El Mundo de la Energía
Viernes 22 Noviembre 2019 10:22:26 PM

“Inversionistas de oposición presionan a Guaidó para que pague bono PDVSA 2020”

Miguel Angel Santos: Si no se protege Citgo hay el riesgo que Rosneft se quede con el control de 4.900 estaciones de gasolina y tres refinerías en Estados Unidos (Foto IESA)

Por Liliana Cadena / Andrés Rojas Jiménez

“Si Citgo se pierde no será por culpa de Juan Guiadó, pero en mi opinión ciertamente sería una derrota política colosal para la oposición venezolana”, advirtió el economista Miguel Angel Santos, investigador del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard, quien señala que urge una orden ejecutiva del gobierno de Donald Trump, con el fin de proteger los activos de PDVSA en Estados Unidos y de esa manera evitar que los tenedores del bono PDVSA 2020 se queden con la propiedad de Citgo por el incumplimiento en el pago de ese título de esa deuda.
“Muchos de esos inversionistas son de oposición, quieren que les paguen, están organizados y están ejerciendo presión sobre la administración Guaidó y tienen representantes políticos”, dijo Santos en una entrevista concedida a Petroguía.

-¿Por qué una deuda contratada por PDVSA hace dos años lleva a hacerse la pregunta si se paga o no?

-Esa deuda surge en el año 2016 cuando todos los abusos que se venían haciendo contra la empresa petrolera estatal colapsaron el flujo de caja y terminaron por ser revelados por una caída importante en los precios del petróleo que ocurrió ese año y el anterior. PDVSA se vio en la imposibilidad de hacer unos pagos que tenía por 7.100 millones de dólares de unos bonos que se vencían en 2017, de los que me interesa hablar luego. No tenía como pagarlos y para evitar un default (incumplimiento) hicieron una operación de deuda mediante un canje voluntario de los bonos, que vencían por otros en el 2020 y que está garantizados por Citgo. Una parte deben pagarse este año y otras el próximo.

-¿Qué quiere decir garantizados por Citgo?

-Que si PDVSA no paga, los tenedores de los bonos pueden hacerse con más de 50% de Citgo y efectivamente toman control de la compañía. Se decidió por ese canje en lugar de un plan integral que cambiara la gerencia y las raíces de lo que llevó a PDVSA a la bancarrota no legal pero sí formal. Esta operación debió ser aprobada por la Asamblea Nacional, porque además de ser una deuda contraída por PDVSA puso en prenda el activo más valioso de la República en el exterior, y de acuerdo con el artículo 150 de la Constitución para ese tipo de operaciones que se consideran de interés público y no hay una mayor que aquella que empeñe el activo de mayor interés para la Nación. La Asamblea Nacional no sólo no aprobó la deuda sino que un mes antes del cierre de la operación publicó un comunicado en el que como cuerpo legislativo rechazó que se utilizara a Citgo como colateral o garantía. Además hizo un llamado a PDVSA para que presentar un plan de recuperación y de refinanciamiento integral de su deuda.

-¿Ese plan se presentó?

-No sólo no se presentó, sino que Citgo se puso en garantía para evitar un default que ocurrió 13 meses después. El gobierno de Nicolás Maduro no sólo puso en riesgo el activo más importante para no hacer default sino que tampoco cambió ninguna de las condiciones de fondo de PDVSA. La empresa no hizo default en ese momento sino 13 meses después.

-Pareciera que el único milagro que pudiera ocurrir para que Venezuela no pierda Citgo es que minutos antes de que venza el plazo para pagar el bono, el Departamento del Tesoro suspenda la licencia que estable la obligación del pago del bono PDVSA 2020

-En el momento que se hicieron las sanciones financieras, la administración de Estados Unidos consideró que se mantenía la presión sobre Maduro permitiendo a los tenedores de bono hacerse con Citgo en el evento de default. Una vez que la compañía la controló la administración de Juan Guaidó, se nombra una junta directiva y un presidente ejecutivo, la motivación inicial para la Licencia General Nº 5 se perdió pero sigue vigente. Entonces hay dos opciones porque el gobierno de Donald Trump emitió una orden ejecutiva el pasado 5 de agosto para la protección de los activos de Venezuela en Estados Unidos y hay una discusión jurídica si esa orden efectivamente deroga la referida licencia de facto o sigue siendo vigente.

