El Mundo de la Energía
Jueves 13 Junio 2024 12:04:27 AM

“La licencia de Chevron favorece la normalización de la PDVSA de Maduro”

Hernández: “A partir del 6 de enero de 2023 el único gobierno que queda en Venezuela es el de Nicolás Maduro porque el gobierno interino cesa”

Por Alexander Uzcátegui y Andrés Rojas Jiménez

La Licencia General No. 41 de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC) más que una ampliación de las operaciones de la empresa Chevron en Venezuela marca un hito: el regreso del crudo venezolano a su mercado principal por más de 100 años.
Por casi cuatro años, a Petróleos de Venezuela (PDVSA) le ha estado prohibido cualquier acceso al mercado estadounidense debido a la política de sanciones adoptadas durante el gobierno de Donald Trump con la idea de propiciar cambios dirigidos a recuperar la institucionalidad democrática.
El abogado José Ignacio Hernández ha sido uno de los expertos legales que ha estado vinculado por el lado de la oposición venezolana a elogiar la política de sanciones sobre todo al inicio de 2019 cuando la Asamblea Nacional del año 2015 lo designo Procurador especial de la República, responsabilidad que mantuvo hasta inicios de 2021.

- ¿Esta nueva licencia que otorgó la OFAC a Chevron hay que verla como una flexibilización de las sanciones?

-En efecto, no solo es una medida de flexibilización de las sanciones impuestas a PDVSA en 2019, sino que es en mi opinión es la flexibilización más importante que hasta ahora se ha hecho a la política de sanciones que impuso el gobierno de Estados Unidos hacia Venezuela y esto pudiera indicar el inicio de un proceso gradual de desmontaje de esas sanciones.
-Esta licencia tiene la particularidad que se renueva el primer día de cada mes y tiene una vigencia de seis meses. ¿Cómo se interpresa eso?
-La licencia de Chevron no puede interpretarse de manera aislada a las negociaciones políticas en México entre los representantes de Nicolás Maduro y la dirigencia de la oposición. De hecho, aun cuando no es explícita la relación, todos sabemos que la licencia fue concedida como premio a la reanudación de las negociaciones en México. El gobierno de Estados Unidos ha dicho que para avanzar más en este proceso de flexibilización de las sanciones serán necesarios avances más concretos y en mi opinión esa es la razón por la cual esta es una licencia que tiene una vigencia de seis meses, momento a partir del cual la licencia pasa a ser mensual renovable automáticamente pero el gobierno de Estados Unidos está diciendo también que evaluara lo que va a pasar en seis meses.

- ¿Qué puede ocurrir en mayo de 2023?

-Hay dos posibilidades: que transcurridos seis meses el gobierno de Estados Unidos decida no modificar la licencia y se mantendrá renovándose mensualmente; o el gobierno de Estados Unidos concluye que ha habido más avances en el proceso de transición y por lo tanto desmonte algunas de las barreras que esta licencia tiene como la prohibición al gobierno de Venezuela de recibir ingresos fiscales que las operaciones de Chevron van a generar.

- ¿No vería como un tercer escenario que se vuelva al anterior esquema que se tuvo hasta finales de noviembre?

-El gobierno de Estados Unidos ha dicho que incluso si hay un retroceso estaría dispuesto a revocar la licencia. Creo que eso es más una promesa política que una realidad que se vaya a cumplir. Chevron como cualquier otro operador petrolero requiere cierta estabilidad, sobre todo operando en un país inestable como Venezuela; y dudo mucho que Chevron asuma operaciones y realice inversiones así sea para cubrir gastos operativos si tiene una espada de Damocles que en seis meses pudiese revocarse la licencia porque no ha habido avances en el proceso democrático. Aún cuando esa es una posibilidad teórica, yo creo que en la práctica no está sobre la mesa y lo más que podemos esperar es que la licencia se mantenga como está si en seis meses en caso de que no haya habido algún avance importante en las negociaciones en México.

- ¿Se puede esperar que haya más transparencia en las informaciones que publica el gobierno en relación al petróleo a partir de la licencia? En la declaración hecha por Chevron señala justamente la importancia de la transparencia

-Cuando estaba en discusión esta licencia de Chevron algunos asumieron una posición binaria, es decir, a favor o en contra mientras que yo asumí una posición intermedia, es decir, yo siempre decía que lo importante no era si se daba o no la licencia sino las condiciones. Una de las condiciones en las cuales yo insistía era la transparencia. Lamentablemente esa es una de las grandes fallas que la licencia tiene porque no hay ninguna cláusula que obligue a Chevron o a las empresas mixtas en las cuales participa a cumplir deberes de transparencia en un país como Venezuela en el cual no hay información oficial ni transparencia de cifras públicas. La transparencia es fundamental. 
Chevron tiene una política de transparencia muy fuerte y de cumplimiento de derechos humanos, pero para ser franco creo que esto ha empezado muy mal porque no hay claridad sobre qué contratos firmó Chevron con PDVSA. Esos contratos hasta ahora no son públicos y la opacidad con la cual esta licencia se está implementando sin duda es una falla grave que puede afectar el desempeño de las operaciones petroleras que se hagan al amparo de esta licencia y eventualmente puede incidir en las decisiones que el gobierno de Estados Unidos tome en seis meses.

