Lunes 18 de Diciembre de 2017

Acuerdo ALBA-TCP rechaza supuesta campaña de Chevron contra Ecuador

Los miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América (ALBA-TCP) emitieron el jueves una resolución en rechazo de una sanción arbitral contra Ecuador por no impedir una sanción por contaminación en la Amazonía contra la petrolera estadounidense Chevron que la obliga al pago de 19.000 millones de dólares.

"La agresión de Chevron contra el Ecuador tenemos que entenderla como la agresión a todos los países del ALBA y así Venezuela se declara: es la agresión también contra Venezuela", dijo el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, citado por la agencia de noticias EFE.

Chevron tiene negocios en más de 30 países del mundo, incluyendo Colombia, Argentina, Brasil, Trinidad y Tobago y Venezuela.

En Venezuela tiene negocios de exploración y producción y produce un promedio de 259.000 barriles de diarios de crudo y 119 millones de pies cúbicos de gas natural.

Tiene participación en el campo Boscán en el occidente del país y en la operadora Petroboscán (39,2 por ciento). Además posee 25,2 por ciento de Petroindependiente, que opera en el lago de Maracaibo; y 30 por ciento en Petropiar de la Faja Petrolífera del Orinoco; y participa en dos bloques de gas en la Plataforma Deltana, entre otros.

“Rechazamos las maniobras que realiza la empresa Chevron con el propósito de afectar la imagen internacional y perjudicar los intereses económicos y comerciales del Ecuador, mediante una campaña de desinformación la cual declaramos inadmisible desde el punto de vista político, jurídico y moral”, indicó la resolución emanado de una reunión de cancilleres el jueves en Caracas.

“Aunamos esfuerzos a fin de lograr que la comunidad internacional establezca las normas y principios que regulen las actividades de las empresas transnacionales de manera que las mismas sean un factor de desarrollo de los pueblos y no de explotación e incesante depredación de sus recursos naturales y de destrucción ambiental”, agregó.

La resolución citó derechos soberanos de los Estados a disponer de sus recursos naturales y la aplicación por parte del tribunal de arbitraje de Naciones Unidas de un tratado de protección de inversiones firmado en 1997 a problemas suscitados entre 1973 y 1993.

Según la ALBA, Chevron se valió de sus “poder económico e influencia política” para lograr el laudo a su favor.

Por este caso, Argentina mantiene un embargo contra los activos e ingresos de Chevron por hasta 19.000 millones de dólares.

Fuente: Petroguía