El Mundo de la Energía
Viernes 28 Febrero 2020 11:19:21 PM

Trinidad rompe con proyectos de gas natural con Venezuela y obliga a PDVSA a frenar plan exportador

Rowle: “Los gobiernos de de Trinidad y Tobago y Venezuela han acordado el desarrollo independiente del campo Loran-Manatí” (Oficina del Primer Ministro de Trinidad y Tobago)

Las posibilidades que Venezuela avance con las exportaciones de gas natural hacia Trinidad y Tobago prácticamente quedan anuladas debido a la indefinición y los retrasos por parte del gobierno de Nicolás Maduro y por las implicaciones que tienen las sanciones de los Estados Unidos, en el desarrollo de áreas marinas conjunta entre los dos países y que afectan negocios de las transnacionales como Chevron y Shell.
El primer ministro de Trinidad y Tobago, Keith Rowle, al participar en la Conferencia Anual de la Cámara de Energía de ese país hizo referencia al hecho de que los acuerdos energéticos conjuntos entre ambos países no se han podido desarrollar y obligan a esa nación a plantearse un nuevo escenario en el cual Venezuela queda fuera.
“El progreso en el desarrollo del campo unificado Loran-Manatí se ha visto obstaculizado por las sanciones impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos, que inhibe a las empresas estadounidenses a hacer negocios con la empresa petrolera venezolana PDVSA y esto afecta la capacidad de la empresa estadounidense Chevron, que tiene un 60% de interés en el campo Loran, para participar en el desarrollo del campo Loran-Manatí”, dijo Rowle. “Como consecuencia, los gobiernos de de Trinidad y Tobago y Venezuela han acordado el desarrollo independiente del campo dentro de la frontera transfronteriza Loran-Manatí que se encuentra dentro de su área marina”, acota.
El premier trinitario hizo un recuento de los acuerdos conjuntos que indican demora toda vez que ambos gobiernos firmaron un tratado marco en 2007, luego se suscribió la reunificación de los campos en 2010 y en el transcurso de 10 años no hubo forma de concretar el negocio conjunto. Rowle no se refirió a los aspectos que frenaron estos proyectos antes de que se impusieran las sanciones en 2018 pero las razones apuntan principalmente a la trabas que pusieron las autoridades venezolanas principalmente en materia tarifaria.
El primer ministro trinitario recordó que Chevron vendió su participación a Shell en el campo Manatí y la parte de Loran en el lado venezolano no se ha podido concretar la negociación por la negativa del Ministerio de Petróleo. Igual mencionó para el caso de las exportaciones que PDVSA tiene previsto realizar también a Shell procedentes del campo Dragón. “Es lamentable que no podamos avanzar con el proyecto Dragón que está en espera, en este momento, debido a las sanciones de los Estados Unidos contra Venezuela”, indicó. 

Categoría: 

PUBLICADO: 04 de febrero de 2020
Share

 

 

 

Zoom