-Tomando en cuenta que Chevron tiene Código de Ética, principios de gobernabilidad corporativa y debe cumplir normas ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos, ¿no corre el riesgo de violentar esos principios o disposiciones legales en los Estados Unidos al ocultar cuáles son los términos de los contratos que firmó con PDVSA?

-Sin duda Chevron está asumiendo una posición de riesgo importante en estas nuevas operaciones con PDVSA y no me refiero solo al riesgo expropiatorio, que en Venezuela sigue siendo elevado si lo medimos con cualquiera de los índices que miden este riesgo. Me estoy refiriendo a su riesgo como empresa sometida al derecho de los Estados Unidos. El socio de Chevron en Venezuela es PDVSA, que tiene expedientes en Estados Unidos por causas criminales en procedimientos por legitimación de capitales, entonces ese eleva el riesgo operativo de Chevron como socio de PDVSA. La respuesta frente a eso fue proteger a Chevron con una política de máxima transparencia para estar seguros de que no hay algún acuerdo con letra pequeña que permita al gobierno de Maduro recibir algún tipo de ingreso económico por ejecución de esta licencia.
La falta de transparencia con la cual hasta ahora se ha operado incrementa el riesgo de Chevron en Estados Unidos y por eso creo que una consigna que los venezolanos: deberíamos asumir y exigir que se cumplan los estándares de transparencia y por lo menos publicar y conocer los contratos que Chevron ha firmado con PDVSA para saber si cumplen con el derecho venezolano.

-Un aspecto que contiene la licencia es la prohibición a Chevron de no pagar impuestos ni regalía ni dividendo a PDVSA ni a la República. Cuesta mucho creer que la administración de Maduro aceptó enviar petróleo a los Estados Unidos solamente para pagarle la deuda que tiene con la compañía sin recibir algún ingreso.

-El efecto es de un error técnico en la licencia.

-¿En la redacción de la licencia?

-Claro. La redacción prohíbe a Chevron pagar regalías e impuestos, pero en la practica la que paga es la operadora que es la empresa mixta. La licencia está pensada en un esquema contractual en el cual Chevron lleva a cabo la totalidad de las operaciones y por lo tanto percibe la totalidad del ingreso petrolero, pero en este tipo de contratos lo usual es que el contratista entregue a la empresa pública petrolera la parte correspondiente a regalías y tributos. Cuando la licencia dice que no se podrá pagar regalías y tributos, una manera de interpretarlo es que cuando Chevron reciba la totalidad del monto por venta del petróleo no podrá pagar la parte que le corresponde a la empresa mixta. Muy probablemente el esquema financiero sea que Chevron no pagara lo que le corresponde por regalía y tributos a la empresa mixta porque eso se va a netear para el pago de la deuda de Chevron.
Cuando licencia prohíbe el pago de regalías e impuestos, lo cual seria absolutamente inconstitucional, está reflejando un contrato que no conocemos, pero hay un neto y en toda la venta de petróleo se destinaria a pagar la deuda de Chevron y eso nos lleva a la pregunta: que incentivos pudo tener Nicolás Maduro para aceptar una licencia que al menos en los próximos seis meses no le va a producir ningún ingreso en caja?

- ¿Usted qué cree? Hay que tomar el precedente con la medida a favor de Repsol y ENI. Hubo unos envíos, pero queda a discreción de PDVSA cuándo envía el crudo para pagarte la deuda y cuando no. ¿Qué seguridad tenemos que eso no ocurra en este caso?

-La única manera de que esta licencia funcione es que Chevron tenga el control de las operaciones. La licencia no solo permite exportaciones a Estados Unidos, sino solo enfatiza que es solo a Estados Unidos. Esa es otra disposición que es muy difícil de comprar porque PDVSA al final puede decidir vender el petróleo a India, China o a quien quiera. ¿Como Estados Unidos puede prohibir a PDVSA vender petróleo a terceros países?  Bueno en ese caso quien asume la venta de petróleo es Chevron quien al asumir las operaciones elimina ese riesgo.

- ¿Qué ganó Maduro con esto?

-Maduro obtuvo una gran victoria política en términos de reconocimiento y normalización. Ahora Nicolás Maduro es el gobierno de Venezuela para la industria petrolera internacional, se sienta a hablar con los operadores de empresas petroleras internacionales y directa e indirectamente habla con el gobierno de los Estados Unidos sobre esto y no me extraña que Maduro haga una gran publicidad política cuando salga el primer envío de crudo de Venezuela hacia Estados Unidos.
Para Nicolas Maduro, por seis meses, hay una clara ganancia política en términos de normalización y reconocimiento. Maduro siempre puede esperar a imponer otras condiciones transcurrido este lapso inicial de seis meses sobre todo porque la producción petrolera se va a incrementar a raíz de esta licencia, pero va a ir a pasos lentos.

