Jueves 28 de Agosto de 2014

Faja Petrolífera del Orinoco

La Faja Petrolífera del Orinoco, FPO, considerada la acumulación más grande de petróleo pesado y extrapesado que existe en el mundo, fue descubierta en 1938.

Se divide en cuatro grandes campos, cuyos nombres son Boyacá, Junín, Ayacucho y Carabobo, y comprende parte de los estados Guárico, Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro. Está dividida en 29 bloques de aproximadamente 500 kilómetros cuadrados (km2) cada uno. Su extensión es de 55 mil 314 km2 y su área de explotación actual es de 11 mil 593 km2.

Su exploración comenzó con el primer pozo, Canoa-1, en 1935, hasta que se llegó al pozo descubridor, el Suata-1, en 1938. Pero su explotación se inició en 1961, con los campos Morichal y Jobo.

En 1974, el entonces Ministerio de Minas e Hidrocarburos, MMH, que se había ocupado de la fiscalización de las actividades en la Faja, creó la Dirección Faja Petrolífera del Orinoco, para que se encargara de la misma. Posteriormente, en 1976, pasó a manos de la recién estructurada Dirección de Estudios de Hidrocarburos no Convencionales y en 1977, luego de la nacionalización de la industria petrolera en Venezuela, la administración de la Faja del Orinoco fue transferida a Petróleos de Venezuela, PDVSA.

Entre los años 78 y 83 se aceleró la campaña exploratoria y se dividió toda el área de la Faja en sectores. Al principio fueron seis: Machete, San Diego, Hamaca, Zuata, Pao y Cerro Negro; y la responsabilidad de explorarlas y explotarlas fue entregada a las filiales de PDVSA de ese entonces: Meneven, Maraven, Corpoven y Lagoven.

En 1993 comenzó el proceso de apertura petrolera que tenía entre sus objetivos desarrollar la FPO, a través de asociaciones estratégicas y del negocio del combustible Orimulsión®. Las asociaciones estratégicas fueron sociedades creadas con empresas privadas para las actividades de explotación de hidrocarburos.

Se ampliaba así la explotación en la Faja que dio origen a los proyectos Petrozuata, Operadora Cerro Negro, Sincor y Hamaca o Ameriven. Las áreas de la faja fueron reagrupadas en: Boyacá (Machete), Junin (Zuata y San Diego), Ayacucho (Hamaca y Pao) y Carabobo (Cerro Negro).

Los proyectos abarcaban la extracción de crudo extrapesado, su transporte hasta las plantas de mejoramiento en Jose, donde eran transformados en un crudo sintético, el cual a su vez era procesado en refinerías o comercializado en el mercado internacional.

La pionera de las asociaciones fue Petrozuata, aprobada por el Congreso venezolano en 1993 y donde la empresa estadounidense Conoco participaba con 50.1 por ciento y PDVSA Petróleo y Gas con 49.9 por ciento.

Luego fue Cerro Negro, en la cual participaban la estadounidense Mobil con 41.67 por ciento, la alemana Veba Oel con 16.67 por ciento y PDVSA Petróleo y Gas con 41.6 por ciento.

Le siguió Sincor, constituida por la francesa Total con 47 por ciento, la noruega Statoil con 15 por ciento y PDVSA con 38 por ciento.

Por último se constituyó Hamaca, otra asociación estratégica conformada por las norteamericanas Arco (que se retiró en 1999) con 30 por ciento, Phillips con 20 por ciento y Texaco con 20 por ciento; además de PDVSA con 30 por ciento.

Orimulsión®

En la búsqueda del aprovechamiento de los recursos de la FPO, surgió la necesidad de desarrollar una tecnología que facilitara su transporte hacia una planta mejoradora ubicada a más de 100 kilómetros de distancia.

Luego de años de investigación, el equipo de tecnólogos del Intevep, Corpoveny Lagovense percató de que además de representar una posible solución al problema del transporte, la mezcla obtenida podía servir de combustible para una central eléctrica. Se realizó entonces una nueva mezcla y se le dio el nombre de Orimulsión®.

La Orimulsión® es un combustible a base de 70 por ciento de bitumen natural y 30 por ciento de agua, estabilizado con surfactantes. Obtuvo un gran impulso de PDVSA para su comercialización, como sustituto del carbón para generación eléctrica, y para su comercialización y suministro se creó la nueva filial Bitúmenes del Orinoco, Bitor. A través del terminal Punta Cuchillo, en el oriente del país, se exportaba el producto hacia Gran Bretaña, Japón, Estados Unidos y Canadá.

