El Mundo de la Energía
Domingo 8 Diciembre 2019 07:28:47 AM

Colombia descarta importar gas natural de Venezuela y apuesta por aumentar reservas

“Keep calm, We Still have oil” (Mantén la cama, Nosotros todavía tenemos petróleo)”, es el lema de la ministra Suárez     

Hasta el año pasado en cualquier conferencia sobre hidrocarburos en Colombia se decía que parte del déficit de gas natural de este país se cubriría con suministros procedentes de Venezuela gracias al gasoducto Antonio Ricaurte -también llamado gasoducto binancional transcaribeño- construido por la empresa Chevron e inaugurado a fines de 2007 por los presidentes Alvaro Uribe y Hugo Chávez. Esa situación ha cambiado, el gobierno de Iván Duque quiere evitar la importación, descarta comprarle a PDVSA y la prioridad es avanzar en exploraciones, elevar la producción en los yacimientos costa afuera y reorganizar al sector gasífero.
“Necesitamos asegurar que ese gas se produzca en Colombia y esté a buenos precios. Nunca hemos necesitado de importar de manera sostenida y por eso queremos aumentar el volumen de reservas y tener una mayor actividad exploratoria”, ha dijo María Fernanda Suárez, ministra de Minas y Energía de Colombia durante su conferencia en la II Cumbre del Petróleo y Gas que se realiza en Bogotá. “Todo el gas que producimos lo consumimos y con las reservas que tenemos hoy nos alcanza para 10 años, y vamos como el gas natural mundialmente se ha convertido en el combustible de la transición energética, reduce en 96% el material particulado y disminuye en 40% las emisiones de dióxido de carbono”, acota.

El shale y las energías limpias

Durante la cumbre organizada por los gremios vinculados al sector de los hidrocarburos, la exposición de la ministra Suárez llamó la atención porque en una de sus láminas aparecía la frase en inglés “Keep calm, We still have oil” (Mantén la calma, aún tenemos petróleo), al momento de referirse al potencial de reservas que existe en Colombia y a la necesidad que tiene ese país de avanzar en la exploración de yacimientos no convencionales.
Resaltó la decisión que adoptó el gobierno de Duque en 2018 de designar a un grupo de expertos que emita su pronunciamiento sobre los riesgos que pueden ocurrir si se utiliza la tecnología del fracking o fractura hidráulica en el desarrollo de yacimientos no convencionales, conocidos mundialmente por la denominación en inglés de shale oil.
“No hemos encontrado evidencias científicas que evidencias consecuencias por el uso de la fractura hidráulica”, dijo Suárez. “Vamos a seguir las recomendaciones de los expertos de realizar pruebas pilotos de manera transparente”, acotó.
También resaltó la realización de la primera subasta de energías renovables, que permitirá elevar la capacidad de generación de electricidad de 50 a 2.200 megavatios y elogió que una empresa como Ecopetrol tenga un proyecto para elevar su generación propia a 300 megavatios provenientes de biomasa, celdas fotovoltaicas y energías eólicas.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 14 de noviembre de 2019
Share