El Mundo de la Energía
Jueves 13 Diciembre 2018 11:05:09 PM

Rodrigo Cabezas: “No veo posible la estabilización económica y la recuperación petrolera con Nicolás Maduro”

Cabezas: "En el gobierno del presidente Nicolás Maduro lo que predomina es un desdén por el tema del crecimiento de la economía" 

 El economista Rodrigo Cabezas, ex dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela y ex ministro de Finanzas de Hugo Chávez, asegura que en el Gabinete del presidente Nicolás Maduro predominan funcionarios que desconocen cómo se interrelacionan las políticas fiscal, monetaria y cambiaria, no muestran preocupación por lograr una reactivación de la producción, no tiene propósito de rectificar la conducción del sector petrolero y reconocer el error que se cometió con la estatización de empresas de servicios de hidrocarburos en el lago de Maracaibo.

“En el gobierno de Hugo Chávez siempre se le dio prioridad a crecimiento económico, pero en el gobierno del presidente Nicolás Maduro lo que predomina es un desdén por el tema del crecimiento de la economía y todo se intenta resolver con discursos demagógicos”, advierte Cabezas. “Hay una gran falta de profesionalismo y eso trajo una consecuencia como es la ausencia de programa económico y lo que vemos cada vez son anuncios parciales”, acota.
Cuestiona además que dentro del Gobierno se considere como tabú gestionar financiamiento internacional mediante solicitudes al Fondo Monetario Internacional, el BID, Banco Mundial o la Corporación Andina de Fomento y más bien advierte que la ayuda de estos organismos es la única opción que tiene Venezuela para empezar a propiciar un repunte de su sector productivo.
“Cuando pensamos en los números de la economía venezolana, en su recesión de 5 años, en su hiperinflación desastrosa desde el punto de vista económico y humano, en la situación petrolera y los impagos de deuda pública externa, vemos que en el mediano y largo plazo se va a requerir de un financiamiento extraordinario, que los recursos propios de la economía no los puede generar. Esto no es de ideología”, precisa.

¿El financiamiento externo obliga a ir al Fondo Monetario Internacional que no acudir se ha convertido en un punto de honor en grupos de izquierda y del Gobierno?

Pongamos los números para que la economía venezolana vuelva a crecer su producto interno bruto al ritmo que tuvo entre 2004 y 2012,  se van a requerir aproximadamente de 90 millones de dólares diarios para las importaciones y esto representa una exigencia de unos 32.000 millones de dólares pensando en el año 2019.  Las opciones incluyen un acuerdo de apalancamiento del nivel adecuado de reservas internacionales, se requiere para controlar la hiperinflación, lograr un tipo de cambio estable y eso sólo puede hacerse con el FMI; y para el programa de crecimiento, lo que se llama gasto de capital e inversión pública en de salud, educación, o infraestructura, se deberán gestionar préstamos ante el Banco Mundial, el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y la Corporación Andina de Fomento.

¿Eso no implica la necesidad de levantar las sanciones que impuso Estados Unidos?

Por supuesto. El obstáculo estratégico obligante Para que tenga éxito cualquier política económica y de estabilización y de crecimiento hay dos problemas, uno de naturaleza democrática y otro de bloque económico financiero. El bloque impide el financiamiento del plan y cualquier operación de reestructuración de la deuda pública externa.

¿Una reestructuración de la deuda pública externa es factible en estos momentos?

Es imposible. Las sanciones no sólo frenan el financiamiento del plan de recuperación y la reestructuración de la deuda, sino que además impide el acceso a mecanismos financieros y de mercado porque el Gobierno venezolano se quedó sin  bancos corresponsales, no puede utilizar las cartas de crédito y eso tiene una carga recesiva en la actividad económica.

¿Esas sanciones también impiden la recuperación petrolera?

Sin duda porque en el programa macroeconómico, que si bien intenta atender esta tragedia que se afronta con la hiperinflación, contempla también la recuperación petrolera. Yo tengo confianza por lo que he visto y por los números que se han suministrado y personas de la Cámara Petrolera de Venezuela, que han estudiado el tema, de que nosotros en cinco años podríamos recuperar los mejoradores e iríamos a un programa de producción de los petróleos convencionales en la cuenca del lago de Maracaibo, podríamos levantar 600.000 barriles diarios de producción adicionales en la Faja del Orinoco.

¿Cuáles son los errores cometidos por el presidente Nicolás Maduro y cuáles fueron heredados del gobierno de Hugo Chávez?

Con la economía no se puede estar jugando y vemos lo que ocurre con el Gabinete económico. SE debe contar con personas que sepan de esa materia, conozcan el tema y pueda ayudar al Presidente de la República, quien no tiene por qué saber de política económica ni las relaciones causales entre la política fiscal y a liquidez monetaria, ni cuál es el impacto de aumentar o disminuir las tasas de interés, ni cuál es el modelo econométrico para tratar de aproximarnos a un tipo de cambio adecuado en función de la política de endeudamiento, pero sí el ministro de Finanzas o el presidente del Banco Central.

Usted como zuliano, ¿considera que fue un error que se le diera prioridad a la producción petrolera en la Faja del Orinoco en detrimento de la que se tenía en el estado Zulia?

No comparto la idea de quienes sostienen que no ha debido iniciarse la actividad petrolera en la Faja del Orinoco porque me parece absurdo que teniendo esas reservas no se atendieran y vemos que hay una producción de entre 900.000 y 1 millón de barriles diarios, pero eso se debió hacer junto a la construcción de nuevas mejoradores, que estaban contemplados en el Plan de Siembra Petrolera, y no se han debido abandonar el desarrollo de los campos convencionales por lo que significación una extracción rápida y costos bajos. En el futuro, se tiene que recupera la producción de la Faja  y también que se incluya un levantamiento en la cuenca del lago de Maracaibo.

¿Fue una equivocación la estatización de empresas de servicios que se hizo en 2009 con las empresas de servicios de hidrocarburos?

Lo que se hizo con la estatización de las empresas de servicios del lago de Maracaibo fue un craso error y lamentablemente la autocrítica no ha llegado. Fue un disparate lo que se hizo en la costa oriental del lago al asumir que liquidando la inversión privada se estaba haciendo revolución. Revolución se tiene que hacer si estuviéramos en 6 millones de barriles diarios.

¿Es factible el plan de estabilización económica y de recuperación petrolera con el presidente Nicolás Maduro?

No veo posible la estabilización económica y la recuperación petrolera con Nicolás Maduro. Estaría obligado a una profunda y radical rectificación que no creo que pueda o quiera llevar adelante.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 20 de noviembre de 2018
Share