El Mundo de la Energía
Jueves 13 Diciembre 2018 11:00:01 PM

Productividad del sector petrolero venezolano cayó 70%

Javier Larrañaga: “Hay que reformular el proyecto de la faja del Orinoco porque se planteó por un monto por el orden de 200.000 millones de dólares y no se tiene esa plata" (Foto Grupo Orinoco)

El Grupo Orinoco y el Centro Internacional de Energía y Ambiente presentaron el Plan de Recuperación de la Industria Petrolera Nacional que plantea una amplia participación de capital privado nacional y extranjero, solucionar el grave problema de endeudamiento y flujo de caja que afronta PDVSA y replantear el proyecto de la Faja del Orinoco.
“Hay que reformular el proyecto de la faja del Orinoco porque se planteó por un monto por el orden de 200.000 millones de dólares y no se tiene esa plata. Debe ser repensado y hacerlo viable porque resulta impensable que se pueda llevar adelante”, señaló el ingeniero Javier Larrañaga, miembro del Grupo Orinoco y ex gerente de PDVSA. “En materia de seguridad se tiene que reforzar la vigilancia de las instalaciones petroleras debido al robo de equipos, y asalto y hasta secuestros a los que se enfrenta el personal”, indicó.
Larrañaga explicó que esta propuesta no requiere de una nueva legislación en la materia, pero sí de cambios puntuales con el fin de flexibilizar el esquema de regalías e impuesto sobre la renta, además de eliminar las cargas parafiscales que perjudican las finanzas de PDVSA y de las empresas mixtas.
El economista Ramón Key, coordinador del CIEA del IESA, advirtió que la recuperación de la producción petrolera y de toda la industria exige que se revise la política de subsidios a los combustibles, se reduzcan los aportes al gasto social que realiza PDVSA y se aumente la participación privada en el sector de hidrocarburos.
“En cualquier escenario las necesidades de financiamiento estarían entre
los 25.000 millones y 30.000 millones de dólares al año”, dijo Key. " La viabilidad del Plan dependerá de múltiples factores, pero principalmente de que se alcance un clima político y laboral favorable que facilite los consensos indispensables; que la industria se coloque bajo la conducción de una dirección idónea y se logre una amplia participación del capital privado nacional y foráneo”, acotó.
Key mencionó que los estudios hechos por el CIEA señalan que los problemas que afronta la industria petrolera venezolana comenzaron principalmente hace 12 años cuando se tomó la decisión de iniciar la estatización de las asociaciones estratégicas de la Faja del Orinoco y se revirtieron los contratos de convenios operativos, llevándolos al esquema de empresas mixtas con mayoría accionaria de PDVSA.
“El año en el que se da un punto de inflexión es en 2006 cuando empieza a disminuir la productividad de la industria petrolera, que en lapso que va desde ese año hasta 2014 cayó 70%”, dijo Key. “A partir de 2014 comenzó la baja de los precios del crudo, disminuyeron las inversiones y debe tomarse en cuenta que las empresas mixtas representaban el ADN de la productividad”, acotó. 

Categoría: 
País: 
Términos Relacionados: 

PUBLICADO: 28 de noviembre de 2018
Share