El Mundo de la Energía
Domingo 27 Septiembre 2020 10:24:16 AM

“Las sanciones en el suministro de diésel y gasolina no ayudan a propiciar un cambio político”

Ronderos: “Una reforma parcial de la ley de hidrocarburos puede conseguir un consenso más amplio que una nueva ley” (Foto Asamblea Nacional)

Liliana Cadena y Andrés Rojas Jiménez

El vicepresidente de la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional de Venezuela, Oscar Ronderos, considera que el suministro de gasolina a precio subsidiado “ya empezó a ser una ficción”, señala que la referencia de la tarifa en dólares se encuentra entre las más altas del mundo; e indica que el el gobierno de Nicolás Maduro afronta problemas para recuperar la producción de combustibles, de allí su rechazo a la posibiilidad de que el gobierno de Estados Unidos imponga medidas que restrinjan la importación.
“Las sanciones en materia petrolera no ayudan para nada al bienestar del país; y creo además que lejos de producir la posibilidad de producir un cambio político lo más pronto posible, por el contrario ayudan a que el gobierno tengan más control”, señala Ronderos, diputado electo por el estado Nueva Esparta y dirigent del partido Acción Democrática.
Comenta que fue de los pocos parlamentarios que votó en contra de la propuesta del ex procurador especial José Ignacio Hernández de que la Asamblea Nacional emitiera una aprobación o ratificación a los nombramientos de las juntas directivas de las filiales de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Estados Unidos: PDV Holding y Citgo 

¿Cómo ha sido el proceso de la rendición de cuentas en esta época de pandemia en la que se tiene que utilizar plataformas como Zoom?

-La Asamblea Nacional ha tenido que adaptarse al tiempo de pandemia y no hemos cesado nuestras obligaciones constitucionales. Estamos haciendo uso de los mecanismos de control parlamentario que tiene para con los otros órganos del Poder Público, tanto los que están en el país como fuera. Hemos comenzado con los funcionarios designados por la Asamblea Nacional como el caso del procurador especial para atender el tema de los juicios de Venezuela e intereses de la República en el exterior, a la junta directiva de la empresa Monómeros Colombo Venezolanos, que ha sido reconocida por el gobierno de Colombia, pero que ha tenido mucho ruido políticamente hablando porque se han señalado algunas situaciones de presunta corrupción. Por eso nos vimos en la obligación de llamar a sus directivos para que vinieran a ser interpelados ante la Comisión de Energía y Petróleo de la Asamblea Nacional y que rindieran cuenta  de una manera transparente ante el mundo.

-¿Qué otras interpelaciones tienen previsto? 

-Tuvimos una reunión con las autoridades de PDVSA ad hoc, quienes rindieron cuenta por todas las filiales entre las que se encuentra Citgo.

-Después de estas interpelaciones, ¿tienen previsto emitir un informe?

-Por ahora estamos requiriendo información. Yo he planteado unas preguntas, requerimos más información documental y luego después de que las tengamos pasaremos a la elaboración de un informe que refleje la opinión de la comisión relacionada con los resultados que las empresas estén presentando.

-Hay cuestionamientos a la decisión de la Asamblea Nacional de aprobar o ratificar a la directiva de Citgo y eso se ha señalado como un ejemplo de que la empresa no goza de autonomía. Es lo que han llamado como la figura del alter ego, que se le acusaba al gobierno de Nicolás Maduro sobre las filiales de PDVSA en Estados Unidos. ¿A su criterio puede asumirse como una injerencia por parte del parlamento en Citgo con esos nombramientos?

-Yo fue critico de que esas designaciones las hiciese la Asamblea Nacional. Hice la observación expresa en la reunión de la comisión en la que se hicieron esos nombramientos y en la que se levantó el informe para la discusión en plenaria. Lo hice en la primera oportunidad y luego en la segunda.

-¿Por qué  hizo la observación?

