El Mundo de la Energía
Miércoles 14 Abril 2021 06:54:20 AM

Expertos de Japón, EEUU e India auditarán planta de amoníaco y urea en Bolivia

El presidente de YPFB, Wilson Zelaya, manifestó que “definitivamente los daños son incalculables desde el punto de vista de la pérdida de credibilidad después de haber ganado clientes durante tanto tiempo”.   (Foto YPFB)

El viceministro de Industrialización, Comercialización Transporte y Almacenaje de Hidrocarburo de Bolivia, William Donaire, informó que a  partir del 15 de abril, se llevará a cabo el diagnóstico de los tecnólogos de la empresa estadounidense KBR a los equipos de urea de la Planta de Amoniaco y Urea (PAU), mientras que los tecnólogos de la reconocida empresa japonesa Toyo se encargarán de las máquinas que producen amoniaco de dicha planta, con el objetivo de detectar en ambos casos los daños producidos a esta tecnología de punta durante 2020.
Añadió Donaire que profesionales de la India, contratados por YPFB Refinación,  se sumarán a estos diagnósticos  para evaluar a  jefes de la Planta de Amoniaco y Urea (PAU). Y que una vez se realice el diagnóstico de los equipos críticos se prevé contratar personal especializado de Samsung,  para el mantenimiento correctivo, puesto que ellos trabajaron en la implementación
El sábado 20 de marzo, una comisión de autoridades, entre las que estuvo el ministro de hidrocarburos y energía, Franklin Molina, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos, Wilson Zelaya, el Director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), Germán Jiménez y el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, inspeccionaron la Planta de Amoniaco y Urea (PAU), ubicada en Bulo Bulo, Cochabamba,  y constataron el avance en los respectivos cronogramas de cara a la reactivación de la misma.
A la vez que se acordó que se conformara una comisión mixta del Legislativo que investigará el daño económico en esta planta industrializadora, toda vez que la paralización de la misma durante el 2020 habría producido daños superiores a los 250 millones de dólares.
“Se confirma una vez más lo que habíamos mencionado en nuestra primera visita a la PAU y es que la acción deliberada de paralizar este complejo industrial petroquímico ha generado un daño económico al país de más de 250 millones de dólares. Sin duda este es un gran daño económico al país. No es tarea fácil reactivar la planta, ponerla en operación y mantenimiento. Sin embargo, creemos que con el equipo comprometido en la gestión y la decisión de nuestro presidente Lucho Arce de poner en marcha esta planta, se van a ir cumpliendo los cronogramas”, señaló el ministro de hidrocarburos y energía, Franklin Molina.
“Por su parte, el presidente de YPFB, Wilson Zelaya manifestó que “hay varios equipos dañados que fueron identificados ya en diciembre. No obstante, ello, debido a que no se ha hecho una hibernación adecuada de la planta, ni un buen mantenimiento durante el año pasado, en que ha estado la planta parada, se van evidenciando algunos otros daños adicionales que van a ser cuantificados para ver al final cuanto nos va a llegar a costar todo, la reparación y puesta en marcha de esa planta. Definitivamente los daños son incalculables desde el punto de vista de la pérdida de credibilidad después de haber ganado clientes durante tanto tiempo”.  https://www.bnamericas.com/es/noticias/nueva-inspeccion-a-planta-de-amon...

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 26 de marzo de 2021
Share

 

 

 

Zoom