El Mundo de la Energía
Jueves 28 Octubre 2021 04:46:33 AM

"¿Cuándo se recuperará la demanda global de petróleo?"

Por Moris Beracha / Analista financiero

2023 pareciera ser el año en el cual la demanda de crudo en el mundo recobre los niveles previos a la pandemia, de acuerdo con el último reporte de la Agencia Internacional de Energía (IEA, por sus siglas en inglés). Sin embargo, también ha asomado la posibilidad de que el mercado petrolero nunca regrese a la “normalidad”.
¿Por qué? El impacto de los nuevos hábitos de trabajo y movilización, intensificados a raíz de la pandemia, así como el alejamiento de algunos gobiernos al uso de combustibles fósiles, han dado un vuelco a los hábitos de consumo energético.
Las proyecciones señalan que es factible que entonces la demanda provenga de economías emergentes y en desarrollo que, al presentar crecimiento poblacional y económico, hayan alcanzado y recuperado para ese entonces los indicadores previos a la crisis sanitaria. Ello impactará al alza los requerimientos del combustible fósil.
La IEA también prevé que la mayor demanda provenga de las economías asiáticas. Para el año 2026, está proyectado un consumo mundial de 104,1 millones de barriles por día, lo que se traduce en un incremento de 4,4 millones de barriles desde 2019. Como se observará, el crecimiento es ínfimo.
En lo que corresponde a los países que integran la llamada Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se ha señalado que no es factible que sus niveles de demanda vuelvan a ser los mismos de 2019. La IEA ha advertido que de los 47,7 millones de barriles-día registrados en 2019, se prevé que en 2023 lleguen hasta 46,2 millones de barriles, mientras que en 2026 se ubique en 45,8 millones de barriles.
En tal sentido, el director ejecutivo del organismo, Fatih Birol, aseguró que "la crisis de la COVID-19 provocó una caída histórica en la demanda mundial de petróleo, pero no necesariamente duradera". Sn embargo, el crecimiento experimentado en el periodo previo a la crisis sanitaria no volverá a observarse en la misma dimensión en los años subsiguientes.
Además, Birol destacó que “para que la demanda mundial de petróleo tocase techo en el corto plazo, se necesita una acción significativa e inmediata para mejorar los estándares de eficiencia de combustible, impulsar las ventas de vehículos eléctricos y frenar el uso de petróleo en el sector energético". Estas acciones, en combinación con más teletrabajo, reciclaje y reducción en los viajes de negocios, podrían ser la causa en la disminución del uso de petróleo hasta en 5,6 millones de barriles-día para 2026.
En lo referente al consumo de gasolina, la IEA ha señalado que es poco probable que regrese a los niveles de 2029, por cuanto las ganancias de eficiencia y el cambio a los vehículos eléctricos poco a poco han ido ganando terreno en las opciones de movilidad de los países en desarrollo.
Por su parte, los combustibles para aviación si se proyecta que regresen a los índices de consumo de 2019, lo cual se recuperaría en 2024, aunque existe la salvedad de un importante descenso en los viajes de negocios, ante el auge de plataformas tecnológicas online.
La industria petrolera enfrenta entonces uno de sus mayores retos. Y es allí donde se demostrará la eficiencia de estas empresas en sus procesos de adaptabilidad, cambio y transformación. Quizá 2023 sea tan solo el inicio de la recuperación de la demanda global de petróleo…


PUBLICADO: 19 de marzo de 2021
Share