El Mundo de la Energía
Domingo 27 Septiembre 2020 08:55:36 AM

Producción petrolera de EEUU disminuyó 1,6% en primera mitad de 2020

70% de los productores de shale de EEUU podría ir a la quiebra

Las cifras certificadas de la Oficina de Información de Energía de los Estados Unidos (EIA por sus siglas en inglés) indican que durante el primer semestre de 2020 este país registró un volumen promedio de 11,7 millones de barriles por día, cifra que si la comparamos con lo producido en el mismo periodo del año anterior da cuenta de un descenso de 194.500 barriles diarios.
El informe de la EIA también que en junio Estados Unidos produjo 10,4 millones de barriles diarios  cifra que si se compara con el mismo periodo del año anterior cuya producción fue de 12,8 millones de barriles diarios por día da cuenta de un descenso de 1,6 millones de barriles diarios.
Por otro lado, si se compara con el mes anterior, mayo de 2020, deja a la vista un ascenso de 420.000 barriles diarios.
En cuanto a los dos principales estados petroleros de Estados Unidos, Texas y Dakota del Norte, se tiene que en los primeros 6 meses del 2020 produjeron un promedio de 5 millones de barriles diarios y 1, 1 millones de barriles diarios, respectivamente. Cifras que si se comparan con el mismo periodo de 2019 se evidencian un ascenso de 161.333 barriles en el caso de Texas y un descenso de 174.999 barriles diarios en el caso de Dakota.
En junio de 2020 Texas produjo 4,6 millones de barriles diarios, lo que indica un descenso de 340.000 barriles diarios si se compara con los 4,9 millones producidos en el mismo periodo del año anterior y un ascenso de 227.000 barriles diarios si la comparación se hace con los 4,4 millones producidos en mayo de 2020.
En el caso de Dakota del Norte se produjeron 872.000 barriles diarios, lo que indica un descenso de 535.000 barriles diarios si se compara con los 1,4 millones de junio 2019 y un ascenso de 8.000 barriles diarios si se compara con mayo de 2020.
Respecto a la producción total de Estados Unidos, vemos que Texas aportó en junio  el 44,43% del total (0,49% más que en mayo de 2020) y Dakota del Norte 8,35% (0,26% menos que en mayo de 2020).

EEUU y Crisis de la Industria Petrolera

Si bien Estados Unidos no participa de los recortes de la OPEP, en junio el presidente Donald Trump, elogió los recortes de la OPEP y sus aliados que sirven para salvar la industria energética de Estados Unidos. No obstante, según reseña la Agencia Bloomberg “Los esfuerzos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y los mayores productores de petróleo del mundo para apuntalar los precios del crudo no ha logrado detener una avalancha de quiebras en la industria, y aún quedan más por venir. Solo en América del Norte, docenas de productores y proveedores de servicios de yacimientos petrolíferos han quebrado en 2020, y Mizuho Securities USA predijo a principios de este año que hasta 70% de los productores de shale de EE.UU. podría ir a la quiebra”.https://www.elespectador.com/noticias/economia/trump-y-opep-no-logran-sa...

Destaca la agencia que “entre los primeros que se fueron a quiebra están los perforadores de shale de EE.UU., muchos de los cuales pidieron grandes préstamos para pagar los derechos de perforación en las áreas principales y siguieron aumentando la producción incluso cuando los precios del crudo se desplomaron desde los máximos alcanzados en la última década”. Y los segundos que han quebrado han sido los proveedores de servicios de yacimientos petrolíferos y los proveedores de plataformas marinas.

Asimismo, se cuestiona en el artículo Trump y OPEP no logran salvar al sector petrolero de Estados Unidos la actuación del Presidente Donald Trump. “Si bien Trump ha promocionado el dominio energético de Estados Unidos, su historial a la hora de abordar las prioridades de la industria petrolera ha sido irregular. Incluso cuando intervino personalmente esta primavera para ayudar a negociar un pacto global para reducir la producción de petróleo, el presidente pregonó los bajos precios del crudo y la gasolina como un “recorte de impuestos” para los consumidores”.
“Los líderes de la industria energética se han quejado de que, a pesar de su retórica de apoyo, Trump ha priorizado rutinariamente otros segmentos de la economía estadounidense, incluida la defensa del carbón a expensas del gas natural, y la adopción de aranceles al acero, lo que generó preocupación por los mayores costos de los gasoductos. También estaban decepcionados por su decisión de renunciar a la oportunidad de expandir el usufructo de petróleo y gas en alta mar en el este del Golfo de México, en medio de preocupaciones de que perjudicaría sus posibilidades de reelección en Florida. Otras iniciativas para apoyar los intereses energéticos han sido bloqueadas en los tribunales”.
Finalmente, el mencionado artículo cita a la Agencia Internacional de Energía,  quien  habría expresado en junio 2020 que “No es probable que la cascada de quiebras en zonas petroleras se detenga hasta que la oferta y la demanda vuelvan a equilibrarse, lo que podría llevar a algún tiempo. La demanda mundial de petróleo se recuperará el próximo año a medida que el mundo salga de la pandemia de coronavirus, pero no se recuperará por completo por lo menos hasta 2022”.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 01 de septiembre de 2020
Share

 

 

 

Zoom