El Mundo de la Energía
Viernes 7 Agosto 2020 08:18:34 PM

Grupo Orinoco: Importación no garantiza abastecimiento continuo de gasolina en Venezuela

El Grupo Orinoco señala que entre 2000-2010 las  refinerías venezolanas procesaban más de 1 millón de barriles diarios (Foto PDVSA)

El Grupo Orinoco como centro de reflexión y pensamiento en Venezuela vinculado al sector de los hidrocarburos emitió un comunicado en el que critica la importación de combustibles ordenadas por el gobierno de Nicolás Maduro, así como el plan para reactivar la capacidad de producción de gasolina en la refinería de El Palito (estado Carabobo) y del Complejo de Refinación de Paraguaná (Falcón), ambas instalaciones de alta complejidad que se encuentran en un avanzado grado de deterioro y que se han mantenido fuera de operación por un período de tiempo significativo.
"Las posibilidades de lograrel abastecimiento de combustibles de forma continua y confiable son bajas", señala el texto, el cual agrega como causantes el precario estado de las refinerías, la baja producción de crudo, la carencia de servicios básicos continuos como electricidad y agua dulce y las dificultades para acceder a otros insumos fundamentales para la producción de combustibles que se han dejado de producirse en el país.
En el comunicado se afirma que la escasez de combustibles es consecuencia del deterioro de Petróleos de Venezuela (PDVSA). “El régimen atribuye la escasez de combustibles a las sanciones económicas decretadas por el gobierno de los Estados Unidos, pero la razón de esta carencia es la devastación a la que fue sometida la industria petrolera a partir de abril de 2002, cuando el presidente de la República despidió de PDVSA a 20.000 trabajadores de reconocida formación  y experiencia”, dice el texto.
Otra de las razones de la escasez según el comunicado es la aplicación de una política de fijación de precios de los combustibles, con subsidios que se acercan al 100% de los precios internacionales, lo que indujo al contrabando de extracción de volúmenes significativos hacia los países vecinos y ocasionando severas pérdidas a la industria.
“Las restricciones al suministro de combustibles que existen en la actualidad no se resuelve con importaciones puntuales ni con la reparación a parches de las refinerías, sino con un plan adecuado y transparente de importación de combustibles a corto plazo que marche paralelamente con la recuperación integral de la Industria Petrolera Nacional”, dice el texto.
A nivel mundial la pandemia de COVID-19 originó una baja demanda de combustibles que creó excedentes. Sin embargo, en Venezuela se ha restringido el suministro de gasolina y diesel a discreción, sin un plan que garantice la atención de los sectores básicos, además que la producción y distribución es insuficiente y ha llegado a niveles críticos para la población, explica el texto.
Esto ha originado que servidores públicos como médicos, enfermeras, bomberos y policías no tengan acceso a combustible y por ende carecen de transporte, por lo que no pueden enfrentar la crisis asistencial como consecuencia del COVID-19.
Otro de las denuncias del Grupo Orinoco es la producción y distribución insuficiente de gas GLP, que se utiliza para cocinar en la mayoría de los hogares.
Otras áreas afectadas por la escasez de combustibles son las actividades industriales, la agricultura, la ganadería, los medios de distribución de alimentos y mercancías y el transporte público, lo que grava la crisis económica.
“El régimen en lugar de buscar soluciones concertadas para resolver la crisis, la utiliza como una oportunidad para profundizar y reforzar el control social de la población y encontrar un chivo expiatorio para descargar la culpa de su ineptitud”, dice el texto.
El Grupo Orinoco explicó que todos estos problemas y sus consecuencias han sido denunciados por años por la institución y por diferentes organizaciones e individualidades conocedoras de la materia, no obstante y a pesar de los argumentos planteados, PDVSA los ha obviado y no ha aplicado los correctivos necesarios.
"Por estas razones, la solución a la crisis pasa necesariamente por el cambio de régimen y la conformación de un Gobierno Democrático de Transición que genere confianza en el ámbito nacional e internacional, que promueva un modelo político orientado al progreso de los ciudadanos en libertad y no al control social de la población".

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 25 de mayo de 2020
Share

 

 

 

Zoom