Domingo 22 de Abril de 2018

Javier Larrañaga: puede verse afectado el consumo nacional de combustibles

“De no rescatarse la producción por la operación de las plantas, una vez que se acaben los inventarios de la refinería de Amuay que, según el ministro Ramírez alcanzan los cuatro millones de barriles y eso da para menos de 15 días de consumo, puede verse afectado el consumo nacional”.

Así lo expresó el director de Vetra Energy LLC y consultor ejecutivo del Centro de Orientación de Energía, Coener, Javier Larrañaga, al ser consultado sobre las posibles consecuencias para el mercado nacional de combustibles, del accidente ocurrido en la refinería de Amuay el pasado sábado.

Destacó que esta refinería produce alrededor de 120 mil barriles al día de gasolina y eso es una cantidad muy importante que va a perder el mercado nacional.

El sistema de refinación venezolano tiene una capacidad instalada de un millón 300 mil barriles, compuesto por las seis refinerías de Amuay, Cardón, El Palito, Puerto La Cruz, Bajo Grande y San Roque. Estas operan normalmente alrededor de un millón 100 mil barriles, porque no se requiere operación a plena capacidad.

En el último año, señaló, estuvieron operando alrededor de 990 mil barriles, lo que demostró que hubo problemas de continuidad y confiabilidad operacional. "Hoy en día, con este impacto, la capacidad de las refinerías es de 340 mil barriles de gasolina y eso no cubre todo el mercado interno".

Agregó que las instalaciones deben repararse en función del daño y ver cuánto tardará en reactivarse las unidades. Si los sistemas de alimentación y salida de las plantas hacia otros tanques no sufrieron, tan pronto se repare el área de refinería se pudiera reiniciar el arranque de las operaciones. En dos o tres días, luego de haber apagado las fuentes de incendio.

Larrañaga considera que lo ocurrido es una consecuencia del deterioro en los sistemas de seguridad, “ya que destaca el récord en accidentes que se ha dado desde el 2003 y hasta el presente, que se compagina con una pérdida de la experticia y de las prácticas gerenciales de seguridad que seguía la industria petrolera en Venezuela”.

Lamentablemente, subraya, la seguridad no se ha mantenido y las estadísticas nos lo dicen. Ha subido el número de accidentes, incidentes, explosiones, fugas, incendios y ése es el resultado de que se ha perdido la práctica y la cultura de la seguridad. Se trata fundamentalmente del procedimiento, la formación de la gente y la creencia en la seguridad.

A su juicio, esta cultura se perdió con toda la salida del personal de Pdvsa en 2003 y no se ha logrado rescatar. Esa es la causa de este deterioro en seguridad tan marcado.

Enfatiza que se debe hacer una investigación exhaustiva, como procede, desde el punto de vista técnico y operacional e identificar qué pasó. Sin embargo, calificó de obvio que se trata de una fuga de gas propano, el por qué se produjo, “pudo haber sido una fuga por la línea en el fondo de las esferas, por una válvula, por la bomba de la circulación de propano, por una válvula de seguridad. En fin, hay que identificar qué ocurrió e investigar el accidente en forma rigurosa, como se hace a nivel internacional y como se hacía en Pdvsa”.

No se explica el por qué si una hora antes del incendio (alrededor de las 12 de la noche) hubo una fuga considerable de gas, como lo dijeron en televisión, no evacuaron a la gente. Si se hubiera activado oportunamente el plan de contingencia y evacuación, habría menos vidas que lamentar...

Tampoco cree conveniente que se haya mandado a la Policía Técnica Judicial ni a la Dirección de Inteligencia Militar, como hizo el Presidente de la República, porque no se trata de un problema de inteligencia militar, sino de investigación ecuánime y profesional, de los cuadros técnicos operacionales de la industria petrolera.

“Obviamente no puede ser gente de la refinería que esté involucrada en la investigación. Esa era la práctica nuestra cuando había un accidente antes en Pdvsa. Se utilizaba un equipo distinto al de donde se había producido el accidente”.

Para concluir, Javier Larrañaga se manifestó porque el incendio se logre extinguir lo más pronto posible, así como porque este tipo de accidentes no vuelva a suceder y se unió al dolor de todas las víctimas de Paraguaná.

Petroguía / Paola Badaracco