Martes 28 de Junio de 2016

ENTREVISTA- Primer Centro Tecnológico de Turbinas de Venezuela estará listo en 2014

Edgar Romero, uno de los directores de la empresa venezolana Derwick Associates (Foto: Carlos Hernández)

El primer Centro Tecnológico de Turbinas (CTT) de Venezuela costará 40 millones de dólares y estará listo en su totalidad en 2014, aunque la primera fase comenzará a operar a finales de este año, dijo a Petroguía Edgar Romero, uno de los directores de Derwick Associates, compañía que adelanta el proyecto.

“En Venezuela no hay suplidores de consumibles y de repuestos para termoeléctricas”,  señaló Romero. “Hacer una compra dentro de una planta es un proceso muy complejo y tardío (…), en el CTT nosotros vamos a tener un stock de consumibles que se puedan comprar en bolívares y que tengan acceso inmediato”, detalló.

Venezuela tiene un déficit eléctrico que ha obligado al Estado a decretar dos emergencias del Sistema y Servicio Eléctrico Nacional en menos de 5 años, la más reciente desde el pasado abril. En consecuencia la nación se ha visto en la necesidad de aumentar su dependencia de los hidrocarburos líquidos para generar potencia.

Derwick desarrolló el proyecto para responder a las necesidades de la naciente industria termoeléctrica de Venezuela, un país que dependió por décadas casi exclusivamente de la hidroelectricidad, y de agilizar la adquisición de repuestos.

El CTT estará conformado por un área de más de 10.000 metros cuadrados de galpón y 2.600 metros cuadrados de oficinas, contará con “la más avanzada tecnología existente a nivel mundial” y prestará servicios de reparación y mantenimiento de unidades termoeléctricas (industriales, aeroderivadas y a vapor) y componentes asociados, detalló la empresa en un informe publicado en junio.

La primera fase que comprende la construcción del CTT, ubicado en Guácara, Estado Carabobo,  tiene 70 por ciento de avance, y está previsto que se culmine en noviembre de 2013. La compañía estima estar prestando servicio completo en 2014.

El personal para reparar las turbinas industriales, aeroderivadas y a vapor provendrá de las universidades venezolanas. Derwick está conversando con algunas casas de estudios del país para preparar jóvenes en esas áreas, señaló el directivo.

Puesto que desde hace algunos años las universidades públicas nacionales carecen de presupuesto para garantizar a los estudiantes formación especializada en ciertas áreas, Derwick planea ofrecer a manera de convenio, el adiestramiento en el manejo, operación y mantenimiento de plantas termoeléctricas.

“Estamos en conversaciones con la Universidad Simón Bolívar para intentar desarrollar un curso técnico de operadores de planta, que sea avalado, bien sea por la Corporación Eléctrica (Corpoelec) o por algún gremio venezolano”, explicó Romero.

Prosperidad en tiempos de crisis

Derwick Associates es una empresa venezolana creada en 2009.

Brinda servicios que van desde el suministro de equipos para plantas de energía eléctrica hasta la instalación de las plantas.

Actualmente está participando en aproximadamente ocho licitaciones, convocadas por la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que están relacionadas con el plan de autosuficiencia de refinerías y otros centros de operaciones de la petrolera, “estamos hablando de proyectos que se deberían estar otorgando de la inmediatez en los próximos cuatro años”, detalló Romero.

De la misma manera, están participando en alrededor de 10 licitaciones de  Corpoelec, casi todas relacionadas con proyectos del plan gubernamental para equilibrar el consumo y la demanada de electricidad.

En cuatro años, Derwick ha ejecutado 10 proyectos termoeléctricos para la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Corpoelec y PDVSA, de los cuales sólo dos no han sido culminados aún, pero está previsto que estén listos a finales de 2013.

“La totalidad de las plantas que nosotros hemos ejecutado generan alrededor de 1.400 Mw”, dijo el empresario.

La primera fase del CTT, ubicado en Guácara, Estado Carabobo,  tiene 70 por ciento de avance (Fotos: Cortesía Derwick)

El CTT estará conformado por un área de más de 10.000 metros cuadrados de galpón y 2.600 metros cuadrados de oficinas (Foto: Cortesía)

Autor. Alejandra Rodríguez, Petroguía