El Mundo de la Energía
Jueves 7 Julio 2022 03:30:35 AM

Arabia Saudita, Irán y Venezuela pueden reemplazar petróleo ruso

La capacidad máxima sostenible de Saudi Aramco es 12 millones de barriles diarios

Arabia Saudita podría ayudar a calmar los mercados de petróleo ante grandes interrupciones en el suministro de Rusia, señala un informe del Instituto Baker de Políticas Públicas de la Universidad de Rice.
La Administración de Energía de Estados Unidos, EIA por sus siglas en inglés, estima que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) tenía unos 4 millones de barriles diarios de capacidad de producción de petróleo sobrante en febrero. La mayor parte, un poco más de 2 millones de barriles diarios, estaba en Arabia Saudita.
Sin embargo, “Eso es insuficiente para reemplazar una pérdida importante de las exportaciones rusas, incluyendo una pérdida de la capacidad de producción de la OPEP, pero es suficiente para cubrir las pérdidas parciales o apaciguar la actual "prima de riesgo" en los mercados del petróleo”, añade el informe.
La OPEP+ que está formada por los miembros de la OPEP y otros países como Rusia, tiene previsto aumentar la producción en 400.000 barriles diarios al mes para una producción adicional de 2,8 millones de barriles diarios entre febrero y septiembre.
La OPEP reafirmó el plan el 2 de marzo. Sin embargo, aproximadamente una cuarta parte de ese aumento debía proceder de Rusia, lo que ahora puede estar en entredicho.
Históricamente Arabia Saudita ha mantenido un incremento adicional de la capacidad de producción como un amortiguador de seguridad. La compañía petrolera nacional Saudi Aramco describe su capacidad máxima sostenible en 12 millones de barriles diarios.
Otro país con una importante capacidad de producción de petróleo no utilizada y que podría entrar en funcionamiento rápidamente es Irán. Actualmente sus suministros están bloqueados por las sanciones de Estados Unidos.
Una vuelta al acuerdo nuclear entre Estados Unidos e Irán conocido como Plan de Acción Integral Conjunto podría desencadenar un importante retorno del suministro iraní.
En 2021, la producción de crudo iraní aumentó en 500.000 barriles diarios. La producción en febrero fue de 2,5 millones de barriles diarios. La eliminación total de las sanciones podría suponer otro millón de barriles diarios adicionales, asumiendo que la producción iraní llegue a los niveles anteriores de las sanciones a unos 3,8 millones de barriles diarios.
Por otra parte, Irán ha almacenado grandes cantidades de crudo en petroleros en previsión de la retirada de las sanciones, lo que podría suponer un aumento adicional de la oferta.
Si se levantan las sanciones, Venezuela puede tener capacidad para producir un pequeño aumento de la producción de petróleo, aunque la falta de inversiones y de mantenimiento hace que sea difícil de evaluar con seguridad, añade el informe del Instituto Baker.


PUBLICADO: 25 de marzo de 2022
Share