El Mundo de la Energía
Sábado 25 Septiembre 2021 04:56:16 PM

Dos tercios de la producción petrolera de EEUU utiliza fracking

La producción petrolera que utiliza fracking en Estados Unidos se concentra en los estados Texas, Dakota del Norte y Nuevo México (Foto EIA)

La data recopilada por la Oficina de Información de Energía de los Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés) indica que la producción petrolera de ese país proveniente de yacimientos no tradicionales y uso de sistemas de perforación horizontales combinados con  fracking o fractura hidráulica podría arrojar una recuperación de 16% con respecto al año pasado con tendencia a recuperarse en la segunda mista de 2021 y todo 2022.
La EIA señala que la perforación asociada a esta tecnología alcanzó picos por encima de 8 millones de barriles diarios en diciembre 2019, lo que representó 62% de un volumen de producción por el orden de casi 13 millones de barriles por día, pero debido a la pandemia del COVID-19 se registró una caída de 25% en la primera misad del año pasado.
En lo que ha transcurrido de este año se ha logrado alcanzar un volumen por el orden de 7 millones de barriles por día, lo que representa en la actualidad cerca de dos tercios de la producción petrolera de los Estados Unidos que durante el primer semestre de 2021 está sobre los 10,8 millones de barriles por día.
Los reportes de la EIA también señalan que cuatros áreas petroleras –Wolfcamp, Bakken, Eagle Ford y Spraberry –concentran 85% de la producción que utiliza la tecnología de la fractura.
El repunte registrado durante la primera mitad de este año en estos campos ubicados sobre todo en los estados de Texas, Dakota del Norte y Nuevo México ha llevado a plantear la interrogante si es factible que el presidente Joe Biden cumpla su promesa de reducir la dependencia del petróleo y avance en su promesa electoral de un programa de transición energética hacia fuentes más limpias y renovables en línea con lo que se impulsó durante el gobierno de Barack Obama.
En abril del año pasado, el consumo de derivados del petróleo cayó a 14,6 millones de barriles por día, lo que contrasta con las cifras por encima de 21 millones de barriles que se tuvieron en 2018 y 2019, pero la data indica una recuperación constante desde febrero de este año alcanzando a un volumen por encima de 20 millones de barriles por día, lo que indica que Estados Unidos está lejano de reducir su dependencia del petróleo.
La EIA señala que la matriz energética de los Estados Unidos en casi 70% está dominada por los hidrocarburos: 35% se corresponde a petróleo, 34% gas natural, 10% carbón, 9% nuclear y el restante 12% son fuentes renovables, de las cuales la mitad se corresponde a energía eólica y generación hidroeléctrica. 

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 23 de agosto de 2021
Share