-¿Cuáles son las dos opciones?
-La primera, que el gobierno de Donald Trump diga que la orden de protección de activos de Venezuela en Estados Unidos, emitida el 5 de agosto, incluye la derogación de la licencia 5 y protege a Citgo; y la segunda, no hace falta que diga eso, pero el Departamento del Tesoro derogue la Licencia General Nº 5.

-¿Se están haciendo gestiones para que se derogue la Licencia Nº 5?
-Las gestiones se han hecho todas y no es ahorita sino que se han venido haciendo desde el mes de abril, es decir, si no ocurre no será por falta de gestión sino que estos bonos están en posesión de fondos de inversión importante, que tienen grupos de interés que se han rodeado alrededor del Departamento del Tesoro y están haciendo presión para que se les pague.

-Dijo que quería referirse a la deuda que se emitió con vencimiento en 2017 y que luego se canjeó por el bono 2020
-El bono PDVSA 2017 se emitió 10 años antes (en 2007) bajo la modalidad nefasta que utilizaba el gobierno de Hugo Chávez que era mediante la combinación del bolívar y el dólar, es decir, era un título que se emitió en dólares pero el acreedor lo pagaba en bolívares y en ese proceso los tenedores de títulos hicieron una ganancia enorme. Cuando se hizo el primer bono, el PDVSA 2017, el tipo de cambio paralelo estaba en 5,70 bolívares por dólar y el costo implícito de la operación fue de 2,70 dólares por barril, o sea que se le garantizó a las personas que compraron esos títulos una ganancia de 100%. En otras palabras, la República perdió 1.300 millones de dólares porque emitió deuda que era equivalente a vender dólares a la mitad de lo que costaban los dólares en el mercado paralelo. Esto es importante porque indica el origen fraudulento de la deuda porque fue una operación emitida en dólares pero pagadera en bolívares en la que hubo una participación muy importante de inversionistas venezolanos porque esos bonos se compraron con bolívares. Muchos de esos inversionistas son de oposición, quieren que les paguen, están organizados y están ejerciendo presión sobre la administración de Juan Guaidó y tienen representantes políticos. Estamos en una situación en la cual estos venezolanos se meten en el grupo de quienes quieren cobrarle todas las sinvergüenzuras que hicieron Hugo Chávez y Nicolás Maduro, o en el grupo que quiere que Venezuela se recupere.

-¿Quiénes compraron el bono PDVSA 2020 incurrieron en una ilegalidad, tomando en cuenta el acuerdo que aprobó la Asamblea Nacional, o es un asunto netamente ético?
-Es importante aclarar que no compraron el bono sino que lo canjearon, ellos pudieron tomar la decisión de quedarse con su bono 2017, el cual fue pagado, pero lo cambiaron por un bono que está emitido en unas condiciones que tiene visos de ilegalidad. ¿Lo hicieron a conciencia? ¿Lo hicieron a propósito para aprovecharse de la situación? No tengo ni idea. Cuando se hizo la operación del PDVSA 2020 fue altamente recomendada por analistas financieros venezolanos que estaban en casas de inversión dedicadas a comprar y vender deuda venezolana. En esos reportes no se hace mención a la potencial ilegalidad del bono. ¿Lo hicieron sabiendo? ¿Lo hicieron sin saber? El asunto está en que Venezuela no puede pagar esa deuda en los términos en que fue contraída porque es ilegal.

