Martes 30 de Septiembre de 2014

PDVSA invierte en Desarrollo Social

Más de 80 mil millones de dólares

Solamente en el año 2010, PDVSA invirtió 20 mil 549 millones de dólares en el área de Desarrollo Social  a través de obras y servicios en infraestructura, vialidad, actividades agrícolas, producción, salud, educación y otros rubros. Gran parte de este monto –19 mil 215 millones de dólares– se destinó a las Misiones y otros programas sociales, mientras que 1.334 millones se colocaron en el Fondo de Desarrollo Nacional (FONDEN) para obras y proyectos de infraestructura. Así lo informa Rafael Ramírez, ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo y presidente de PDVSA, en el Balance de la Gestión Social y Ambiental 2010.

Toda esta inversión forma parte del Plan Siembra Petrolera que establece los lineamientos estratégicos y directrices para el desarrollo petrolero y gasífero nacional. Dentro de esta visión y según el documento mencionado, “el Desarrollo Social está orientado a coadyuvar con los entes y organismos nacionales, regionales y locales en la construcción del Socialismo Bolivariano, enmarcado en la consolidación de una nueva estructura social justa e incluyente…”.

Este fuerte componente ideológico se aprecia en los aportes de PDVSA para el desarrollo social del país, que abarcan, a grandes rasgos, apoyo a las Misiones, Programas Sociales y Planes de Inversión Social.  Según el Balance de la Gestión Social y Ambiental 2010, “muchos de estos aportes se realizan a través de fideicomisos con instituciones financieras gubernamentales, con el aporte proveniente del fondo de Empresas de Propiedad Social (EPS), el Fondo Especial para el Poder Popular (FOPO), el Fondo Independencia 200, el Fondo Siembra, el Fondo Social Che, el Fondo Petrobonos, Fondo Simón Bolívar de reconstrucción Integral; además de las contribuciones al Fondo de Desarrollo Nacional (FONDEN) y al Fondo para el Desarrollo Económico y Social del País (FONDESPA)”.

Además, desde el año 2006, PDVSA y todas sus filiales destinan 10% del monto de sus inversiones en obras y proyectos petroleros al área de Desarrollo Social en los renglones de  educación, vialidad, salud, infraestructura de servicios y economía social, como una manera de contribuir a la transformación social de las comunidades situadas en las áreas de influencia de la petrolera.

Rozando los 3 millones de barriles diarios

Para el año pasado, la producción promedio de petróleo de PDVSA se situó en dos millones 975 mil barriles diarios, mientras que en materia de Gas Natural, se totalizaron 6 mil 961 millones de pies cúbicos por día. En cuanto al área de refinación, se procesaron un millón 13 mil barriles diarios de petróleo. De acuerdo a las cifras oficiales de la compañía, “el total de las exportaciones de petróleo y productos de Venezuela para el año 2010 ascendió a 2 millones 415 mil barriles diarios, de los cuales 1 millón 911 mil barriles diarios corresponden a petróleo, y 504 mil barriles diarios a productos refinados”. Estos resultados, luego de las deducciones correspondientes al Impuesto sobre la Renta y otras operaciones, permitieron una ganancia integral consolidada por el orden de los 3.202 millones de dólares.

Durante el mismo período, Venezuela se ubicó como el primer país del mundo con las mayores reservas probadas de petróleo, con 296 mil 501 millones de barriles de petróleo de reservas probadas, mientras que PDVSA se posiciona como la cuarta empresa petrolera más grande del mundo.

Apoyo millonario a las misiones

En las diferentes Misiones Sociales, una de las banderas de la actual PDVSA, se invirtieron el pasado año 5 mil 63 millones de dólares. La Misión Ribas, programa educativo dirigido a quienes no han podido culminar sus estudios de bachillerato, recibió una asignación de 2.426 millones de dólares.  El Balance de la Gestión Social y Ambiental 2010 de PDVSA informa también sobre la creación de la Misión Ribas Integral y los Programas Ribas Técnica y Ribas Productiva, “a fin de apoyar a los vencedores y vencedoras para que se inicien en una actividad productiva que les permita mejorar su calidad de vida y los integre en un trabajo organizado en pro de las comunidades”.

