Viernes 23 de Junio de 2017

ENTREVISTA - Seguridad jurídica aumenta el atractivo de Colombia

Alberto Cisneros Lavaller, presidente y CEO de Global Business Consultants Foto: Dabeth Gamalier Garavito

Colombia anuncia esta semana los resultados de la Ronda 2014 para la licitación de 97 bloques de hidrocarburos convencionales y no convencionales, un proceso que traerá oportunidades de negocios para los ganadores y también para empresas contratistas, según el presidente y CEO de Global Business Consultants, Alberto Cisneros Lavaller.

“Va a existir la posibilidad de que aquellos que hayan triunfado tengan la necesidad de recibir apoyo de las empresas contratistas de servicio y de otras empresas que puedan asociarse concretamente a ellas para desarrollar de manera participativa el desarrollo petrolero de ese país”, indicó el experto al comparar las oportunidades de inversión que se abren en el continente en los próximos meses.

Cisneros también destacó que la seguridad jurídica en Colombia funciona como atractivo para la inversión extranjera, que contribuirá a resolver el problema de la escasez de reservas en el país, que actualmente alcanzan para unos 7 años.

“Casi no hay la posibilidad que se descubra lo que se denomina un gigante petrolero, es decir, un reservorio muy significativo. Lo que si puede acontecer es que haya varios descubrimientos relativamente pequeños que una vez sumados puedan llegar a configurar una reversión de la tendencia”, indicó.

Sus proyecciones incluyen que Colombia duplique sus reservas en los próximos 5 a 7 años.

Además considera que el resto del continente también ofrece oportunidades. Argentina por los desarrollos de petróleo y gas no convencional, México con la reforma energética (cuyo impacto espera para 2015 o 2016) y los desarrollos de gas natural en Perú.

Por su parte, en el caso de Venezuela, el desarrollo de la Faja Petrolífera del Orinoco necesita mayor apertura.

“Hay un gran porvenir en la Faja pero ese gran porvenir tiene que estar aunado a una apertura más irrestricta, una apertura donde predominen los fundamentos económicos del negocio y que realmente sean los más aptos”, indicó.

En ese sentido también resaltó que deben entrar empresas sin importar su tamaño o lugar de procedencia, “que realmente tengan el compromiso y se libere la piedra de tranca desde el punto de vista de la operación y desde el punto de vista de lograr el financiamiento. Si conseguimos eso, el futuro venezolano petrolero puede empezar a revertirse desde el punto de vista de la producción”, opinó.

Autor. Félix Saturno / Petroguía