Domingo 22 de Abril de 2018

Detalles de la demanda de ExxonMobil contra Venezuela

ExxonMobil demandó a Venezuela  ante el tribunal de arbitraje del Banco Mundial y ante la Cámara Internacional de Comercio (ICC, por sus siglas en inglés), por la nacionalización de los  proyectos de Cerro Negro y La Ceiba en 2007.

La empresa, que pedía 12.000 millones de dólares como compensación, demandó a Venezuela ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) en septiembre de 2007, y tres meses después a Petróleos de Venezuela (PDVSA) ante la ICC.

Las demandas se originaron luego de que nueva legislación de mayo de 2007 obligó al Estado venezolano a tener el control de todos los proyectos petroleros con al menos 60 % de las acciones.

La mayoría de los socios aceptó reducir su participación en los proyectos, pero ExxonMobil y ConocoPhillips lo rechazaron. ExxonMobil tenía 42 % de las acciones del proyecto Cerro Negro y no aceptó la oferta de indemnización ascendía a 750 millones de dólares.

La transnacional exigía el pago de ganancias proyectadas.

Además objetó que el gobierno de presidente Hugo Chávez aumentó los impuestos a los proyectos petroleros, contrariando lo establecido inicialmente y recortes de producción acordados en la OPEP, que afectaron sus ganancias.

Para 2011, El CCI emitió un fallo que establecía que PDVSA debía pagar a ExxonMobil 907 millones de dólares. Sin embargo, el Informe de Gestión de PDVSA 2013 señala que solo le correspondió pagar 251 millones de dólares después de descontar endeudamientos.

-         Cerro Negro. 41 2/3 %. Se estableció en octubre de 1997 como un convenio de asociación con vigencia de 35 años a partir del 30 de junio de 2007.

El proyecto consistía en la explotación de crudo extrapesado, la construcción y la operación de un mejorador en el Complejo Industrial José localizado en la costa venezolana, con capacidad para procesar alrededor de 120.000 barriles diarios de petróleo (para llevarlo a 16,5° API) y que sería enviado a la refinería de Chalmette en Nueva Orleans, Estados Unidos.

La instalación es propiedad a partes iguales de ExxonMobil y PDVSA.

Al momento de la expropiación BP, y anteriomente Veba Oel, tenía 16,67 % y PDVSA el otro  41 2/3  %.

Cerro Negro poseía en 2006 una producción estimada en 101.000 b/d y unas reservas probadas de 3.244 millones de barriles, según la Información Financiera y Operacional de PDVSA al 31 de diciembre de 2006

En febrero de 2008, pasó a ser Petromonagas, una empresa constituida por PDVSA (83.33 %) y British Petroleum (16.67 %), señalado en la Gaceta Oficial Nº 38.801, del 1 de noviembre de 2007.

BP vendió sus acciones a TNK en 2010, como parte de un plan de desinversión de hasta 30.000 millones de dólares para finales de 2011 para “cumplir con sus obligaciones financieras” derivadas del derrame de petróleo en el Golfo de México.

Pero TNK vendió su participación a Rosneft en marzo de 2012, y en enero de 2013 la empresa rusa adquirió la participación en Petromonagas (16,7 %). Ninguna de las adquisiciones ha sido oficializada e incluida en los Informes de Gestión de PDVSA.

Según La Memoria y Cuenta del Ministerio de Petróleo indica que Petromonagas  produjo 142.000 b/d en 2013 (sin incluir LNG ni condensados) y es la segunda con mayor producción de las empresas mixtas que operan en la Faja.

-       La Ceiba. 32,5 %. Se estableció en julio de 1996 como una asociación de  exploración a riesgo para la explotación de crudo liviano en un área adyacente al lago de Maracaibo.

Al momento de la expropiación Petro-Canada tenía otro 32,5 % del proyecto y Venezuela 35%.

La Ceiba tenía desde 2005 un plan de desarrollo que dispondría de una inversión de 1.347 millones de dólares para producir hasta 50.000 b/d de petróleo.

En agosto de 2007, CVP pagó a Petro-Canada 75 millones de dólares para compensar su particiación.

Según La Memoria y Cuenta del Ministerio de Petróleo 2013 La Ceiba tiene reservas probadas de 148 millones de barriles (MMB) de petróleo y 172,1 mil millones de pies cúbicos (MMMPC) de gas natural.

-         Refinería Chalmette. Ubicada al este de la ciudad de Nueva Orleans, es operada por ExxonMobil, que tiene el 50 % de los activos. El Estado venezolano es dueño de la otra mitad. Su capacidad nominal de refinación asciende a 184.000 b/d.