Miércoles 22 de Noviembre de 2017

Se prepara arranque seguro de totalidad de las plantas

Desde la sala de control principal de la Refinería de Amuay, el ministro de Petróleo y Minería y presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, ofreció detalles técnicos y humanos sobre las labores que se ejecutan actualmente para garantizar un arranque seguro de la totalidad de las unidades de proceso.

“Estamos aquí en medio de las plantas de la refinería de Amuay, hemos enviado despachos como el del buque Inciarte, que lleva 60 mil barriles de asfalto para Puerto La Cruz; el buque Nereo, con 300 mil barriles de componentes para gasolina hacia la Refinería El Palito y el buque Clarity con 280 mil barriles de gasolina y diesel, para Bajo Grande; seguimos alimentando nuestras refinerías normalmente”, explicó.

Destacó la capacidad técnica y la calidad humana de los trabajadores de Pdvsa: “Tenemos una combinación de gente con mucha experiencia y jóvenes muy preparados que se están entrenando en una labor específica; porque el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), además de ser el centro de refinación más grande del mundo en manejo de volumen, está conformado por dos refinerías, la de Amuay y la de Cardón, construidas en 1949 y en 1950, con diferentes criterios operacionales que hemos logrado unificar”.

El ministro Ramírez dio la palabra al subgerente del CRP, Omar Bravo, con 34 años de trayectoria en la industria petrolera, quien expresó: “a pesar de la emergencia, todos los servicios se mantuvieron arriba y gracias a eso vamos a poder tener un arranque seguro”.

El gerente de Operaciones del centro refinador, Ramón Uzcátegui, con 25 años de experiencia, resaltó: “el CRP cuenta con 95% de sus instalaciones automatizadas. En esta sala de control central tenemos a los tableristas del Flexicoquer de Amuay, el más grande del mundo, con una capacidad de procesamiento de 64 mil barriles por día”.

“Los muchachos del tablero han sido primero operadores y luego supervisores de área, seguidamente reciben un entrenamiento que los certifica como tableristas”, agregó Uzcátegui.

El ministro Ramírez destacó que también desde la sala de control central, a la que llamó “el corazón de la refinería Amuay”, se maneja la Unidad de Craqueo Catalítico, cuya reparación general se realizó este año y arrancó de manera segura.

“Tenemos programadas nuestras paradas de planta. En los últimos cinco años hemos invertido al mes de julio más de 4 mil 300 millones de dólares, solo en el CRP, y en el ámbito nacional más de 6 mil millones en mantenimiento”.

Ante las irresponsables especulaciones sobre la explosión de dos esferas, Ramírez mostró el tablero desde el cual se manejan estas estructuras y las confirmó totalmente seguras y operativas: “Contamos con esferas de olefinas, de isobutano y propano en muy buenas condiciones, ante la emergencia, sus sistemas de protección actuaron en el momento preciso”.

“Con estas informaciones queremos llevar tranquilidad y sosiego. Estos muchachos fueron capaces de rescatar el CRP en condiciones muchísimo más adversas”, reflexionó el presidente de Pdvsa.

Por último, Ramírez conversó con el gerente de Seguridad Industrial del complejo, William Jordán, quien indicó: “Más de 200 personas trabajaron arduamente para controlar la emergencia, que dominamos con equipos de tecnología bomberil de punta, adquiridos por la nueva Pdvsa, que favorecen la aplicación de un ataque más efectivo y eficiente”.

Igualmente, Jordán agradeció “el apoyo de los compañeros y compañeras de Anaco, Occidente, Puerto La Cruz, El Palito y todas las áreas de Pdvsa que se unieron a nosotros en el control de esta emergencia”.

Carlos Camero, uno de los bomberos, destacó la ardua labor de estos héroes de la Patria: “Combatimos el incendio con la seguridad de un solo equipo, manteniendo la situación controlada. Es una muestra de que en la Nueva Pdvsa somos un grupo unido y aunque nos quieran dividir demostramos que podemos mantener el control de cualquier situación”.

Ramón Cossi, jefe de Bomberos del CRP, expresó: “El pueblo puede contar con nosotros, estamos trabajando fuertemente en la parte preventiva”.

Ramírez agregó: “No hay ninguna experiencia previa, de ningún sitio del mundo, donde un Presidente haya estado presente en una emergencia de éstas, como lo hizo el presidente Chávez. Su mensaje, apenas supo de la emergencia, fue que lo más importante es el ser humano. Todos estábamos muy preocupados con esas grandes llamaradas, era una situación muy compleja, pero siempre está presente nuestro compromiso y nuestra lealtad con el pueblo, con el Comandante y la Revolución”.

Fuente: Pdvsa