El Mundo de la Energía
Sábado 4 Diciembre 2021 01:33:42 PM

58,4% de las industrias venezolanas afronta problemas de producción por escasez de combustibles

Pisella: “El 48% de la industria genera su propia electricidad y aunque se está haciendo con gasoil, gasolina o gas, ya estamos incursionando en energía solar para cambiar eso” (Foto Conindustria)

La escasez de combustibles figura entre los cinco problemas que perjudican al sector industrial venezolano. Los otros cuatro son la caída en la demanda nacional, la carga impositiva por parte del Seniat, las alcaldías y contribuciones parafiscales, la falla de servicios públicos como electricidad, agua, aseo urbano e Internet y la exoneración de aranceles e impuesto al valor agregado de productos importados.
La Encuesta Cualitativa de Coyuntura Industrial correspondiente al tercer trimestre del 2021 que realiza Conindustria revela que 58,4% de las empresas que participaron en esta investigación señala que la carencia de diesel o gasolina es uno de los elementos que perjudica la fabricación de productos.
No obstante, el presidente de esta organización gremial, Luigi  Pisella, muestra una expectativa que el problema del combustible se irá solucionando paulatinamente, y de hecho asegura que ya hay mejoras en cuanto al suministro de gasolina y es del criterio que la resolución de los despachos en el caso del diesel o gasoil puede hacerse en corto tiempo.
Pisella asegura que no es muy complicado resolver el problema de la disponibilidad diesel puesto que la demanda se encuentra en apenas 30.000 barriles diarios y la capacidad instalada que tiene todo el sistema de refinación nacional está por el orden de millón de barriles diarios.
Un aspecto sobre el que Conindustria ha fijado posición es sobre la eliminación parcial del subsidio total al diesel y el cobro de la tarifa de 50 céntimos por litro, al igual que el incremento del precio de la gasolina subsidiada.
Al respecto Francisco Acevedo, primer vicepresidente de Fedecámaras, indicó que se trata de un problema que  afecta a todos los venezolanos. “Estábamos en un extremo donde la gasolina y el diesel se estaba regalando en Venezuela y responsablemente debemos decir que eso no se debía mantener. Hoy día tiene un costo dolarizado, tampoco creo que sea lo correcto, pero mucho más allá de eso, el sector industria tiene problemas más graves como es la voracidad fiscal, la competencia  y la importación de productos terminados libres de aranceles y de IVA (que se convierten en competencia desleal para el producto nacional.
En lo que respecta al problema de la electricidad aseveró que lo perciba más complejo de resolver en el corto o mediano plazo. “Va a ser un poco cuesta arriba, pero que de  todas maneras nosotros nos estamos preparando, un 48% de la industria genera su propia electricidad y aunque se está haciendo con gasoil, gasolina o gas, ya estamos incursionando en la parte de energía solar a efectos de ir aminorando esto, lo cierto es que no nos podemos parar”, indicó

Compararse con el pasado

Pisella durante la presentación de la encuesta puntualizó que en el año 1998 había unas 12.740 industrias, hoy día estamos alrededor de 2000 a 2200 industrias y la empresa que ha resultado más afectada es la pequeña.
Con respecto a la situación económica, resalta que al compararla con los 12 meses anteriores, un 39% de los consultados opinaron que la situación económica se encuentra algo mejor, y que esta tendencia se mantendrá por los próximos 12 meses.
Admite que existe  la percepción de una mejoría y eso produce  por varios factores. “Nos comparamos con un trimestre que estábamos casi detenidos y sobre todo la industria que no es priorizada; segundo lugar, las remesas que han venido entrando lograron mejorar el poder adquisitivo de la gente; y en tercer lugar, hay una dolarización transaccional porque fijas los precios en dólares, los cobras en dólares y la industria también acompañó esta dolarización transaccional y la trasladó a las remuneraciones”, indicó.
En cuanto a la capacidad instalada de Venezuela hubo un pequeña mejoría al pasar de 21% en el segundo trimestre del año a 23% en el cuatro trimestre, cifra que aún sigue muy lejos de Brasil, Colombia y Argentina donde la misma se ubicó en 82%,74% y 63%, respectivamente.

 

País: 

PUBLICADO: 17 de noviembre de 2021
Share