Jueves 21 de Septiembre de 2017

Gobierno de Maduro afronta tropiezos para que China recompre bonos de deuda soberana y de PDVSA

Leonardo Vera: "No hay ciertamente ninguna garantía que estos esfuerzos que el gobierno de Maduro viene haciendo en el marco de las relaciones con China se traduzcan en recursos frescos"

El gobierno venezolano, encabezado por el vicepresidente de Finanzas de Petróleos de Venezuela, Simon Zerpa, gestiona con las autoridades chinas la creación de un fondo binacional que compre a descuento los bonos emitidos por ese país y por la empresa estatal, pero a criterio del economista Leonardo Vera, en un reporte para la firma Carpe Diem, adviete que esta negociación tropieza con problemas para su concreción.

“En primer lugar, Zerpa, el más prominente funcionario venezolano involucrado hoy en estas negociaciones técnicas con China, ha sido incluido en la lista de sancionados por la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por lo que incluso los bancos chinos podrían abstenerse de firmar o entrar en cualquier acuerdo con él, por temor a algún daño colateral”, indica Vera en su reporte como de la firma de consultoría Carpe Diem. “En segundo término, una operación de canje que no cuente con la aprobación de la Asamblea Nacional, involucraría un riesgo de no reconocimiento legal que daña severamente las perspectivas de cualquier nuevo papel”, añade el economista.

Indica que las otras opciones que negocia el Gobierno de Maduro también exigen la aprobación del parlamento como el incremento de participación accionaria de CNPC (Corporación Nacional de Petróleo de China) en cualquier de las empresas mixtas en las que participa en sociedad con PDVSA, principalmente con Sinovensa y Petrolera Sinovenezolana.

“Al igual que con la rusa Rosneft se intenta promover la venta de participación en el sector petrolero de la CNPC, muy a pesar de los señalamientos de ilegalidad de estas operaciones hechos por la Asamblea Nacional”, indica el reporte de Vera.

Una tercera opción de recursos provendría –según indica este reporte- de la negociación sobre el arrendamiento que tiene PDVSA con el Gobierno de Curazao en la refinería de Willemstad.

“No hay ciertamente ninguna garantía que estos esfuerzos que el gobierno de Maduro viene haciendo en el marco de las relaciones con China se traduzcan en recursos frescos”, sostiene Vera.