El Mundo de la Energía
Lunes 17 Junio 2019 07:18:53 PM

Repsol: Se desconoce funcionamiento e implementación del Petro en Venezuela

"La compañía continuó avanzando en su programa de digitalización... que implica nuevas formas de trabajo que servirán para incrementar el flujo de caja en 1.000 millones de euros en 2022"

El informe financiero del tercer trimestre de 2018 de la empresa española Repsol dedica varios párrafos a sus operaciones en Venezuela: reconoce que registró “saneamientos extraordinarios” en el país para efectos de sus resultados financieros, pero señala como elementos negativos: una disminución en la demanda de gas del proyecto Cardón IV, “declino masivo” en el producción petrolera en sólo un año, una devaluación del bolívar de 3.100% aprobado por el gobierno del presidente Nicolás Maduro y que desconoce cómo opera el Petro.
“Se anunció el lanzamiento de la criptomoneda Petro, respaldada con reservas del campo 1 del Bloque Ayacucho de la Faja Petrolífera del Orinoco, con el objetivo de crear una moneda alternativa al dólar y una economía digital y transparente para el beneficio de los países emergentes. Se pretendía que las personas jurídicas y naturales, pudieran empezar la compra efectiva de Petro a partir del 23 de marzo de 2018, sin que a la fecha ésta haya entrado en funcionamiento. Dicha compra podrá realizarse en divisas convertibles: yuanes, liras turcas, euros y rublos”, señala Repsol en su reporte a los inversionistas.  “Se prevé que funcione como moneda de intercambio y divisa convertible, pero sin que todavía se conozca su funcionamiento y proceso de implementación”, acota.
También señala que Venezuela afronta un “contexto de crisis económica y social”, que parte del desplome de la producción de crudo que viene registrando desde hace cuatro años pero se ha agravado en el año 2018 y destaca como este país ha permitido que en conjunto la OPEP registre un cumplimiento de 120% en su política de recortes adoptada en 2016.“Estos altos niveles de cumplimiento responden en gran medida al declino masivo que viene registrando la producción de Venezuela con caídas de cerca de 800.000 barriles diarios en un año”, reporta la firma española.

Otros datos

Con respecto al balance de los primeros 9 meses del 2018 en el área de upstream (exploración y producción) se indica que obtuvo un resultado de 1.015 millones de euros, el doble del obtenido entre enero y septiembre del año anterior, 487 millones de euros, debido a las medidas de eficiencia implantadas, a los mayores volúmenes de producción y el incremento de los precios de realización del crudo en 38% y del gas en 16%, respectivamente, ambos con un comportamiento más positivo que los precios de referencia internacional.
Asimismo, dio a conocer que produjo una media de 713.000 barriles equivalentes de petróleo al día, lo que deja a la vista un incremento de 4% respecto al mismo periodo de 2017. Explica la compañía que esto se debe a  la puesta en marcha de proyectos en Trinidad y Tobago, Reino Unido, Argelia, Perú y Malasia, así como al mayor aporte de Libia y Noruega.
Durante el periodo, la compañía concluyó la perforación de 15 sondeos exploratorios y otro de delineamiento, de los cuales, cuatro tuvieron un resultado positivo y otros dos están siendo evaluados.

Upstream en América

En Brasil obtuvo la declaración de comercialidad del “Entorno Sapinhoá”, que limita con el importante bloque productivo Sapinhoá, situado en el prolífico presal del país; mientras que en Bolivia, el Congreso aprobó la exploración y producción de hidrocarburos en el campo Iñiguazú, ubicado  junto al área Caipipendi, donde Repsol ya opera el campo Margarita-Huacaya, el mayor de Bolivia, con una producción de 19 millones de metros cúbicos al día.
Durante los nueve primeros meses del año la compañía inició el desarrollo del proyecto Buckskin (Estados Unidos). Además se instaló la plataforma Angelin en el campo West Block, en Trinidad y Tobago,  que se espera que comience su producción de gas en el primer trimestre de 2019.

Resultados del Downstream

Entre enero y septiembre de 2018, el resultado neto ajustado del negocio de downstream (distribución y comercio de combustibles) alcanzó los 1.098 millones de euros, frente a los 1.431 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. Explica la compañías que la baja se debe al entorno internacional debilitado que condicionó los negocios industriales, Refino y Química, a lo que se sumaron las paradas de mantenimiento y mejora acometidas en los complejos industriales de Puertollano, Tarragona y Sines (Portugal).
No obstante, el indicador de margen de refino alcanzó en los nueve primeros meses del año los 6,9 dólares por barril, en línea con lo obtenido en el primer semestre y por encima de lo logrado en el periodo equivalente de 2017, cuando se registraron 6,8 dólares por barril.
Por otro lado, Repsol informó que en línea con su meta de alcanzar en los próximos cinco años una cuota en el mercado mexicano del 8-10%,  continuó con su expansión en México, donde ya cuenta con más de 120 estaciones de servicio. Asimismo, llevó adelante en su plan de internacionalización de su negocio de Lubricantes en México, tras alcanzar un acuerdo con la compañía local Bardahl.

Resultados financieros

El beneficio neto de Repsol en los primeros nueve meses del año se situó en 2.171 millones de euros, un 37% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior, siendo el mayor obtenido por la compañía en idéntico periodo desde hace diez años.
Repsol redujo su deuda neta un 63% respecto al cierre del ejercicio 2017, hasta situarse en 2.304 millones de euros.

Ampliando sus mercados

La compañía informó que tras haber cumplido con dos años de antelación los objetivos comprometidos en su plan estratégico y haber materializado la venta de su participación en Naturgy Energy Group actualizó su estrategia hasta 2020.
Dicha estrategia se fundamenta se fundamenta en tres pilares: remuneración creciente al accionista, crecimiento rentable del upstream y del downstream, y desarrollo de nuevos negocios vinculados a la transición energética.
Cumpliendo esta estrategia a finales de junio, Repsol alcanzó un acuerdo para la compra de los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora de electricidad y gas y en el tercer trimestre del año Repsol adquirió el proyecto fotovoltaico Valdesolar.
Además, dentro de su apuesta por el gas como energía indispensable para la transición energética, Repsol firmó con la empresa Venture Global LNG un acuerdo para el suministro de un millón de toneladas anuales de GNL (Gas Natural Licuado) durante 20 años.
El área de Marketing, la compañía reforzó su alianza con El Corte Inglés, con quien está desarrollando un plan de expansión para abrir 1.000 tiendas Supercor Stop&Go en las estaciones de servicio Repsol en los próximos tres años.
También adquirió el 70% de la plataforma digital Klikin, con la que Repsol está evolucionando su aplicación para móvil, Waylet, y la ha transformado en un medio universal de pago que puede utilizarse en restaurantes y comercios, además de en las estaciones de servicio de la compañía.
Junto con Kía puso en marcha un nuevo servicio de coche compartido (carsharing), denominado Wible, que está operativo en Madrid desde julio. Este proyecto se incluye dentro de las nuevas soluciones para la movilidad en las que la compañía participa.

País: 

PUBLICADO: 31 de octubre de 2018
Share