-Los que dicen eso piensan por las compañías. Eso es respetable, pero yo me pongo por el lado de los venezolanos. Yo pienso por el país. Si nosotros en un escenario de precios bajos no tuviéramos la regalía en 33% más 50% de impuesto sobre la renta no habría con que comprar. El régimen fiscal petrolero es para favorecer a los venezolanos. Yo hablo como venezolano. Si nosotros no hubiéramos cambiado el régimen fiscal de la faja a nosotros nos hubiera quedado solo 1%. Yo reivindico ese régimen. La situación actual que ha creado Maduro, donde casi pareciera que nos hubiera arrasado un ejército invasor, habría que tomar una medida para permitir levantar la producción pero eso serían solo medidas coyunturales sin necesidad de trastocar todo el régimen fiscal. Sea el gobierno que sea, vamos a necesitar un ingreso petrolero. Lo de Maduro ha terminado siendo como el COVID-19. Así como el COVID-19 acabó con la economía y ahora se está demostrando que el mundo no puede vivir sin los trabajadores, igual Maduro ha demostrado que el país no puede vivir sin petróleo. Lo había dicho Arturo Uslar Pietri hace años. Maduro lo demostró. Hicimos un experimento trágico. Esta gente con su incapacidad acabó con la industria petrolera, el resultado es que el país no se mueve. Esta es una de las peores crisis de su historia. Creo que la peor en su historia contemporánea, entonces nosotros tenemos que reivindicar el régimen petrolero, tenemos que ayudar al pueblo y a los privados, pero necesitamos captar todo el dinero que podamos para levantar este país sino no hay manera y no vamos a salir del hoyo en el que estamos metidos. 

País: 

PUBLICADO: 02 de mayo de 2020
Share

 

 

 

Zoom