El Mundo de la Energía
Martes 29 Noviembre 2022 12:17:51 AM

El fracking permite que producción de EEUU crezca 850.000 b/d durante año y medio de gestión de Biden

Estados Unidos incrementó sus exportaciones petroleras hacia Europa sobre todo después de la guerra en Ucrania (Foto EIA)

La producción petrolera de los Estados Unidos –gracias sobre todo a la tecnología del fracking o la fractura hidráulica- registra un crecimiento de 7,6% en año y medio de gestión del presidente Joe Biden, lo implica una variación absoluta de 850.000 barriles diarios para alcanzar 11,9 millones de barriles diarios.
La mayor parte de esta producción (56%) proviene de dos estados: Texas y Nueva México que en conjunto están aportando 5 millones y 1,5 millones de barriles diarios, respectivamente. Cada una de estas regiones registra sendas alzas de 10% y 45% en 18 meses de gobierno de Biden.
“Las empresas y capitales financieros petroleros están mirando e invirtiendo en campos petroleros de períodos cortos no mayores a siete años con tasas de retorno en tres meses y eso está estimulado sobre todo por toda la actividad del shale oil o lutitas”, comenta el economista Rafael Quiroz, docente del postgrado de hidrocarburos de la Universidad Central de Venezuela. “El presidente Biden claudica su oferta electoral ambiental y flexibiliza su postura inicial contra los proyectos de shale”, agrega.
Ese incremento en la producción ha permitido que Estados Unidos también registra un alza de 15% en sus exportaciones de crudo entre enero de 2021 y mediados de 2022 sobre todo hacia Europa con despachos que se han intensificado después de febrero de este año luego que se inició la guerra en Ucrania y se comenzaron a adoptar medidas contra la compra de petróleo de Rusia.
Pese a esta alza, la producción petrolera de los Estados Unidos está casi 8% por debajo del pico de casi 13 millones que se alcanzó a finales de 2019 durante el gobierno de Donald Trump, quien mantuvo una política más favorable para la exploración y explotación petroleras mediante el fracking.
Un punto clave para el futuro petrolero norteamericano con el gobierno de Biden está en los resultados de las elecciones de medio término del próximo 8 de noviembre, que pudieran determinar un mayor peso del Partido Republicano.
“Estados Unidos como productor tendrían que reactivar de manera considerable buena parte de los proyectos de fracking y eso iría totalmente en contra el discurso ambientalista de campaña que tuvo el presidente Biden y ese es otro tema delicado a nivel de la toma de decisión”, comenta Rudi Cresa, consultor en materia energética.”A nivel de la dependencia en cuento a las importaciones los principales suplidores de crudo de Estados Unidos son Canadá y México”, acota.
La compra de crudo extranjero durante el tiempo que lleva Biden en la Casa Blanca creció 9% (un alza ligeramente por encima de 540.000 barriles diarios) para alcanzar los 6,3 millones de barriles al día) de los cuales 76% proviene de Canadá, 12% de México, 6% de Arabia Saudita, 3% de Colombia y los restantes 3% de otros países.  

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 31 de octubre de 2022
Share