El Mundo de la Energía
Miércoles 5 Agosto 2020 10:17:08 AM

Maduro destituyó a Quevedo por destruir producción en más de 1 millón de barriles en 30 meses

El ex ministro Quevedo y su esposa Mary en la misa donde imploraron a Dios por el aumento de la producción petrolera (Foto PDVSA)

El presidente Nicolás Maduro reemplazó al mayor general de la Guardia Nacional, Manuel Quevedo, del doble cargo que ocupaba: ministro de Petróleo y presidente de Petróleo de Venezuela (PDVSA) y regresó al esquema de tener a personas diferentes para cada posición: Tareck El Aissami va al ministerio y Asdrúbal Chávez a la presidencia de la empresa estatal. La misión que tienen a corto plazo: resolver la escasez de combustible y frenar la caída de la producción.
La decisión del mandatario venezolano, dada a conocer mediante Gaceta Oficial Extraordinaria, se toma tras una gestión de 30 meses en los que Quevedo no pudo levantar la producción en 1 millón de barriles diarios como fue su promesa al asumir los dos cargos, sino que por el contrario en ese lapso el volumen de extracción de crudo cayó 1 millón 119.000 barriles diarios.
En noviembre de 2017, presidente Maduro destituyó a Eulogio Del Pino y Nelson Martínez del Ministerio de Petróleo y PDVSA, respectivamente, y pidió a la Fiscalía la detención de ambos por presuntas irregularidades. En su lugar, nombró a Quevedo en ambos cargos. Para ese momento la producción petrolera estaba sobre 1,8 millones de barriles diarios, cifra oficial que era avalada por fuentes secundarias.
Después de dos años y medio, Quevedo deja una producción por debajo de los 700.00 barriles diarios, según la data oficial y en niveles inferiores a 600.000 barriles, de acuerdo a lo que reportan organizaciones como la Agencia Internacional de Energía o la firma Energy Intelligence.
El mayor general cuando estaba por cumplir un año de su gestión, específicamente en septiembre de 2018, ordenó que se oficiara una misa en la sede de PDVSA con el fin de implorar a Dios por la reactivación de la producción. “La recuperación de PDVSA es también la recuperación de todo el país”, dijo el sacerdote Pablo Urquiaga, párroco de la iglesia La Resurrección del Señor en Caricuao, durante la homilía y al momento de los petitorios de los feligreses que se hicieron en ese momento comenzando por los de Quevedo y su esposa Mary.
Ese mismo año, el presidente Maduro le otorgó poderes especiales para que recurriera a la adjudicación directa –contratos operativos sin licitación- para lograr levantar la producción y la decisión fue la de favorecer a 14 empresas de ingeniería y de la construcción, la mayoría de ellas vinculadas a la Misión Vivienda Venezuela pero sin trayectoria en el sector de los hidrocarburos.
En febrero de 2020, Maduro nombró una Comisión para la Recuperación, Reestructuración y Defensa de la Industria Petrolera, presidida por Tareck El Aissami. Frente a esa decisión, Quevedo tuvo que abandonar su oficina, ver como le reducían el número de escoltas que resguardaba su lujoso condominio ubicado en el municipio Baruta; y su última figuración como ministro fue en la reunión virtual de la OPEP a principios de abril.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 27 de abril de 2020
Share

 

 

 

Zoom