-La Asamblea Nacional al ratificar la ilegalidad del bono prácticamente dijo que no pagará, ¿los tenedores del PDVSA 2020 se quedarán con Citgo?
-Anteriormente hablamos de dos opciones posibles para que no sea así, pero vamos a suponer que ninguna de ellas ocurre, el equipo del presidente Juan Guaidó está preparado para entablar un litigio en las cortes de Estados Unidos alegando que esta garantía fue puesta sobre un bono de manera ilegitima, amparándose en la decisión legislativa de la Asamblea Nacional. La administración de Guiadó si no se hace de una orden ejecutiva más amplia ni se deroga la Licencia General Nº 5, tiene la opción de iniciar un litigio en las cortes de Estados Unidos alegando que el bono que puso a Citgo en prenda es ilegal y dando como respaldo los acuerdos aprobados por la Asamblea Nacional de Venezuela.

-¿Pareciera que unas medidas que se aprobaron para presionar a Maduro terminaron por presionar es a Juan Guaidó?
-Eso es exactamente así, pero en el momento que se aprobó la Licencia General Nº 5 se hizo para presionar a Maduro y hoy en día está presionando a la administración de Juan Guaido. Si Citgo se pierde no será por culpa de Juan Guiadó pero en mi opinión ciertamente sería una derrota política colosal para la oposición venezolana.

-¿Coincide entonces con lo que advirtió el economista Francisco Monaldi cuando dijo que “Si se pierde Citgo, gana Maduro”?
-Gana Maduro totalmente, sería una derrota importante para la oposición y la República perdería un activo rentable e importante de una empresa que ha sido manejada estos meses como una tacita de plata y que el chavismo no la destruyó, quizás porque le quedaba muy lejos. Sería una pérdida para la República más allá de si es Maduro o Guaidó.

-Por lo que señala, ¿hay venezolanos de la oposición que están presionando para que el país pierda Citgo?
-Hay venezolanos de la oposición que están presionando para cobrar. Puede ser que se pague, aunque no hay como pagar; o que se liquide la garantía. Se conocen 52% de los tenedores del bono PDVSA 2020. Son tres casas de inversión, entre ellas una muy grande que se llama Ashmore, pero hay un porcentaje que se desconoce y eso es muy amplio. Hay muchos grupos de interés de venezolanos detrás de cobrar, no de perder o no Citgo.

-No se habla de cobrar una deuda que tiene un abasto porque los tenedores de bonos tienen información financiera y conocía el riesgo implícito de estos bonos
-¿El riesgo para la República o para ellos? Si no cobran pierden ellos y si cobran pierde la República. Lo que digo es que este caso es uno de muchos de los conflictos de intereses que hay hoy en día en Venezuela. Cualquiera que se plantee sacar a Venezuela adelante tiene que hacerle frente a estos conflictos, llámese Juan Guaidó o como se llame.

-¿Percibe que dentro de la administración de Juan Guaidó hay personas que han incurrido en conflicto de intereses?
-Yo percibo que hay grupos de interés en la Asamblea Nacional que han abogado por un tratamiento distinto al que se concluyó cuando se aprobó ratificar la ilegalidad del bono PDVSA 2020. No sé si dentro de la administración de Juan Guaidó.

Rosneft y Crystallex

-Sobre Citgo también pesa las acciones legales que lleva adelante la empresa Crystallex. Pareciera que se encuentra entre la espada y la pared
-Claro porque el gobierno de Maduro ha incumplido en el pago de sus deudas y por eso los acreedores de PDVSA o los de la República, alegan que Citgo es de la República de Venezuela y por ende es liquidable para cobrar las deudas que tiene el Gobierno. El único problema que tiene Citgo es que ha sido puesta en garantía o es la única prenda de la que se puede cobrar una enorme cola de gente que ha sido defraudada por las administraciones de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Por eso es verdad que se encuentra entre la espada y la pared. Está en una posición muy difícil y el mejor escenario para todos es que haya una orden de protección que impida que se liquide Citgo para pagarle a los acreedores, hasta tanto Venezuela no tenga un gobierno reconocido nacional e internacionalmente que pueda iniciar un proceso de reestructuración ordenada de su deuda externa. Con eso ganarían hasta los acreedores porque si todos se lanzan desesperados a liquidar Citgo y pagarse, van a terminar cobrando una fracción muy pequeña de sus acreencias. En cambio, se favorecería a todas las partes si el gobierno de Estados Unidos decreta una protección de activos hasta tanto Venezuela tenga una administración legítimamente reconocida a nivel nacional e internacional y con suficiente fuerza para iniciar un proceso integral de reestructuración de deuda. Pero eso depende de la administración de los Estados Unidos.