En el año 2001, se firmó un acuerdo con las empresas chinas China National Oil Development Corporation (CNODC) y Petrochina Fuel Oil, y se constituyó la Asociación Orifuel Sinovensa para la construcción del segundo módulo de Orimulsión®.

Entre los años 2002 y 2005 se desarrolló un proyecto para una nueva planta de Orimulsión® en Jose, cuya producción fue breve, ya que luego fue convertida en una planta para la producción de crudo diluido con crudo sintético de otro de los mejoradores.

En diciembre de 2003, el antiguo Ministerio de Energía y Minas determinó que las reservas existentes en el área asignada a Bitor eran de crudos extrapesados y las reclasificó de esa manera. En la reforma a la Ley Orgánica de Hidrocarburos se eliminó toda referencia a los bitúmenes.

También se estableció que el mejoramiento de los crudos extrapesados y las mezclas de los crudos extrapesados con crudos más livianos resultan en una mayor valorización del recurso natural que la transformación del mismo en Orimulsión®. Por esta razón, Bitor cerró su planta de Orimulsión® en Morichal y la Asociación Sinovensa dejó de producirla.

Empresas mixtas

A partir de 2007, el Gobierno de Venezuela inicia la revisión y ajuste de los negocios establecidos durante el proceso de Apertura Petrolera, tales como las Asociaciones Estratégicas, los Convenios Operativos, Exploración a Riesgo y Ganancias Compartidas.

Comienza un proceso denominado Internalización de los Hidrocarburos, que consistió en eliminar las asociaciones estratégicas y todos los negocios producto de la Apertura Petrolera, para conformar Empresas Mixtas con mayoría accionaria (60 por ciento) de PDVSA.

Las Empresas Mixtastienen como objetivo el desarrollo de actividades primarias de exploración en busca de yacimientos de hidrocarburos, su extracción en estado natural, recolección, transporte y almacenamiento inicial, así como la prestación de servicios de ingeniería, construcción, reconstrucción y reparación para proyectos Costa Afuera.

De las anteriores Asociaciones Estratégicas de la FPO se han conformado Empresas Mixtas que, unidas a las nuevas, suman hasta la fecha 11 empresas que producen actualmente un millón 210 mil barriles diarios de petróleo. Éstas son:

1. Petropiar (70% PDVSA, 30% Chevron)

2. Petrocedeño (60% PDVSA, 30,3% Total, 9,7% Statoil)

3. Petromonagas (83,33% PDVSA, 16,67% TNK-BP)

4. Petrolera Sinovensa (60% PDVSA, 40% CNPC Venezuela)

5. Petromacareo (60% PDVSA, 40% Petrovietnam)

6. Petromiranda (60% PDVSA, 40% Consorcio Petrolero Ruso)

7. Petroindependencia (60% PDVSA, 34% Chevron, 5% Inpex-Mitsubishi-Jogmec, 1% Suelopetrol)

8. Petrocarabobo (60% PDVSA, 11% Repsol, 11% Petronas, 11% ONGC; 3,5% Oil India Limited; 3,5% Indian Oil Corporation Limited)

9. Petrourica (60% PDVA, 40 %CNC)

10. Petrojunin (60% PDVSA, 40% ENI)

11. Petrobicentenario (60 % PDVSA, 40% ENI).

Aún restan muchos bloques por desarrollar en la FPO y para ello el Ministerio de Energía y Petróleo tiene previsto hacerlo tanto con esfuerzo propio, de PDVSA, así como con la conformación de Empresas Mixtas con compañías extranjeras, siempre con mayoría accionaria de PDVSA.

Por el momento, la empresa estatal lleva a cabo el Proyecto Magna Reserva cuyo objetivo es cuantificar y certificar las reservas de la Faja Petrolífera del Orinoco, basado en la revisión integral de toda el área de la Faja y de la aplicación de tecnologías de punta que mejoren el factor de recobro.

El propósito, de acuerdo al lineamiento establecido por PDVSA es “convertir a la Faja en un eje impulsor del desarrollo económico, social, industrial, tecnológico y sustentable del país, mediante la valorización y desarrollo óptimo de sus recursos de hidrocarburos, dentro del marco legal vigente y el plan de desarrollo de la nación”.