El Mundo de la Energía
Viernes 29 Mayo 2020 12:52:45 AM

Luis Stefanelli: “En Venezuela ya no hay manera de dirigir inversión pública para el petróleo”

Stefanelli: “Hemos dicho que queremos darle estabilidad jurídica a todo el que quiera invertir” (Foto Asamblea Nacional)

El diputado Luis Stefanelli, miembro de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional, fue el encargado de introducir al parlamento el proyecto de una nueva ley orgánica de hidrocarburos, que según afirma tiene respaldo en la oposición y no contradice la propuesta de reforma de la legislación vigente, que elaboró ese mismo cuerpo del Poder Legislativo.
“La reforma es un instrumento adicional que le puede dar celeridad para atender la emergencia de la recuperación petrolera mientras se discute una nueva ley. Por esto considero que ambos textos no se oponen sino que se complementan”, afirma el parlamentario del partido Voluntad Popular. “Debo decir que este proyecto ya tiene un consenso de 80%. Hay un acuerdo político en torno al Plan País, donde están representadas las principales fuerzas políticas, que coinciden en la urgencia de cambiar el modelo económico, lo que ha sido el sector de los hidrocarburos durante estos 20 años y la necesidad de una nueva ley”, acota.
De aprobarse esta propuesta, se convertiría en la cuarta legislación en esta materia: la primera, de 1920 durante la dictadura de Juan Vicente Gómez; la segunda en 1943 durante el gobierno de Isaías Medina Angarita, la cual duró casi 60 años; y la tercera es la vigente desde 2001, que aprobó el presidente Hugo Chávez mediante decreto ley sin pasar por discusión en el Poder Legislativo.
“El primer proyecto que presentamos el año pasado no funcionó porque planteaba cambios drásticos que generaron interpretaciones que no siempre fueron las más adecuadas e impidió alcanzar consensos”, reconoce Stefanelli. Admite que uno de los puntos polémicos fue la propuesta de crear la Agencia Venezolana de los Hidrocarburos (AVH), como ente regulador de los contratos con empresas privadas nacionales y foráneas, así como para Petróleos de Venezuela (PDVSA), debido a que se le percibió con exceso de poder y discrecionalidad.
“A la Agencia no se le puede ver como un instituto independiente sino autónomo, adscrito al Ministerio del área o del ramo, que actualmente sería el de Petróleo, pero que también podría llamarse de Hidrocarburos como en otros países, o de Energía, como era la denominación anterior”, explica Stefanelli. “La AVH y el ministerio estarán obligados a trabajar en coordinación, el ministro tendrá un representante en su directiva y la autonomía radica en la parte administrativa para que tenga sus recursos permanentemente y que sus miembros sean nombrados para un lapso de 5 años, de manera que sus decisiones no sean coyunturales sino estructurales”, añade.
El parlamentario también resalta que desde el punto de fiscal se mantiene la figura de la regalía, como el derecho que tiene el Estado como propietario de los yacimientos, pero se reduce a la alícuota de 16 % 2/3 (16,67%), considerada como la tasa histórica porque fue la que se fijó en la legislación de 1943. Asegura que este nivel  permite captar inversiones, que en este momento son inviables con una tasa de 30% y este nuevo nivel coloca a Venezuela en una posición competitiva frente a otros países de la región como Brasil, Colombia o México.
Al respecto, indica que la regalía vigente de 30%, más una tasa de 50% de impuesto sobre la renta que paga el sector petrolero y todas las contribuciones que estableció el ex presidente Hugo Chávez a partir del año 2016, colocaron a Venezuela en los niveles más elevados de fiscalidad petrolera: por encima de 90%.
“Este proyecto, aún con la rebaja en la tasa de regalía, busca maximizar los ingresos al Estado porque vendrán del aumento de producción. Es preferible tener ingresos de 3 millones de barriles con una fiscalidad de 16,67%, que solo 600.000 barriles actuales con una regalía de 30%”, puntualiza Stefanelli. “Debemos crear los estímulos para atraer capitales privados y extranjeros porque en Venezuela ya no hay manera de dirigir inversión pública para el petróleo sin perjudicar a un sector prioritario como el de salud o también educación. Los organismos multilaterales no otorgan dinero para el sector de hidrocarburos y el Estado venezolano no está en capacidad de hacer sacrificios presupuestarios para desarrollar la industria petrolera porque PDVSA carece de los recursos”, acota.
En tal sentido, también destaca que el proyecto plantea la plena participación privada –hasta 100% del capital- mediante la figura de  los Contratos de Exploración y Producción.  Al mismo tiempo, no obstante,  mantiene el esquema de empresa mixta con mayoría accionaria de PDVSA en la que el socio minoritario –privado o extranjero- tendrá la potestad de mantenerse en este modelo o migrar al planteado en el proyecto legal.
“Hemos dicho que queremos darle estabilidad jurídica a todo el que quiera invertir y esa es la primera señal que está consagrada en las disposiciones transitorias. Por eso se establece la opción de que el socio B o minoritario permanezca bajo el esquema de empresa mixta pero puedo asegurar que la nueva ley ofrece los incentivos para que voluntariamente y no de manera obligada como hizo Chávez se migre al modelo que proponemos en la ley”, afirma Stefanelli.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 09 de mayo de 2020
Share

 

 

 

Zoom