- ¿Hace falta reformar la Ley Orgánica de Hidrocarburos para cumplir con esta licencia?

-Haría falta leer el contrato para responder la pregunta. Bajo la Ley Orgánica de Hidrocarburos y la Constitución Chevron no puede producir y exportar petróleo porque estas actividades están reservadas a PDVSA. Si el contrato de asistencia técnica que habría firmado Chevron con PDVSA para Petro Boscán y Petro Piar traslada a Chevron el derecho a producir y exportar ese contrato sería inconstitucional e ilegal como lo ha declarado la Asamblea Nacional. Recordemos la crítica que hizo el presidente Hugo Chávez a los convenios operativos de la apertura petrolera era que se trataba de una privatización disfrazada. La gran diferencia es que los convenios operativos estaban anclados al artículo 5 de la Ley Orgánica que Reserva al Estado el Comercio de los Hidrocarburos, pero cualquier tipo de convenio operativo y de servicios que deleguen en inversionistas privados la producción y exportación será completamente inconstitucional e ilegal y esa es una de las razones por la que tenemos que exigir más transparencia en los contratos que se firmaron.

-Dijo que Maduro obtuvo una gran victoria porque hay un reconocimiento internacional. ¿Cómo queda Citgo y el gobierno interino en enero?

-El gobierno interino desaparece el 5 de enero de 2023 porque así lo decidió la mayoría de la Asamblea Nacional de 2015 y por lo tanto a partir del 6 de enero de 2023 el único gobierno que queda en Venezuela es el de Nicolás Maduro porque el gobierno interino cesa. Por lo tanto, como el único gobierno de Venezuela que queda en el terreno es el de Nicolas Maduro entonces pasaría a tener derecho a reclamar el control sobre Citgo, aun cuando no sea el gobierno reconocido por Estados Unidos y eso supone un problema para la Administración Biden, porque muy probablemente a partir del 6 de enero Nicolás Maduro pedirá una licencia para nombrar administradores en PDV Holding, que es la empresa matriz de Citgo y el gobierno de Estados Unidos tendrá que decidir si le otorga una licencia a Maduro para designar los administradores en Citgo o si no se la da.

-Es poco probable que el gobierno de EEUU otorgue una licencia a algún organismo público que este bajo el control de Maduro.

-Si no le da una licencia a Maduro para administrar Citgo, la pregunta es: ¿quién va a administrar Citgo? La junta de administración Ad Hoc de PDVSA, creada por el gobierno interino, también desaparece a partir del 5 de enero de 2023. Citgo está a las puertas de una enorme crisis de gobernanza que va a colocar a esa empresa en una posición mucho más precaria de la que ya está.

-Tomando en cuenta la lista de acreedores por los litigios que afronta la República y PDVSA, ¿cuál sería ese rol? ¿El gobierno de Estados Unidos podría otorgar una licencia a favor de Maduro que proteja esos activos o lo vez poco viable?

-Lo veo poco viable porque la protección de activos a través de la política de sanciones se dio para proteger la democracia en Venezuela no para favorecer el gobierno de Nicolás Maduro. Si ya no hay gobierno interino y la política de Estados Unidos pudiese cambiar a partir del 5 de enero. Eso implica que las medidas de protección de Citgo que derivan de las sanciones pudieran desaparecer, por tanto sea por crisis de gobernanza o cambios en la política de sanciones esto lo que nos dice es que el riesgo sobre Citgo va a ser enorme a partir del primer trimestre de 2023 y un desenlace trágico y probable es que la Corte de Delaware decida avanzar definitivamente en la venta de las acciones de PDV Holding, que ha sido suspendida por las sanciones y eso implicara para los venezolanos la perdida de Citgo.

- ¿Cómo quedan el resto de las empresas de servicios -que junto a Chevron- han estado en la Licencia General 8 como como Schlumberger, Halliburton, Weatherford y Baker Hughes?

-La licencia de Chevron tiene un efecto cascada. Para que Chevron opere es necesario que las empresas contratistas mantengan posibilidad de operar en Venezuela, que las sanciones secundarias no se apliquen y eventualmente serán necesarias otras licencias. Por eso es que digo que la licencia de Chevron favorece la normalización de la PDVSA de Maduro porque no es solo permitir que la empresa opere de forma aislada, sino que necesita contratistas que deberán tener licencia, bancos y aseguradoras que necesitan también de licencia y que no se apliquen las sanciones secundarias. La licencia a Chevron es la puerta de entrada de toda la actividad económica que está atada al sector petrolero venezolano y por eso es que creo que es la excepción mas importante a la política de sanciones que se ha implementado hasta ahora.  

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 14 de diciembre de 2022
Share