Como parte de la Misión Alimentación, orientada al mercadeo y comercialización de productos alimenticios  y de primera necesidad para abastecer a la población de escasos recursos, en 2010 se ejecutó una expansión con un Plan Global de Compras dirigido a 1.199 puntos de distribución, beneficiando a 911 mil personas en situación de pobreza extrema atendidas en Casas de Alimentación y 645 mil incluidas en el Programa Suplemento Nutricional.

Por otra parte, los programas de salud de la Misión Barrio Adentro I, II, III y IV tuvieron una inversión de 650 millones de dólares. Estos programas comprenden atención primaria, recuperación de centros ambulatorios, construcción de clínicas populares y centros de diagnóstico integral, adecuación de infraestructura y equipamiento tecnológico de los hospitales públicos, así como la edificación de nuevos hospitales altamente especializados.

En la Misión Sucre se invirtieron 156 millones de dólares en 2010 con el propósito de garantizar el acceso a la educación universitaria a estudiantes sin cupo y proporcionar la infraestructura adecuada para las instituciones educativas del programa. 

Los aportes a la Misión Vivienda ascendieron el pasado año a mil 251 millones de dólares, dedicados a la dotación de tierras, servicios básicos, construcción de viviendas y urbanismo, además de servicios sociales para la población. Mención aparte merece la creación del Plan Especial y de Emergencia de Viviendas Caracas 2011-2012, por medio del cual se planean construir 12.775 nuevas viviendas para las personas que viven actualmente en zonas consideradas de alto riesgo.

Dos mil 115 millones de dólares se destinaron en 2010 a la Misión Revolución Energética, la cual promueve el uso racional de la energía. Según el Balance de la Gestión Social y Ambiental de PDVSA, en 2010 “…se otorgaron recursos financieros para la ejecución de proyectos que permitirán incrementar la capacidad de generación térmica en el Sistema Eléctrico Nacional, contribuyendo a disminuir la extrema dependencia del sistema de generación hidroeléctrica, mejorar la capacidad de transmisión y distribución y dar cumplimiento al programa de Sustitución de Bombillos”. Adicionalmente, el Plan de Emergencia Eléctrica de PDVSA se orienta a la instalación de 3150 MW de generación eléctrica y recibió en año pasado una inversión de 3 mil 445 millones de dólares.

Otro proyecto importante, como el de Autogas, con una inversión de 201 millones de dólares, tiene como objetivo impulsar el mercado interno del gas natural vehicular y el gas licuado de petróleo, como combustibles alternos.

PDVSA también aporta regularmente recursos a otras misiones: Misión Milagro, Misión Música, Misión Identidad, Misión Ciencia, Misión Robinson, Misión Árbol, Misión Guaicaipuro y a los Núcleos de Desarrollo Endógeno.

En cuanto a aportes a las comunidades, PDVSA registra importantes contribuciones a diversas obras y eventos, como la Feria Internacional de Turismo (FITVEN); el Proyecto Buque Leander, en el Parque Generalísimo Francisco de Miranda, en Caracas; la Planta de Lácteos Machiques; el Parque Ecoturístico Río Apure; la Adquisición de Refractarios Orinoco; atención médica y dotación de materiales y equipos en el sector salud, así como apoyo institucional a diferentes iniciativas de desarrollo.

A través de PDVSA La Estancia, brazo social y cultural de la compañía, se realizan diversas actividades enmarcadas dentro de los ejes de Acción Social y de Acción Patrimonial. Dentro del primero se ejecutan importantes programas sociales en las áreas de desarrollo comunitario, deportivo, de salud y de apoyo a iniciativas de organizaciones sociales. Como parte del eje de Acción Patrimonial, se llevan a cabo proyectos orientados hacia la preservación, recuperación y restauración de bienes patrimoniales, como el de Rehabilitación Integral del Bulevar de Sabana Grande,  el Proyecto Integral de la Casa Patrimonial “Primavera” y la Hacienda La Floresta, la Recuperación del Gazebo de El Calvario, el proyecto Paleontológico “El Breal de Orocual”, el Apoyo a las Comunidades Ye Kuana y Sanema, en la Cuenca del Río Caura, el Centro Lúdico y Ambiental La Alquitrana, entre otros.

