El Mundo de la Energía
Jueves 28 Octubre 2021 04:15:38 AM

Citgo registró caída de $ 7,30 a $ 3,95 en margen de refinerías por desaparición del crudo venezolano

Jordá: “Uno de nuestros mayores deseos es volver a tener el contrato de suministro con Venezuela” (Foto Citgo)

El presidente ejecutivo de Citgo, Carlos Jordá, sostuvo un encuentro con los estudiantes del Diplomado de Gerencia de Hidrocarburos del IESA, con quienes compartió los aspectos del negocio de refinación. Advirtió sobre las consecuencias que tienen para la empresa las sanciones que mantiene el gobierno de Estados Unidos sobre Petróleos de Venezuela (PDVSA), y alertó que es inminente que se concrete una decisión judicial que afecte sus activos, señaló el semanario Exclusivas Económicas.
Al abordar el caso específico de las sanciones -vigentes desde enero de 2019- Jordá aseguró que han afectado los márgenes de comercialización, medidos por el diferencial de precios del crudo versus la gasolina o el diésel, y han impedido que Citgo tenga créditos comerciales para la compra de crudo.“Los márgenes para las refinerías han venido cayendo en el tiempo de 7,30 a 3,95 dólares por barril entre 2015 y 2020 y eso se correlaciona con la desaparición del crudo venezolano en las refinerías de la costa del Golfo”, dijo el ejecutivo.
“Citgo tiene que hacer prepagos para comprar sus crudos, ya que no tiene créditos con muchas de sus contrapartes comerciales. Las sanciones afectaron seriamente a la compañía, perdimos el suministro de PDVSA de 200.000 barriles diarios, perdimos el crédito comercial y la mitad de nuestros suplidores. Ahora se les cancela mediante prepago y eso es una desventaja cuando lo comparamos con nuestros competidores que tienen 100% de crédito muchas veces a 30 días”, agregó.
Dijo que la cadena de distribución se ha visto afectada a lo largo del tiempo y que el número de estaciones de servicio abanderadas con Citgo ha venido disminuyendo por las sanciones y toda la conflictividad política que ha deteriorado la imagen de la marca, tomando en cuenta incluso que es ícono en el béisbol profesional de Estados Unidos y uno de los símbolos de Boston por su valla publicitaria en esa ciudad.
“Estamos haciendo un rejuvenecimiento de la marca. Tenemos nueva imagen para 600 estaciones de servicio y nos va a tomar varios años lograrlo. Eso se hace mediante un mecanismo de financiamiento al dueño de la estación que luego se le va cobrando en el precio del suministro. La estación gana al tener una nueva imagen porque la gente ve más atractiva la imagen de la compañía y gana también al tener seguridad de suministro”, acotó.
Expresó que es necesario una resolución de las sanciones para que la compañía invierta en otros nichos que le garanticen la permanencia, como están haciendo otras empresas refinadoras, y se refirió a la incursión en la actividad petroquímica y en el negocio de los biocombustibles.

Volver a tener el contrato con Venezuela

Jordá también expuso, reseña Exclusivas Económicas, las correcciones que ha tenido que realizar el equipo gerencial que está a cargo de la compañía desde principios de 2019, incluidas las investigaciones por casos de corrupción por parte de las directivas nombradas por los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.
Además, indicó que resulta vital para la reactivación y recuperación de Citgo que el conflicto político en Venezuela sea resuelto no solo para el rescate de la compañía, sino para que permita de manera expedita que PDVSA consiga un espacio donde colocar su crudo en el mercado estadounidense y, paralelamente, sea atendido el déficit de combustible en territorio venezolano con despachos de gasolina y diésel.
“El porcentaje de procesamiento de crudo venezolano estuvo cayendo de niveles de 29% a 5% en 2019 y cero ahora, desafortunadamente. Uno de nuestros mayores deseos es volver a tener el contrato de suministro con Venezuela, venderle, ya que sería importante para el país e importante para Citgo”, dijo Jordá durante una parte de su intervención que fue recogida por Exclusivas Económicas.
“La solución al problema político es fundamental. Todos sabemos el estado en que se encuentran las refinerías en Venezuela y pensamos que en un momento de transición Citgo sería el punto para primero recibir crudo y suministrar el máximo volumen de productos posibles a un mercado que no tiene recursos. Eso sería comercialmente ventajoso para ambas partes”, añadió.Indicó que podrían recibirse hasta 600.000 barriles diarios de crudo venezolano y enviar un volumen por el orden de 125.000 barriles al día de combustibles para atender la demanda de Venezuela.

Litigios que comprometen 

Con respecto a los litigios que comprometen los activos de Citgo, puso énfasis en el que afronta la empresa por el reclamo de Crystallex debido al arbitraje internacional que le ganó al Gobierno venezolano por la expropiación de la concesión de las minas de Las Cristinas y que ha llevado a emprender una estrategia judicial dirigida a capturar el único activo que tiene Venezuela en Estados Unidos.“Necesitamos lograr una solución definitiva a los litigios. Hemos logrado defender durante los últimos dos años. Sin embargo, estamos ya en un momento difícil porque el juez de distrito en Delaware ha nombrado a un encargado para la venta de los activos de Citgo, que seguimos peleando y nos protege hasta ahora el gobierno americano, pero es algo que pudiera desaparecer”, advirtió.
Tampoco obvió, de acuerdo con Exclusivas Económicas, el peso que tiene la demanda de los tenedores de los bonos PDVSA 2020 ante una corte de Nueva York. Explicó que la apelación continúa siendo que esos títulos fueron ilegales porque esa operación de financiamiento no fue aprobada por la Asamblea Nacional y puso en garantía o colateral más de la mitad de los activos de la empresa.
Jordá recordó que está pendiente el reclamo de ConocoPhillips, por el arbitraje que le ganó al Estado venezolano y a PDVSA, y que tampoco está resuelto lo referido al préstamo que Rosneft otorgó a la administración de Nicolás Maduro, que tiene a Citgo como garantía. Sobre esto último considera que hubo una ilegalidad cuando la empresa rusa vendió toda su participación en Venezuela a una compañía vinculada al Kremlin porque esa parte de la acreencia debe tener autorización de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.
Citgo cuenta con una licencia de la OFAC que le permite mantener sus operaciones con la expresa prohibición de no tener relaciones con Venezuela y, adicionalmente, mantiene internamente a fiscales del Departamento de Justicia que aún realizan una investigación sobre los casos de corrupción que se han detectado en la gestión de Asdrúbal Chávez, como presidente de Citgo, hasta enero de 2019 y quien actualmente presidente de PDVSA.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 22 de junio de 2021
Share