El Mundo de la Energía
Jueves 2 Julio 2020 03:17:32 PM

“Lenín Moreno estadista - levantó subsidios”

Por Alvaro Ríos Roca / Ex ministro de Hidrocarburos de Bolivia y actual socio director de Gas Energy Latin America

En nuestra entrega anterior explicábamos porque los subsidios prolongados a los energéticos y los hidrocarburos en particular acaban siendo perversos para las economías y las sociedades en su conjunto.
A través del tiempo, sucesivos gobiernos del planeta y de la región, mayormente de corte populista, han instaurado y/o conservado subsidios, algunas veces con muy sensibles y nobles intenciones, pero las más de las veces en mero afán de votos y de tratar de mantenerse en el poder. http://www2.petroguia.com/pet/blog/opinion/perversos-subsidios-pol%C3%AD...

Manifestábamos que los subsidios hacen sufrir a las economías de los países porque ven desangrar sus arcas, las empresas estatales colapsan y el déficit fiscal se eleva como espuma. Los subsidios fomentan ineficiencia, pérdida de competitividad, el derroche en el largo plazo (gasolina en Venezuela) y que son los ricos y acaudalados los que resultan más favorecidos.
Prolongados subsidios también llevan a desabastecimientos, como es por ejemplo, el caso de Venezuela y Argentina, debido a que se ahuyentan inversiones y no se permiten el ingreso en competencia de nuevas y eficientes tecnologías como es el caso de la energía solar o eólica.
Sinceramente creemos y así lo manifestábamos, que ahora es el momento propicio para que varios países de la región levanten subsidios aprovechando los bajos precios internacionales del petróleo, gas natural y sus derivados. Como dijimos un gobierno estadista (y no populista) lo haría sin pensarlo dos veces. Y así lo ha hecho el presidente Lenin Moreno de la mano de su ministro del ramo Rene Ortiz.
El presidente Lenin Moreno entiende muy claramente que los subsidios que se tenían a varios productos derivados del petróleo son perversos para la economía de su país. En octubre de 2019 ya tuvo violentas protestas por tratar de subirlos bruscamente y no le quedó más que dar marcha atrás porque a las protestas sociales ciudadanas (que son justificadas) se le sumaron como siempre factores políticos del anterior gobierno.
Empero, inteligentemente y muy bien asesorado, ha modificado el Reglamento de Fijación de Precios (No. 1054) para permitir reformar los precios de los combustibles, permitiendo  que privados también puedan importar los mismos a precios internacionales. Es decir que ya no sea Petroecuador (su empresa estatal del downstream) quien los fije discrecionalmente desde Carandolet en función de presiones sociales o empresariales.
Ahora que los precios de las distintas gasolinas (Super, Ecopais, Extra) y diesel están bajos en el mercado internacional, los ecuatorianos no sienten de golpe la medida y más bien han comenzado a recibir los beneficios de precios más bajos. Lo que es más importante es que se están acostumbrando a que los precios oscilen con el mercado (como es el caso de Perú, Brasil, Chile y otros países). Cuando los precios del petróleo y derivados vayan subiendo, los ecuatorianos ya no tendrán que sufrir los denominados gasolinazos, gasasos o dieselasos que han llevado a varios presidentes de la región a perder popularidad y hasta la silla presidencial.
La empresa Petroecuador podrá ahora adquirir a precio de mercado petróleo producido internamente o por ultimo importarlo para procesarlos en una de sus tres refinerías que tiene y tendrá que competir con los productos importados. Petroecuador podrá alquilar su infraestructura de transporte y/o distribución y asociarse para hacer nueva infraestructura. También bajo Decreto 841 autoriza a que sea la iniciativa privada que pueda construir la nueva refinería de alta conversión en la costa del Ecuador.
Esta medida de levantar o desmontar los subsidios permitirá que agentes privados o Petroecuador en competencia puedan lograr introducir gas natural ya sea vía GNL, vía mini GNL de Perú o por gasoducto de Perú de manera de bajar costos y mejorar el nivel de contaminación versus quemar diesel u otro fuel oil en centrales térmicas, en industrias o comercios. Sin duda que falta el GLP pero es un notable avance lo de Lenin Moreno. 
 


PUBLICADO: 25 de junio de 2020
Share

 

 

 

Zoom