Una extensa cartera de programas de Desarrollo Social son financiados a través de la inversión directa de PDVSA y sus filiales, correspondiente al 10% del monto estimado para la ejecución de proyectos de inversión. Las líneas programáticas que se benefician de estos aportes son: planes y proyectos en las áreas de Educación, Salud, Infraestructura de Servicios, y Economía Socialista, con la participación de diversas organizaciones del Poder Popular.

Inversiones mediante la LOCTI

Siguiendo los lineamientos expresados en la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, la cual establece la obligatoriedad de las empresas dedicadas a la explotación de hidrocarburos de promover y estimular la investigación científica, la apropiación social del conocimiento y la transferencia e innovación tecnológica, PDVSA realiza un cuantioso aporte, que en 2010 se materializó en 2 mil 57 millones de dólares. La mayor parte de esta contribución se dedicó a inversión en proyectos de investigación, utilización de nuevas tecnologías para incrementar la calidad productiva de las empresas, sustitución de materias primas, así como al financiamiento de becas de estudio a nivel técnico, de mejoramiento, capacitación, actualización y postgrado para el personal que labora en la empresa o en otras empresas nacionales.

Nuevas filiales

En los últimos años, se han creado nuevas empresas filiales que orientan sus actividades hacia el desarrollo económico y social del país, ofreciendo participación a pequeños productores, como es el caso de PDVSA Agrícola; o incorporando al Poder Comunal en la cadena de producción de gas, en el caso de PDVSA Gas Comunal. Otra nueva filial, PDVSA Desarrollos Urbanos, S.A. adelanta esfuerzos para el desarrollo de proyectos siguiendo los lineamientos de la Misión Vivienda en diferentes regiones del país. Para ello se vale de alianzas con otros organismos  y empresas del Estado. Vale la pena destacar que, según el Balance de la Gestión Social y Ambiental 2010, en las actividades de esta filial participan Brigadas Socialistas de Construcción, “conjuntamente con la Fundación Misión Ribas, con miras a abordar la construcción de viviendas de interés social, atendiendo integralmente a los Brigadistas en las áreas de formación técnica y en el ámbito social (salud, educación, alimentación)”.

Por su parte, PDVSA Asfalto, S.A., creada en 2010, está orientada a construir infraestructura pública vial y a tal fin ejecuta obras que en ese año totalizaron MBs. 375.318,49, con 194 obras completadas y 240 en desarrollo.

Citgo con los pobres de USA

En los Estados Unidos, a través de Citgo, PDVSA contribuye a mejorar la calidad de vida de más de 630 mil personas de escasos recursos, invirtiendo para ello 93 millones 960 mil 604 dólares.  El aporte de Citgo cubre diversos programas de ayuda humanitaria en salud, educación, deporte, cultura, conservación ambiental y desarrollo cívico-ciudadano. La mayor inversión –más de 57 millones de dólares para el año pasado- la constituye el Programa de Combustible para Calefacción Venezuela-Citgo, el cual ofrece combustible para calefacción con descuento a familias pobres en 25 estados y el Distrito de Columbia. De acuerdo al Balance de la empresa, el programa cubre “más de 156 mil hogares. Los beneficiarios incluyen a los miembros de aproximadamente  252 tribus indígenas estadounidenses y residentes de 234 refugios para indigentes”.

Fondo de Desarrollo Nacional

Adicionalmente a los proyectos y programas propios, PDVSA realiza una importante contribución al Fondo de Desarrollo Nacional (FONDEN), que en 2010 fue de 1.334 millones de dólares. El FONDEN promueve proyectos sociales de inversión real productiva, educación, salud, atención a situaciones especiales y mejoramiento del perfil y saldo de la deuda pública externa.