-Porque podíamos estar en la tesis del alter ego que argumentó Crystallex en contra de la empresa cuando presentamos una designación hecha de manera directa por la Asamblea Nacional; pero fue la recomendación del procurador especial -para ese momento José Ignacio Hernández- que se hiciera por parte de la Asamblea. Su criterio era que no hubía intromisión en la administración del día a día de la empresa por parte del gobierno interino como sí lo ocurría por parte del gobierno de Nicolás Maduro

-Pareciera que sí afecta porque se está viendo efectivamente que Crystallex lo presentó como argumento de que el alter ego continúa

-En mi criterio sí afecta y ya vimos como la gente de Crystallex llevó esa decisión al expediente para decir que la injerencia continuaba hasta el punto que los nuevos directivos eran designados en el seno de la plenaria de la Asamblea Nacional.
Sí el argumento de Crystallex es que la situación continúa con Juan Guidó producto que la designación se estaba haciendo en la plenaria de la Asamblea Nacional y que a su criterio eso implicaba la injerencia en la administración de la empresa..

-¿Cuando discutieron eso en la comisión usted se quedó solo en esa posición de que sí podía argumentarse la tesis del alter ego?

-La mayoría en la comisión votó en la línea que propuso el procurador. Yo marqué distancia e hice mi observación,

-En las primeras semanas de aislamiento por la pandemia la comisión avanzó en presentar una propuesta para modificar el régimen legal de los hidrocaburos y han surgido dos tesis: la reforma la legislación vigente y una nueva ley. ¿Cuál considera que se requiere para reactivar la producción petrolera?

-Yo estoy más ganado a apoyar el proyecto de reforma parcial de la ley de hidrocarburos porque puede conseguir un consenso más amplio y albergar a todos los sectores de opinión de la materia petrolera en el país y prepararía el escenario para una futura reforma integral de la ley. Por ahora con una reforma puntual en temas como la flexibilización de la composición del capital en las empresas mixtas y una mayor incorporación de empresas privadas en el sector petroleo puede lograrse un consenso que nos permita avanzar de una manera más rápida. El tema de la reforma total o de una nueva ley plantearía la posibilidad de arrancar de cero, lo cual genera una expectativa a los inversionistas muy grande y no daría la sensación de seguridad jurídica ni permite atenerse con relación al futuro petrolero.

-¿A su criterio se debe revisar el esquema de sanciones que impuso el gobierno de los Estados Unidos?

-Yo creo que hay aspectos en los que no debe haber sanciones en materia petrolera  como el suministro de diésel, como se acaba de proponer recientemente, o de gasolina. A pesar de la destrucción de la empresa petrolera por parte del gobierno de Nicolás Maduro y de Hugo Chávez, no le podemos imponer a los venezolanos que no echen gasolina o que no haya diésel para prender las plantas termoeléctricas o encender un camión para que traigan alimentos producto de que estos señores acabaron con la industria. Si acabaron con la industria petrolera, obviamente deben poder acceder a comprar diésel o gasolina en cualquier mercado que este dispuesto a vendérselo. Creo que el tema de las sanciones en materia petrolera no ayuda para nada al bienestar del país; y además lejos de producir la posibilidad de un cambio político lo más pronto posible, por el contrario ayuda a que el gobierno tenga más control con relación a las pocas cosas que entran o  a las que hay acceso. Quien tiene el control territorial, tiene mayor control en un escenario de sanciones. Las sanciones no  son la causa de los problemas pero ciertamente agravan la situación.

-¿Hay una posición unánime en la Comisión de Energía y Petróleo sobre el aumento que ha tenido el precio de la gasolina desde el 1 de junio y que se tengan dos tarifas: una subsidiada y otra internacional?

-Más que un precio internacional, creo que a Venezuela se le impuso el precio de la gasolina más caro del mundo. Los margariteños, por ejemplo, están haciendo colas de dos y tres días para comprar la gasolina más cara del mundo. Tenemos una gasolina a 0,50 de dólar el litro cuando en Estados Unidos está a menos y eso incluyendo los impuestos que le cargan al combustible en ese país. Por tanto, el precio en Venezuela está por encima del internacional. Por otro lado, el tema de la gasolina subsidiada ya empezó a ser una ficción. Nuevamente en Margarita no hay ya gasolina subsidiada para los sectores no priorizados y pareciera que esa situación se repite en el resto del país; y en Caracas el suministro de gasolina subsidiada es para algunos sectores y el combustible al que puede acceder la mayoría se vende a precio internacional.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 30 de agosto de 2020
Share

 

 

 

Zoom