El Mundo de la Energía
Miércoles 20 Noviembre 2019 08:06:49 PM

IESA: “La sanciones han contraído la cartera de clientes de PDVSA”

En el tercer trimestre del año empresas como CNPC y Chevron se vieron en la necesidad de disminuir producción y suspender mezcla de crudo debido al espacio de almacenamiento.

El Centro Internacional de Energía y Ambiente del IESA en su reporte sobre el tercer trimestre señala que la producción de crudo de Venezuela durante los meses de julio a septiembre promedió los 863.000 barriles diarios, según la data de comunicación directa que reporta la OPEP, la cual indica una contracción de 17% respecto al segundo trimestre y de 41% cuando se compara con 2018.
Este institución académica advierte sobre la dualidad de cifra que menciona la OPEP al señalar por un lado la que suministran fuentes secundarias, para las cuales la producción se ubicó en 709.000 barriles diarios, el nivel más bajo en un trimestre desde 1945.
“La caída de la producción a niveles históricos es resultado de los efectos de las sanciones de Estados Unidos. La sanciones han contraído la cartera de clientes de PDVSA, así como de tanqueros que han decido no asumir el riesgo de transportar crudo venezolano, lo que se ha traducido en una acumulación de inventarios que ha pasado su límite en los tanques de almacenamiento operativos y que han obligado a recortar la producción en diferentes zonas de Venezuela”, señala el informe.
En septiembre se registró una disminución de 184.000 barriles diarios, la segunda mayor caída del año, donde la primera fue en marzo con 141.000 barriles diarios como consecuencia de los problemas del sector eléctrico.
En el tercer trimestre del año se reportó el recorte de 120.000 barriles diarios de crudo extrapesado de la Faja Petrolífera del Orinoco y empresas como CNPC y Chevron se vieron en la necesidad de disminuir la producción y suspender mezcla de crudo debido al espacio de almacenamiento.
Las sanciones se introdujeron en agosto de 2017 cuando previamente Venezuela había mostrado una tendencia decreciente en la producción y problemas financieros y operacionales a consecuencia del mal manejo de la industria, explica el reporte de la CIEA.
A pesar de que el Gobierno tiene la aspiración de elevar la producción a 1 millón 200.000 barriles diarios para 2020, el Centro de Energía del IESA recuerda que la industria petrolera de Venezuela afronta problemas operacionales, falta de materiales y equipos, cortes de energía generalizados, déficit en la gestión y, crisis económica y política que mantienen unas expectativas de producción bajas entre 450.000 y 800.000 barriles diarios para 2020.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 04 de noviembre de 2019
Share