El Mundo de la Energía
Miércoles 28 Septiembre 2022 04:05:07 PM

Osmel Manzano: El reto de Venezuela es generar las condiciones para atraer inversionistas para recuperar su infraestructura petrolera

Osmel Manzano: "El petróleo dejó de ser la marea que levanta los barcos" (Foto BID)

Osmel Manzano, economista Jefe del Banco Interamericano del Desarrollo (BID)  para países andinos, señaló sobre el tema de la caída de la producción petrolera venezolana, que “Va a haber un potencial  de producción mucho más fácil de recuperar porque está allí, pero que para volver a los dos millones de barriles diarios que teníamos sí se va a necesitar recuperar esa infraestructura petrolera que está dañada o se perdió. No es que se le va que pedir apoyo  a otros países, simplemente que Venezuela va a tener que crear las condiciones necesarias para los inversionistas ese va ser el gran reto de Venezuela”.
Agrega Manzano, durante su intervención en el foro “Propuestas para resolver la crisis” organizado por el Observatorio Venezolano de Finanzas, que cuando el BID hace los modelos agarra un costo de capital que es igual para todo el mundo; pero la realidad es que los costos de producción va ser diferenciados. El tema es ver cuál es el costo de capital, que en el caso de Venezuela probablemente incluya una prima de riesgo ambiental a parte de la prima de riesgo soberano, y en base a eso  hacer un régimen fiscal que permita la inversión.
Por su parte, el ingeniero de petróleo Javier Rodríguez, comentarista del foro, argumentó que “cuando le aplicábamos un factor de esta prima de riesgo tanto a la deuda como “al equity” en el caso de Venezuela la rentabilidad que se requería era del 30 al 34%, y el marco fiscal debe obedecer a esa exigencia que tienen los inversionistas por tema de confianza en el país; y debe ser variable con los precios del petróleo y  adaptarse a la etapa en la que se encuentra la inversión y tomar en cuenta los campos marginales”.
Otro aspecto resaltado por el representante del BID durante el evento fue que el petróleo dejó de ser “la marea que levanta los barcos”, dicho en otras palabras, ya no es el motor del crecimiento venezolano, porque ya no tiene el mismo efecto multiplicador o de arrastre que tenía antes,  y a esto hay que sumarle que las condiciones del país,  ya no son las mismas que cuando se desarrolló y creció la industria petrolera venezolana;  por lo cual, es necesario tener políticas alternativas de desarrollo productivo. Es decir la política de recuperación no puede basarse solo en el sector petrolero, hay que incluir otros sectores.
Uno de los sectores alternativos al petróleo que menciona el experto, es el turismo, considerando que la tendencia mundial en este sector se enfoca ahora  en “el turismo de nicho”, en los cuales Venezuela tiene gran potencial. Otra opción que plantea es que se mire las industrias que a pesar de la crisis se mantienen resilientes y nombró a las autopartes.

Venezuela destaca en Licencia Social en encuesta del BID

Manzano destaca que hace 20 o 25 años era impensable una Licencia Social para el sector extractivo, pero que hoy en día es parte de la actividad;  por eso señala que el BID organizó una encuesta sobre esta materia en cual los resultados de Venezuela  sorprendieron.
De acuerdo a la data de esta primera encuesta, el 49,9% de los venezolanos consideraron que la explotación del petróleo y el gas es “Muy positiva para el país”, percepción que fue la más alta en toda la región. Y esta tendencia no varió al compararse entre sí regiones petroleras y no petroleras.
Sin embargo, la mala noticia, resaltó Manzano, es que al ser consultados los venezolanos si están de acuerdo en que el gobierno hace cumplir las normas ambientales y sociales en los proyectos de Petróleo y gas,  el 25,7% estuvo “Muy en desacuerdo”, valoración negativa más alta de la región; y al ser preguntados sobre si consideraban que el los beneficios de las extracción se repartían de manera justa, 47,2% señaló que se reparten de manera “Muy injusta”, siendo esta también la más mala dentro de los países consultados.
En el caso de Venezuela, si bien no hemos hecho un estudio hacia atrás,  nos sorprendió que dado el colapso del Estado que vemos hoy y considerando que las empresas sí están haciendo algo de responsabilidad social,  haya dado este número negativo tan alto porque de seguro en muchas comunidades son los únicos que están haciendo algo por la comunidad”, dijo Manzano.
“La sociedad todavía piensa que el petróleo es positivo para el desarrollo; pero demanda mayor transparencia desde el gobierno y las empresas. El futuro de la actividad depende como se maneje la licencia social”, concluyó sobre este tema el representante del BID.
En el contexto de una posible recuperación del sector petrolero, dijo Manzano, es muy distinto al del pasado porque la descarbonización implica mayor competencia y la licencia social va a ser relevante y hay que considerar además que el 31, 3% de los consultados están  en “Muy en desacuerdo” con la afirmación de que quienes manejan la industria del petróleo y gas escuchan a las comunidades que se encuentran cerca de los pozos.
Finalmente, señaló que uno de los desafíos del BID es descubrir que deben hacer los países para lograr mayor  confianza institucional y mayor justicia distributiva en cuanto a los ingresos petroleros.
 

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 30 de junio de 2021
Share