El Mundo de la Energía
Lunes 23 Noviembre 2020 02:55:19 PM

Producción petrolera de Ecuador disminuyó en 10,2% entre enero y octubre

Torino Economics indica que el sector petrolero ecuatoriano enfrenta múltiples desafíos para garantizar su condición de fuente estable y segura de ingresos a la nación

La unidad de análisis económico de Torino Capital informó que de acuerdo a la data del Banco Central de Ecuador y la suya propia, de enero a octubre de 2020, la producción de crudo de Ecuador disminuyó un 10,2%, comparado con el mismo periodo del año pasado.
Mientras que en octubre de 2020, la producción petrolera de Ecuador se ubicó en 508.284 barriles diarios, cifra que si bien es superior a los 209.903 barriles diarios registrados en abril, mes donde ocurrieron deslaves y se afectó el bombeo de crudo en los oleoductos, sigue siendo inferior a las expectativas que tenía el gobierno para el 2021 de 590.000 barriles diarios.
Torino Economics explica en su informe sobre Ecuador, que para que este país aumente su producción requiere de inversiones, mejoras en la infraestructura y transferencia de tecnología; elementos que no lucen sencillos de conseguir debido al bajo nivel de precios del crudo ante una baja en el consumo y un exceso de oferta mundial, lo cual ayuda a  poder atraer nuevas inversiones, debido a los costos que implica la extracción y refinación del petróleo.
Si bien los analistas económicos apuntan como logro del actual gobierno la reintroducción de  los contratos de participación en lugar a los contratos de servicio (que permiten que las compañías petroleras tengan la propiedad de las reservas y la producción de petróleo, permitiéndoles tratar sus reservas de petróleo como un activo que puede ser utilizado como garantía) siendo este un  incentivo para atraer inversiones en el extranjero, destacan que actualmente, la producción de petróleo por compañías privadas representa el 20% del total producido, siendo levemente inferior a lo registrado en el año pasado.
En cuanto a la polémica que se ha levantado en el país acerca de la posibilidad de concretar el financiamiento chino de entre 700 millones y 1400 millones de dólares con  el Banco Industrial y Comercial de China (ICBC) y el Banco de Desarrollo de China (CDB) a cambio de crudo, indica la unidad de análisis económico de Torino Capital que por un lado están quienes lo defienden y  argumentan que es vital para obtener los recursos necesarios para cubrir las necesidades de financiamiento del año 2020; y están por otra parte quienes los adversan señalando que “… no hay suficiente producción de Petroamazonas que garantice la disponibilidad de crudo y que los precios que ofrecen los compradores de China son menores a los del mercado internacional”.
Por lo que concluye Torino Economics que “el acuerdo de financiamiento con China deberá plantearse en términos que no comprometan de forma significativa la capacidad de generación de divisas del sector para hacer frente a las necesidades del Estado, dado el nivel actual de producción petrolera. En tal sentido, un acuerdo con China implicaría, en el corto y mediano plazo, disminuir la capacidad de refinación para aumentar el nivel de producción petrolera que se destinaría al país asiático. Ello, no obstante, implicaría un aumento de las importaciones de combustible, lo cual debería, en un contexto de restricción de divisas, delegarse en cada vez mayor proporción hacia el sector privado”.

El futuro del sector petrolero: ¿Guillermo Lasso vs. Andrés Arauz?

Indican los analistas económicos que ante la elevada fragmentación del panorama político ecuatoriano hay que trabajar en garantizar amplios acuerdos políticos que otorguen viabilidad de la propuesta del candidato Guillermo Lasso, quien posee la primera intención de voto, y ha manifestado la necesidad de incrementar la producción, lo que podría traducirse en una importante participación del sector privado en el proceso de importación, distribución y comercialización de combustibles.
Mientras que si la victoria la alcanza el candidato del correísmo, Andrés Arauz, se viraría hacia un modelo basado en incrementar la capacidad refinadora del país, disminuyendo  las necesidades de importación de combustible, lo que haría posible liberar recursos para hacer frente a las distintas obligaciones del Estado, disminuyendo la dependencia del combustible importado.
“Si bien el sector petrolero seguirá representando para Ecuador un rol fundamental de generación de divisas para su economía y su capacidad de pago internacional, así como de la sostenibilidad de su deuda, enfrenta múltiples desafíos para garantizar su condición de fuente estable y segura de ingresos a la nación”, concluye el informe.

Categoría: 
País: 

PUBLICADO: 11 de noviembre de 2020
Share

 

 

 

Zoom