El Mundo de la Energía
Martes 29 Septiembre 2020 10:02:04 AM

Francisco Rodríguez pidió al Gobierno de EEUU incorporar a Chevron al plan alimentos por petróleo

Foto Fundación Petróleo por Venezuela

El economista Francisco Rodríguez, director de la Fundación Petróleo por Venezuela, señaló que su propuesta humanitaria de canje de crudo por alimentos que denomina Acuerdo Petrolero Humanitario no sólo implica  una negociación entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición, sino que también involucra a la administración de Donald Trump y eventualmente a la única compañía petrolera presente en el país como es Chevron.
“Le hemos planteado a las autoridades estadounidenses que analicen esto como un posible programa piloto para el fin de la licencia de Chevron, que en vez de terminar en no renovar esta licencia se abra la posibilidad de testear este modelo y en el momento en que una empresa mixta decida participar totalmente, dedicar toda su producción de petróleo a este programa se le abran todas las puertas de la inversión”, dijo Rodríguez.
El experto se sustenta en que la Oficina de Control de Activos Extranjeros de Estados Unidos (OFAC) renovó la licencia a Chevron, al igual que a otras empresas estadounidenses, para que mantengan operaciones en Venezuela hasta el 22 de enero de 2020. No obstante, esta fecha podría extenderse de acuerdo a lo que gestiona la propia empresa estadounidense que tiene participación en las compañías mixtas Petropiar, Petroboscán, Petroindependiente, Petroindependencia y una licencia para explotación de gas natural costa afuera.
Rodríguez explica que el Acuerdo Petrolero Humanitario contempla lograr levantar 8.000 millones de dólares solo para la exportación de crudo hacia Estados Unidos y la totalidad de esos recursos se dirigirían a la ayuda humanitaria.
También indica que este plan podría extenderse a todos los otros socios extranjeros de PDVSA, de manera que quienes participen y dediquen parte de su producción petrolera para que sea comercializada en Estados Unidos y se establezca un mecanismo para las ganancias sean devueltas a los venezolanos en alimentos, medicinas e insumos necesarios para palear la emergencia humanitaria que vive el país,  puedan recibir insumos para la producción, recibir inversión internacional, es decir tener la inyección de capital necesaria para revitalizar su producción.

Añade Rodríguez que esto no es posible con PDVSA porque si  PDVSA manda 100.000 barriles y recibe insumos de capital entonces está en riesgo  de que PDVSA termine poniendo ese capital en aumentar la producción petrolera para mandarle esa producción adicional a otros destinos, destinos que nos estén cubiertos por el programa.

De acuerdo a datos recopilados por la Fundación Petróleo por Venezuela, a raíz de las sanciones y su profundización a partir de enero de 2019, la producción petrolera ha caído en 400.000 barriles diarios valorados en cerca de  7.500 millones de dólares al año, es básicamente igual al tamaño del mercado norteamericano perdido para las exportaciones venezolanas.
Afirma Rodríguez que dado que las importaciones de alimentos y medicinas fueron solo de  2.200 millones de dólares en 2018 y se estima que alcanzarán  1.100 millones de dólares este año, por lo que incluso si se logra materializar solo una fracción, por ejemplo 2.000 millones de dólares  en importaciones  se duplicaría  el suministro de bienes esenciales en el país.
Por otro lado, Insiste Rodríguez en que el Programa que proponen es diferente a un Programa de Petróleo por Alimentos convencional porque en el Programa convencional tú tienes un gobierno que elige un comprador de petróleo, que elige a los proveedores y controla la distribución local; en cambio en el Programa que propone la Fundación  y que llaman Acuerdo Petrolero Humanitario, estamos cambiando totalmente eso una instancia independiente, autónoma con fuerte supervisión internacional; que está a cargo de todas estas partes del proceso para que se lleven a cabo con la mayor transparencia posible, y que disminuye los riesgos de la corrupción.

En cuanto al nombre del Programa lo llaman Acuerdo Petrolero Humanitario, porque el mismo solo es posible si se ponen de acuerdo los tres actores fundamentales: Nicolás Maduro, quien ostenta el poder  territorial, y por ende el control de la producción petrolera en el país;  Juan Guaidó, quien ejerce el poder de la comercialización del petróleo en Estados Unidos, el control de Citgo y el gobierno de Donald Trump.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 10 de diciembre de 2019
Share

 

 

 

Zoom