Domingo 22 de Abril de 2018

Inversión extranjera directa cae 16% en América Latina

La inversión extranjera directa (IED) en América Latina y el Caribe cayó 16% en 2014, hasta situarse en 158.803 millones de dólares, indicó este miércoles un informe de la Cepal. 

Como proporción del PIB, las entradas de IED en América Latina y el Caribe fueron 2,6%, una cifra inferior al promedio de largo plazo de la región. 

En cuanto a la distribución sectorial de la IED, en 2014 fue distinta a los años anteriores. La cuota de los recursos naturales en las entradas de la IED fue solo del 17%, disminuyendo 5% la cifra que se tenía desde el 2009.

Sin embargo, en algunas economías como las de Bolivia, Colombia y Ecuador, este sector continúa recibiendo una gran parte del IED, aunque incluso allí está decreciendo debido a la baja en el precio de los minerales. El precio del petróleo se redujo a la mitad durante los últimos meses del año 2014.

En cuanto a entradas de inversión extranjera directa, los aumentos más destacados fueron en El Salvador y Chile, mientras que entre los mayores retrocesos se encuentran Venezuela, México y Argentina, demostrando el carácter cíclico en cuanto a este tipo de inversión.

México registró la caída más pronunciada de la IED recibida, que descendió un 49% hasta los 22.795 millones de dólares. Esta baja tiene una explicación lógica, debido a que en las cifras del IED del 2013 se incluían factores excepcionales como la adquisición de la cervecera Grupo Modelo por una empresa europea por 13.249 millones de dólares. También influyó la desinversión de AT&T al vender su participación en América Móvil por 5.570 millones de dólares.

Brasil continúa siendo el mayor receptor de la región con 62.495 millones de dólares, seguido por Chile con 22.002 millones de dólares. La IED recibida por Centroamérica disminuyó un 2% y el Caribe decreció un 5%.

Las salidas de IED también disminuyeron en 2014, hasta los 29.162 millones de dólares.

Para revertir la caída, Cepal recomendó a los países de la región "atraer aquella IED que contribuya a la diversificación productiva, en vez de recuperar los montos de inversión extranjera directa alcanzados en la última década".

Alicia Bárcena, secretaria general de Cepal, explicó que "esto significa articular la IED con políticas industriales y estrategias nacionales de desarrollo basadas en la igualdad y la sostenibilidad ambiental”.

Para 2015, Cepal pronostica una nueva baja en la inversión extranjera en América Latina.

En Venezuela

Durante el año 2014 la inversión extranjera directa disminuyó considerablemente. Las entradas decrecieron un 88%, de 2.680 millones a 320 millones de dólares.

En años anteriores las inversiones se habían incrementado debido a las restricciones de salida de divisas que obligaba a las empresas a buscar oportunidades de inversión por las dificultades para repatriar sus utilidades, las empresas encontraron en el mercado inmobiliario una forma de reinversión.

Según el informe, debido a la contracción económica las empresas trasnacionales han visto caer sus utilidades y por ello han reducido la reinversión de sus beneficios.

La industria petrolera sigue requiriendo un gran volumen de inversiones y la compañía de propiedad estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (PDVSA) trabaja con sus socios extranjeros dirigiendo instalaciones de producción.

En la industria del automóvil, la producción cayó aproximadamente un 75% entre 2013 y 2014, debido a la falta de acceso a divisas y la limitada disponibilidad de piezas.