Miércoles 22 de Noviembre de 2017

OPINIÓN-PDVSA continúa endeudándose

Por Diego J. González Cruz*

Con relación a los recientes “préstamos” que ha anunciado el ministro-presidente de PDVSA, los “prestatarios” han dejado claro que tales montos deben ir para los proyectos que estos tienen en las empresas mixtas, es decir que no son montos que irían al “hueco fiscal”. El préstamo de la empresa China asciende a 4.000 millones de US$ (para aumentar la producción de Sinovensa-ex Bitor); el de Chevron es por 2.000 millones de US$ (para aumentar la producción del Campo Boscán); el de la rusa Rosneft es por 1.500 millones de US$ (para iniciar la producción de sus proyectos en la Faja); y el de Schlumberger es un mecanismo de crédito por 1.000 millones de US$ para mantener sus actividades en Venezuela. Adicionalmente, PDVSA gestionará en julio en Moscú un préstamo con la rusa Gazprom por 1.100 millones de US$ (para aumentar la producción de los Campos Lagunillas y Bachaquero de la Costa Oriental del Lago de Maracaibo. Estos “préstamos” elevan la deuda financiera de la estatal a la astronómica suma de 50.000 millones de US$. Surge la pregunta si estos “préstamos” surgieron como alternativa a la amenaza que hiciera el ministro de Petróleo hace pocos días a las compañías si no incrementaban la producción de petróleo y gas natural.

Estos “préstamos” serán cancelados en petróleo, lo que genera exiguas ganancias para PDVSA, y corresponden al mínimo de 60% de participación accionaria que tiene PDVSA en cada una de las por lo menos 53 empresas mixtas, y que la estatal no puede cumplir con sus obligaciones de inversiones y gastos por ese porcentaje en cada negocio, y lo que ha hecho hasta el presente es solicitarle al socio privado que aporte su parte, con la promesa que después le pagan con petróleo, pero la realidad es que PDVSA mantiene incumplimiento de pronto pago desde hace muchos años con las compañías privadas.

Estos paliativos lo que hacen es aumentar los pasivos de la estatal. Al 31 de diciembre de 2012, el Informe de Gestión de Pdvsa muestra pasivos por concepto de deuda financiera por 35.647 millones de US$ (MUS$), y otros pasivos no corrientes por 35.889 MUS$, que totalizan 71.536 MUS$, esto como pasivos no corrientes. Adicionalmente, hay pasivos corrientes que incluyen: la deuda financiera por 4.379 MUS$, ISLR por pagar por 2.267 MUS$, y otros pasivos corrientes por 64.414 US$, lo cual suma pasivos totales por 142.596 MUS$. Basta recordar que el pasivo total de Pdvsa al cierre del año 1998 era de apenas 16.057 MUS$.

Esta gigantesca exigencia financiera ocurre, entre otras cosas, porque entre 2001 y 2012 se asignó a los “Aportes a Misiones y Programas Sociales”, al FONDEN y al FONDESPA la gigantesca suma de 174.154 MUS$; igualmente la estatal tiene que cubrir los compromisos por los “Acuerdos de Cooperación Energética” con 20 países de Latinoamérica y el Caribe que suman una cuota de 376.700 barriles diarios; y los pagos al Fondo Chino con petróleo, de dinero que ya recibió el BANDES. Finalmente, los “Estados Consolidados de la Situación Financiera” de PDVSA muestran para el 31 12 2012 que los “Documentos y Cuentas por Cobrar” alcanzan los 41.706 MUS$.

(*) Ingeniero de Petróleo. Presidente del Centro de Orientación en Energía (COENER). Coordinador del Centro de Estudios Sobre Energía de Venezuela (CEEV-CEDICE).