-¿Con la liquidación de Citgo se cancela la deuda?
-La de los bonos PDVSA 2020 se pudiera cancelar pero hay que ver cuál es el valor de Citgo como compañía y en ese escenario, pero por las valoraciones que he visto alcanzaría. En el caso de que los bonos no se paguen, existe además una cláusula de cross default por un préstamo de Rosneft, que pudiera hacerse del control de Citgo y eso es lo que siete políticos republicanos (cuatro senadores y tres representantes)  del Congreso de los Estados Unidos, incluidos los senadores Ted Cruz y Marco Rubio, quienes advirtieron de ese riesgo a la administración Trump, es decir, que si no se protege Citgo hay el riesgo de que una petrolera rusa se quede con el control de 4.900 estaciones de gasolina y tres refinerías en Estados Unidos, que se considera infraestructura estratégica.

-Pero el gobierno de Maduro ha pagado religiosamente sus obligaciones con Rusia, incluida la deuda con Rosneft. ¿Por qué se mantiene ese riesgo de que se pueda quedar con Citgo?
-Es como que me prestes dinero pero desde un principio tienes la cobertura si en algún momento soy insolvente.

-¿De esa deuda con Rosneft todavía queda un monto por pagar?
-Queda un monto por 3.500 millones de dólares aproximadamente aunque esa deuda no se conoce. Siempre queda la pregunta si Rosneft va a ejecutar esa cobertura si hay un incumplimiento y yo pienso que sí la ejecutaría.

-¿Se puede decir que estemos frente a un conflicto internacional donde Estados Unidos y Rusia se pelean por un activo?
-El conflicto está puesto. Estados Unidos no quiere el activo. Lo que estamos hablando es que Estados Unidos está protegiendo a los acreedores y que permita que Venezuela mantenga Citgo y que la junta directiva y su presidenta ejecutiva sigan manejando la empresa muy bien como lo han hecho en  los últimos meses. Hace años que Citgo comenzó a diversificar el tipo de petróleo que puede refinar y hoy día su rentabilidad no la hace depender del petróleo venezolano.

-¿Citgo es rentable?
-Por supuesto que es rentable. El problema de Citgo no es que no sea rentable, el problema es que fue puesta en garantía por demasiadas deudas contraídas por PDVSA y es el único activo en el exterior de gobiernos como los de Chávez y Maduro, que han defraudado y han dejado de pagar.

Un símbolo de Boston

-Ya que vives en Boston, quisiéramos preguntarte: ¿Qué representa Citgo para un bostoniano?
-Representa una cosa muy extraña que me ha llamado la atención. Hace como tres meses me invitaron a una reunión con el alcalde  de Boston, Marty Walsh, que quería informarse de la situación venezolana y entender mejor lo que estaba pasando. Cuando terminamos de hacerle la explicación, él nos contó la enorme polémica que hay en relación a los grandes avisos de publicidad de Citgo, entre ellos uno que está muy cerca del Femway Park, donde juegan los Medias Rojas de Boston.

-Entendemos que es un símbolo de Boston
-Efectivamente es un símbolo de la ciudad. Aquí se venden franelas de la ciudad con el logotipo de Citgo, hay postales de la ciudad y eso está al lado del río Charles y del Femway Park. Es un aviso muy visible. Entonces el alcalde de Boston nos contaba que ha recibido presiones de todo tipo. Por un lado, quienes dicen que ese aviso se debe quitar porque es de una compañía que pertenece a un gobierno dictatorial pero la mayoría considera que ese aviso no se debe quitar porque es un símbolo para la ciudad. Tiene un sentido de pertenencia al menos en Boston.

-Finalmente, ¿hay que pagar o no el bono PDVSA 2020?
-Pienso que no hay que pagarlo.       
 

Categoría: 
País: 
Términos Relacionados: 

PUBLICADO: 18 de octubre de 2019
Share